Apple TV VS Chromecast con Google TV: ¿cuál es el mejor centro multimedia para el televisor?
General

Apple TV VS Chromecast con Google TV: ¿cuál es el mejor centro multimedia para el televisor?

De todos los dispositivos de Apple, el centro multimedia Apple TV es uno de los que menos llama la atención de los usuarios. Desde que la gran mayoría de televisores cuentan con sistema operativo, aplicaciones y conexión a Internet, para muchos, ha perdido su razón de ser. Pero nada más lejos de la realidad.

Solo hace falta echar un vistazo al mercado para ver que los fabricantes apuestan por este tipo de dispositivos. los Mi Box y Mi Stick de Xiaomi son dos de las opciones más vendidas, por no hablar de los Fire TV Stick de Amazon o su relativamente reciente Fire TV Cube, que arrasan en ventas en cuanto bajan de precio.

Aparte de estos, y de las muchas propuestas de origen asiático, hay otra compañía que volvió a sumarse a la fiesta después de muchos años: Google. En 2014, el gigante de Internet lanzó el Nexus Player, un centro multimedia fabricado por ASUS con sistema operativo Android TV. Sin embargo, sus especificaciones se han quedado cortas para los tiempos que corren (sobre todo ese único GB de memoria RAM).

Los de Mountain View, a finales de 2020, desvelaron su nuevo Chromecast con Google TV. A diferencia de los anteriores dispositivos con el mismo nombre, este no depende del smartphone, tableta u ordenador para la reproducción de contenido, sino que tiene un mando a distancia y el sistema operativo Android TV con la capa de personalización Google TV.

El gran atractivo de este producto frente al Apple TV o el Nvidia Shield TV es su precio. Por 69,99 euros se puede obtener un centro multimedia de tamaño reducido en formato stick que queda escondido detrás del televisor, puede reproducir contenido en alta resolución 4K Dolby Vision y tiene un amplio catálogo de apps, entre ellas, Apple TV para ver Apple TV+.

Por lo que vale un Apple TV 4K se pueden comprar tres Chromecast con Google TV, lo que podría ser una mejor apuesta si se tienen varios televisiones en casa a los que se quiere sacar el máximo partido. Y aunque tienen la misma función, hay diferencias notables que pueden hacer que nos decantemos por uno u otro. En este artículo los compararemos a fondo para aclarar todas las dudas.

Características y especificaciones del Apple TV y Chromecast con Google TV

Batalla Los Simpson

ESPECIFICACIONES

APPLE TV 4K

CHROMECAST CON GOOGLE TV

DIMENSIONES Y PESO

9,8 cm de largo por 9,8 cm de ancho y 3,5 cm de alto; 425 gramos

12,2 cm de largo por 3,8 cm de ancho y 1,8 cm de alto; 63 gramos

PROCESADOR Y RAM

Apple A12 Bionic; 4 GB

Procesador de cuatro núcleos; 2 GB

ALMACENAMIENTO

32 GB y 64 GB

8 GB

IMAGEN

Vídeo SDR H.264/HEVC de hasta 2160p, 60 f/s, perfil principal/principal 10 (Main/Main 10 Profile)

HEVC Dolby Vision (perfil 5)/HDR10 (perfil principal 10) hasta 2160p, 60 f/s

H.264 en perfil básico (Baseline Profile) de nivel 3.0 o inferior con sonido AAC-LC de hasta 160 Kb/s por canal, 48 kHz y sonido estéreo en formatos de archivo .m4v, .mp4, y .mov

Vídeo MPEG-4 de hasta 2,5 Mb/s, 640 por 480 píxeles, 30 f/s, perfil simple (Simple Profile) con sonido AAC-LC de hasta 160 Kb/s, 48 kHz y sonido estéreo en formatos de archivo .m4v, .mp4 y .mov

4K Ultra HD, HDR10, HDR10+, Dolby Vision

AUDIO

HE‑AAC (V1), AAC (hasta 320 Kb/s), AAC protegido (del iTunes Store), MP3 (hasta 320 Kb/s), MP3 VBR, Apple Lossless, FLAC, AIFF y WAV, AC‑3 (Dolby Digital 5.1), E‑AC‑3 (sonido envolvente Dolby Digital Plus 7.1) y Dolby Atmos

Dolby Digital, Dolby Digital Plus y Dolby Atmos (modo de paso)

CONECTIVIDAD

HDMI 2.1, Wi-Fi 6, Gigabit Ethernet, Bluetooth 5.0

HDMI, Bluetooth, USB-C (alimentación)

MANDO

Tecnología Bluetooth 5.0 e infrarrojos, conector Lightning de carga, batería con duración de varios meses por carga, control del televisor por infrarrojos o CEC, Siri y botonera (navegación, subir/bajar volumen, silenciar, pausa/reproducción)

Tecnología Bluetooth e infrarrojos, micrófono con Google Assistant, acelerómetro y botonera (acceso directo a YouTube y Netflix, silenciar, apagar, inicio y navegación)

OTROS

AirPlay 2, centralita HomeKit

Chromecast integrado, compatibilidad con Stadia (en el futuro)

PRECIO

Desde 199 euros

69,99 euros

Diseño y control

Diseno Dispositivos

A pesar de tener la misma finalidad, el Apple TV 4K y el Chromecast con Google TV son muy diferentes en muchos aspectos, empezando por el diseño. El Chromecast con Google TV apuesta por el diseño en formato stick, por lo que al conectarlo directamente al puerto HDMI queda muy bien escondido detrás del televisor o monitor, y aunque tiene un adaptador de corriente para proporcionarle energía a través del enchufe, existe la posibilidad de adquirir un adaptador adicional para que se alimente a través de la conexión USB del televisor, quedando una configuración más limpia.

Por su parte, el Apple TV es más clásico en ese aspecto: una pequeña cajita negra que colocar sobre el mueble, debajo de la tele, o en la pared mediante un soporte si esta está anclada a ella. El cable HDMI no viene integrado en el dispositivo, sino que se adquiere por separado, por lo que el usuario debe comprar uno que sea totalmente compatible para la mejor experiencia posible (HDMI 2.1), de una determinada longitud y conectado sí o sí a un enchufe.

Ambos se pueden controlar por mando a distancia, app para dispositivos móviles o a través de asistentes de voz para ciertas tareas
Mandos

Ambas propuestas se controlan con un mando a distancia, pero tanto el Apple TV como el Chromecast con Google TV tienen una app para dispositivos móviles para poder manejarlos con un iPhone, iPad o smartphone/tableta Android (en el caso del Apple TV, solo para smartphones y tabletas de la casa). Además, se puede enviar contenido desde ellos por AirPlay 2 (Apple TV) o el Chromecast integrado (el de Google), lo que es especialmente útil para contenido más casero.

Aparte del mando a distancia y las apps para dispositivos móviles, hay que tener en cuenta el control por voz a través de asistentes, Siri en el caso del Apple TV y Google Assistant en el del Chromecast. En los mandos hay botones dedicados, pero si se cuenta con un altavoz HomePod o Google Home es posible pedirle que reproduzca contenido de servicios compatibles o que busque cierta información.

Sistema operativo

So

Otro de los puntos clave y que marca la diferencia es el sistema operativo. El Apple TV usa tvOS, un desarrollo, como viene siendo habitual, propietario de Apple. Por su parte, el Chromecast con Google TV usa Android TV. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, y está estrechamente relacionado con el resto de dispositivos del usuario.

tvOS es muy similar a iOS: una pantalla principal con los iconos de las aplicaciones ordenadas por filas, y una barra superior en la que se pueden fijar las más usadas. Las apps fijadas, si el desarrollador lo permite, muestran información y contenido sin tener que entrar a ellas. Por ejemplo, en Netflix aparece un listado de lo último que ha estado viendo el usuario con el objetivo de que retome la serie desde donde la dejó, o recomendaciones de lo que puede gustarle.

Android TV ha cambiado un poco en los últimos meses. La nueva interfaz Google TV se ha diseñado para mostrar al usuario recomendaciones en la parte superior y aglutinar el contenido de todas las plataformas disponibles para que el usuario no tenga que ir servicio por servicio para encontrar lo que está buscando.

En Android TV se pueden encontrar emuladores de plataformas clásicas o el popular Kodi, mientras que en tvOS hay que tirar de Xcode y el proceso es más engorroso

Las dos plataformas tienen sendos catálogos de aplicaciones para un entretenimiento prácticamente infinito. Sin embargo, es sello de la casa que en tvOS solo se puede acceder a lo que Apple permite que esté en la App Store. En Android TV se puede encontrar software como Kodi, un centro multimedia muy popular por ser altamente configurable, o emuladores de plataformas clásicas como SNES.

Es posible firmar mediante Xcode apps no permitidas por Apple, pero es un proceso más engorroso y, a pesar de no ser muy complicado, tampoco es algo en lo que deba meterse un usuario doméstico sin muchos conocimientos. Además, su validez es de unos pocos días, y cuando caduque hay que volver a repetir los pasos.

Frecuencia Automatica

Pero el Apple TV tiene una muy buena baza para que la balanza se incline hacia él: la función de coincidencia de la frecuencia de fotogramas. No es una característica exclusiva de este producto, pero sí que es el que mejor la tiene implementada. Aquí hay que entrar un poco más en el apartado técnico, pero el contenido de vídeo está grabado a una frecuencia de fotogramas determinada. Las producciones europeas suelen estar a 25/50p, mientras que las norteamericanas, que tanto peso tienen en nuestra cultura, lo están a 30/60p. Y el contenido para cines como las películas a 24 o 23,976 fotogramas por segundo.

Si se usa el software integrado en el televisor y las apps de Netflix, Prime Video y similares, es muy posible que se reproduzca correctamente, pero si es a través de dispositivos HDMI como el Apple TV o el Chromecast con Google TV la experiencia puede ser "un desastre". El efecto Judder es el resultado de que haya fotogramas que pasen más tiempo en pantalla que otros, lo que produce unos tirones bastante desagradables, y hay gente que es muy sensible a él y puede sufrir de dolores de cabeza.

El Apple TV, como hemos mencionado, implementa esta función "anti judder" y el contenido se reproduce bien. De hecho, en tvOS 14.5 se ha agregado soporte para el contenido a 24p, que era su asignatura pendiente y en ocasiones daba algún que otro problema de Judder. El Chromecast con Google TV no cuenta con esta característica, y se desconoce si se implementará en el futuro.

De todos modos, que no cunda el pánico. Conviene consultar el modelo de televisor que se tenga para comprobar si dispone de funciones para la reducción de este efecto, o si su panel es de 120 Hz. Que el panel sea de 120 Hz debería ser una de las próximas cosas a tener en cuenta cuando adquieras un nuevo televisor, y es porque reproduce a la perfección el contenido a 24p por ser múltiplo de 120, y es con el que más problemas se tiene.

Conectividad

Atv 4k 02

Se ha llegado a un punto en el que cuantos menos cables, mejor. Tanto el Apple TV 4K como el Chromecast con Google TV se pueden conectar a Internet de manera inalámbrica a través de Wi-Fi, y añadir periféricos haciendo uso de Bluetooth. No obstante, hay que matizar.

El Apple TV 4K más reciente es compatible con Wi-Fi 6. Esta nueva generación permite una red más rápida y preparada para muchos más dispositivos, cosa que es cada vez más habitual con las bombillas, enchufes y resto de accesorios conectados. El consumo energético, además, también es menor.

Pero aparte de Wi-Fi, el de los de la manzana mordida puede conectarse a Internet por cable a través de la toma LAN Gigabit Ethernet. Siempre que sea posible, es recomendable conectar los dispositivos por cable para no saturar el Wi-Fi y evitar interrupciones y cortes. Y si se tiene un servidor doméstico, como un NAS, con contenido en alta resolución, se va a reproducir más rápidamente que de manera inalámbrica.

El Chromecast con Google TV en este sentido es más minimalista, si cabe. No tiene conexión Ethernet de serie, pero se le puede añadir una si se le conecta un hub USB-C. Con este accesorio adicional también sería posible reproducir contenido desde fuentes externas como un disco duro o pendrive, cosa que es imposible en el Apple TV.

La importancia del ecosistema

Chromecast con Google TV
El Chromecast con Google TV queda escondido detrás del televisor al conectarlo al puerto HDMI

No es ningún secreto que el ecosistema de Apple es su principal ventaja frente al resto de fabricantes. Si bien Huawei, Samsung y Google están integrando la comunicación entre dispositivos poco a poco, no están al nivel de lo que tienen los de Cupertino actualmente. Teniendo un iPhone, iPad, Mac y usando HomeKit como sistema domótico, la apuesta segura es el centro multimedia Apple TV.

Es más improbable que un usuario fuera del ecosistema de Apple opte por un Apple TV frente al Chromecast o Fire TV

Esto no quiere decir que si un usuario no tiene dispositivos de Apple o solo tiene un iPhone o Mac no va a poder disfrutarlo, pero es menos probable que se decante por él frente a una alternativa de la competencia. A nivel de escalado de imagen y compatibilidad de servicios, el Apple TV es una de las mejores propuestas del mercado.

Sin embargo, la versatilidad del Chromecast con Google TV es un punto muy positivo. Tener una cuenta de Gmail es algo casi "obligatorio" en 2021. Si no es porque tienes un smartphone Android, es porque eres usuario de YouTube, es tu plataforma de correo electrónico o almacenas tus archivos en Google Drive. Además, se puede enviar contenido tanto de dispositivos Android como iOS, ya sean tabletas o teléfonos móviles, por no hablar de ordenadores con el navegador Google Chrome o Microsoft Edge, pudiendo duplicar su pantalla también.

Además, la plataforma de domótica de Google y sus altavoces Home son muy populares, y poder controlar la reproducción o pedir que se ponga una película en concreto mediante el comando de voz "OK, Google" sin pulsar ningún botón es cómodo, llamativo y más accesible a los bolsillos de un mayor número de gente.

... Y el precio

Precios

Un producto puede ser muy bueno y ofrecer un rendimiento brutal, pero si su precio es elevado y el usuario cree que puede encontrar otro que cumpla con más o menos las mismas funciones es probable que acabe haciéndose con la alternativa. Y es lo que le ocurre al Apple TV. Apple ofrece dos configuraciones de almacenamiento de precios distintos, y parte de los 199 euros. Si se echa un ojo al sector, hay mucha oferta a un coste bastante inferior.

El éxito de los Fire TV Stick de Amazon y Mi Box de Xiaomi se basa, en buena medida, por su ajustada relación calidad-precio. No son tan potentes como el Apple TV, pero cumplen muy bien para su uso principal, que es la reproducción de contenido en streaming. Y el Chromecast con Google TV apuesta por un precio más contenido para llevarse un trozo del pastel que se reparten estos productos.

Por lo que vale un Apple TV se puede comprar tres Chromecast con Google TV. En los hogares suele haber más de un televisor y, por tanto, es mucho más económico que hacerse con varios centros multimedia de la manzana mordida, que asciende a varios cientos de euros.

Entonces, ¿Apple TV o Google Chromecast?

No es una elección fácil. Hay muchos factores y variantes a los que prestar atención. Si nos decantamos por el tema económico, el Chromecast gana de manera aplastante. Si miramos al de la mejor calidad de imagen y experiencia reproduciendo contenido por el ajusta automático de la tasa de fotogramas, el Apple TV es el camino a seguir.

Tampoco son dispositivos estrictamente excluyentes. Un televisor suele tener varias entradas HDMI y se puede usar uno u otro según lo que se busca en un momento determinado. Por ejemplo, en algún punto de este año (según Google), llegará oficialmente Stadia, y se puede instalar de forma no oficial Xbox Cloud Gaming en los Chromecast con Google TV, por lo que este dispositivo puede ir enfocado más a videoconsola. En Apple TV no tiene pinta de que vaya a existir esta posibilidad a corto-medio plazo, pero como centro multimedia para películas no tiene rival.

Otra posibilidad es colocar el Apple TV en el televisor donde se va a consumir principalmente películas y series de televisión, y en otros secundarios, como el del dormitorio o cocina, el Chromecast con Google TV. Sea como sea, ambos son de las mejores alternativas disponibles a día de hoy.

Temas
Inicio