Publicidad

Fotógrafo usa el modo noche del iPhone 11 Pro para inmortalizar 40 días repletos de oscuridad en Rusia

Fotógrafo usa el modo noche del iPhone 11 Pro para inmortalizar 40 días repletos de oscuridad en Rusia
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los iPhone de Apple siempre se han caracterizado por tener una de las mejores cámaras en smartphones del mercado, pero es cierto que este apartado ha dado un salto en calidad con los nuevos iPhone 11 Pro al implementar la tan esperada triple lente. Además, Apple también ha integrado el "modo noche" para tomar mejores fotografías en condiciones de baja luminosidad.

Aunque lleva pocos meses disponible, ya hemos visto varios trabajos realizados con un iPhone 11 Pro, como el del desierto saudí, el de la batalla de bolas de nieve o el del corto de terror de Freddy Krueger. Ahora, el fotógrafo de viajes Amos Chapple ha documentado su viaje a Múrmansk, la ciudad rusa más grande del círculo Ártico, con el último terminal de los de Cupertino.

40 días en los que nunca amanece

Murmansk Mujer espera a su autobús dentro de una farmacia - Amos Chapple

La ciudad, de carácter portuario, está ubicada en el extremo noroeste del país, y cuenta con una población de casi 300.000 habitantes. Con una temperatura promedio en invierno de -16ºC, en diciembre el sol no es visible, por lo que la zona está sumida en una oscuridad solamente interrumpida por la luz de las farolas.

Fundada en 1916 bajo el nombre de Románov-en-Murman por el zar Nicolás II, las duras condiciones provocaron que la población descendiera de 468.000 personas a unos 292.000 habitantes. Chapple cuenta que adquirió el iPhone 11 Pro exclusivamente para su viaje a Múrmansk. La mayoría del tiempo que pasó allí tomando fotografías la cámara del dispositivo estaba establecida en "modo noche".

Murmansk La aurora polar sobre un cementerio en la villa costera de Teriberka. - Amos Chapple

Chappel comenta que el modo noche de los nuevos iPhone es la tecnología más mágica que ha probado, y que tras haberla usado todavía no entiende cómo es capaz de proporcionar ese resultado. A pesar de estar fotografiando exposiciones de tres segundos hechas a mano, nunca experimentó ningún movimiento borroso. Todas las instantáneas salieron bien.

También se sorprendió al notar que cuando aparecía movimiento en escena, como una persona caminando o la nieve cayendo, la cámara lo congelaba o lo difuminaba levemente, como escribió en PetaPixel. Y que cuando colocaba el iPhone 11 Pro en un trípode, éste se comportaba como una cámara normal, por lo que durante las exposiciones prolongadas la gente que paseaba o la nieve que caía se emborronaban. Explica que después de saber esto casi nunca usó su trípode.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios