Compartir
Publicidad
La UE multa a Qualcomm con 997 millones de euros y allana el camino a la batalla judicial de Apple
General

La UE multa a Qualcomm con 997 millones de euros y allana el camino a la batalla judicial de Apple

Publicidad
Publicidad

Que Apple demandó a Qualcomm por el abuso de cobro de royalties es algo que ya sabíamos. La guerra judicial comenzó hace justo un año y se intensificó hasta que ambos contrincantes cruzaron demandas que alcanzaron varios países alrededor del mundo.

Ahora, la UE acaba de anunciar el fin de una investigación a Qualcomm por un contrato con Apple que viola las leyes de competencia de la Unión. Un nuevo episodio que puede inclinar la balanza del conflicto legal en favor de la manzana mordida.

Qualcomm pagó a Apple para evitar que recurriera a Intel

qualcomm apple

Qualcomm echó ilegalmente a sus rivales del mercado de chips de bandas LTE durante más de cinco años, asentando como consecuencia su posición dominante en el mercado. Qualcomm pagó miles de millones de dólares a un cliente clave, Apple, para que no comprara productos de rivales. Estos pagos no fueron únicamente reducciones de precio, fueron hechos con la condición de que Apple utilizara los chips de bandas de Qualcomm en sus iPhone y iPad de manera exclusiva.

Esto significó que ningún otro rival podía desafiar a Qualcomm en este mercado, sin importar lo bueno que fuese su producto. La actitud de Qualcomm denegó a los consumidores y otras compañías del acceso a más opciones e innovación, todo ello en un sector con una demanda y potencial enormes. Esto es ilegal bajo las leyes de competencia de la UE y la razón de que hayamos tomado esta decisión.

Así se expresaba Margrethe Vestager, comisaria de competencia de la Unión Europea. La Unión comenzó su investigación sobre la firma de chips de San Diego, California, en diciembre de 2015. Según la investigación, los acontecimientos siguieron este camino:

  • En 2011, Qualcomm firmó un acuerdo con Apple mediante el que le pagaba una cantidad significativa de dinero con la condición de que utilizaría únicamente sus chips para bandas LTE (modems) tanto en el iPad como el iPhone.

Nota: estos chips son los necesarios para las comunicaciones de datos y no tienen que ver con los chips Ax que Apple diseña y luego TSMC y Samsung fabrican.

  • En 2013, este acuerdo se prolongó y estuvo vigente hasta finales de 2016. Un año después de que comenzara esta investigación y poco antes del comienzo de la disputa entre Qualcomm y Apple por sus royalties.
  • Qualcomm detendría el pago de estas cantidades si Apple comenzaba a utilizar modems de la competencia (Intel principalmente). Asimismo, tendría que devolver el dinero recibido.
  • Documentos internos reflejaron que Apple estuvo considerando el cambio a Intel muy seriamente, pero lo descartó debido a las consecuencias de este contrato.

Como consecuencia, la UE ha multado a Qualcomm con el 4,7% de sus ingresos en 2017. Pero esto no supone más que el principio de los problemas para la firma de chips y procesadores.

Unos royalties abusivos

iPhone X

Todo smartphone actual necesita conectarse a una red de datos para proporcionar su valor máximo. La compañía de Cupertino demandó a Qualcomm a comienzos de 2017 debido a la forma en que calculaba los royalties por el uso de estos modems. Según Apple:

Durante muchos años, Qualcomm ha insistido de manera injusta en cobrar royalties sobre tecnologías en las que no tienen nada que ver. Cuanto más innova Apple con funciones únicas como Touch ID, pantallas avanzadas y cámaras, por nombrar unas cuantas, más dinero recoge Qualcomm sin razón y más costoso le resulta a Apple financiar estas innovaciones.

Hasta ahora y mientras no cambie, la forma de calcular estos royalties funcionaba mediante un porcentaje del precio final del producto en el que va montado ese modem. Apple aceptó estos términos cuando el iPhone tenía un precio que rondaba los 600 dólares. Pero con el paso del tiempo y el aumento de precio, un porcentaje fijo sobre una cantidad más alta da como resultado un royalty más elevado que antes.

Qualcomm se negó durante años a modificar el cálculo de royalties de sus modems

Apple considera que ese aumento de precio se debe a las tecnologías que la compañía ha desarrollado por sí misma, razón por la que Qualcomm no tiene derecho a cobrar un royalty sobre ellas. Se sienten "decepcionados" ante la negativa de la firma de San Diego a negociar un nuevo sistema de royalties, razón por la que acabaron recurriendo a los tribunales.

Desde Cupertino, además de comenzar una batalla judicial alrededor del mundo (Corea del Sur también ha condenado a Qualcomm sobre este tema) a la que Qualcomm también se ha sumado, han decidido comenzar una transición hacia otras compañías. De momento, el iPhone X monta modems de Intel o de Qualcomm dependiendo de cada terminal. Un primer paso hacia el abandono total de la compañía de chips de California.

En Applesfera | Apple planea deshacerse de Qualcomm para los iPhone de 2018.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio