Publicidad

El memorable discurso de Steve Jobs y las tres claves que dejó a los alumnos de Stanford en 2005
General

El memorable discurso de Steve Jobs y las tres claves que dejó a los alumnos de Stanford en 2005

Steve Jobs fallecía en octubre de 2011, pocos días después de la presentación del iPhone 4s. Seis años antes, Jobs dio uno de sus discursos más elocuentes. Por sus palabras, se ha convertido en el más conocido del co-fundador de Apple al hablar de la vida, del amor, de la pérdida y de la muerte.

En su conjunto, es un inusual acercamiento a la forma de pensar y de ser del genio. Aquí recogemos las claves del discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford en 2005.

1. En la vida, los puntos se conectan hacia atrás

Steve Jobs arranca su ya mítico discurso hablando de los puntos que unen nuestras vidas. Según él, solo pueden unirse cuando miramos hacia atrás y nos damos cuenta de cómo hemos recorrido un camino. Uno donde cada etapa era necesaria para llegar a la siguiente hasta llegar a donde te encuentras.

Así es como relata su paso por la universidad. Más que una elección fue el compromiso que adquirieron sus padres adoptivos con la madre biológica de Jobs. Acudió al Reed College en 1972, donde poco después abandonó las clases de su curso. No dejó la universidad, sino que siguió durante unos meses más que resultaron clave en su vida posterior.

Los puntos solo pueden conectarse cuando echamos la vista hacia atrás en la vida, nunca hacia adelante

Al dejar de acudir a las clases obligatorias, Jobs, empezó a meterse únicamente en aquellas que le interesaban. Una de ellas era de caligrafía, donde aprendió el detalle, historia, variedad y arte detrás de las tipografías. Un aprendizaje que no tuvo ningún tipo de aplicación práctica en el mundo real. Esto es, hasta que creó Apple.

Con el desarrollo del primer Macintosh, este conocimiento volvió a la cabeza de Steve Jobs poniendo en valor sus clases de caligrafía. Según sus palabras, fue el primer ordenador en tener tipografías maravillosas. Desde luego, no se olvida de echar un pequeño dardo a Microsoft:

Y como Windows simplemente copió al Mac, cabe la posibilidad de que ningún ordenador los tuviera.

Y con esto, recapitula y se da cuenta de cómo ese curso en apariencia sin utilidad práctica fue esencial diez años después. Es imposible, indica, conectar los puntos hacia adelante. Pero su influencia es indudable cuando miras hacia atrás.

2. Tienes que encontrar lo que amas a toda costa

Steve Jobs discurso de stanford

En el siguiente punto de su discurso, Steve Jobs habla del amor y de la pérdida. Habla del capítulo en el que conoció a John Sculley sin mencionarle directamente, pero dejando claro que fue despedido de Apple tras un enfrentamiento con él. "¿Cómo puede ser que te despidan de la empresa que fundaste?" se pregunta Jobs.

De nuevo, mirando hacia atrás, Steve Jobs se da cuenta de que su despido de Apple fue lo mejor que pudo pasarle. Le permitió liberarse del peso de una gran corporación para la que no estaba preparado para dirigir. Y le abrió las puertas a tres grandes aventuras: adquirir Pixar, crear NeXT y conocer a su futura mujer, Laurene Powell.

Jobs había encontrado lo que más le gustaba y no estaba dispuesto a dejarlo ir tras el adiós amargo de Apple. Fue así como se hizo con Pixar y lo convirtió en el estudio de animación más exitoso del mundo. Su feedback en el desarrollo de su primera historia, Toy Story, fue esencial y le llevó a ganar numerosos premios. Incluido un Oscar al Logro Especial.

Conocer a su mujer Laurene, adquirir y revolucionar el mundo de la animación con Pixar y cambiar el mundo de la informática para siempre con NeXT no habrían sido posibles sin su despido de Apple

Con NeXT decidió dirigirse al mercado educativo y corporativo con ordenadores potentes. Aunque las ventas fracasaron, su sistema operativo orientado a objetos era realmente innovador. Se trajo a la empresa a varios empleados de Apple además de otros que posteriormente serían claves. Uno de ellos fue Craig Federighi, que actualmente es SVP de Software de la compañía.

Y es que Apple acabó adquiriendo NeXT por 429 millones de dólares, una adquisición orientada a modernizar el anticuado sistema operativo de la compañía. Con este movimiento, Jobs trajo a todo su equipo y se hizo con el control de Apple, expulsando a Gil Amelio tras una nefasta gestión.

Jobs recapitula acerca de estos episodios de su vida y se da cuenta de que nada de eso habría sucedido si no hubiera sido despedido antes.

3. La muerte es la mejor lección de la vida

Steve Jobs sentado en salón

Recordar que vamos a morir pronto es la herramienta más importante que he encontrado para tomar las decisiones más importantes de mi vida.

Recordar que vas a morir es la mejora forma que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay ninguna razón para no seguir a tu corazón.

Este es, probablemente, el aprendizaje que más impacto ha tenido en su vida. La mortalidad del ser humano como motivación para hacer cosas que merezcan la pena. De enfocarse en lo esencial de la vida y dejar atrás lo secundario. Vivir la propia vida en vez de la de otra persona.

Puede que esta fuera la razón de que Jobs fuera tan decidido. Que en ocasiones pareciera despiadado. Podría explicarse en esa aprehensión por hacer las cosas importantes, dejando de lado todo lo accesorio. Algo que también vimos al hablar de sus conocidos paseos y de que cuando alguien no le interesaba, se daba media vuelta y volvía a hacer lo que estuviera haciendo en ese momento.

Saber que nuestro tiempo en la tierra es limitado debe actuar no como una forma de volverse un temerario o insensato. Sino como una manera de saber gestionarlo de la mejor manera posible. Puede que esta sea la razón de que Jobs pudiera alcanzar tantos hitos con tan solo 56 años de edad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios