El A15 Bionic sigue tan delante de Android que Apple planea usarlo en el iPhone 14 "normal"
iPhone

El A15 Bionic sigue tan delante de Android que Apple planea usarlo en el iPhone 14 "normal"

La noticia ha llegado como un jarro de agua fría. Apple planea que los iPhone 14 tengan un procesador A15 Bionic según Ming-Chi Kuo, mientras que los iPhone 14 Pro tendrían un A16 de nueva generación. Así lo ha asegurado Ming-Chi Kuo desde su cuenta de Twitter, que ha sido verificada por MacRumors como suya.

Esto pone encima de la mesa un cambio notable de estrategia por parte de Apple. Si en el pasado los iPhone se diferenciaban por sus cámaras, chasis y pantalla, ahora tendríamos un nuevo elemento diferenciador: el chip. ¿A qué podría deberse este cambio?

Así quedarían los iPhone 14 en 2022

Como decíamos, Apple jamás ha diferenciado un iPhone de nueva generación por su chip. La única excepción a esta norma no escrita es el iPhone 5C allá por 2013. Un iPhone colorido, de chasis de plástico cuyo procesador era un A6, mientras el iPhone 5S contaba con un A7, el primer chip móvil de 64bits.

Sin embargo, ese cambio nunca llegó a cuajar y se desechó al año siguiente con los iPhone 6 y iPhone 6 Plus. Casi diez años después, podríamos estar a las puertas de un gran cambio de estrategia que dejaría los iPhone 14 de la siguiente manera:

iPhone 14 Pro
  • iPhone 14 de 6,1 pulgadas, con A15 Bionic y 6GB de memoria RAM LPDDR4X.
  • iPhone 14 Max de 6,7 pulgadas, con A15 Bionic y 6GB de memoria RAM LPDDR4X.
  • iPhone 14 Pro de 6,1 pulgadas, con A16 y 6GB de memoria RAM LPDDR5.
  • iPhone 14 Pro Max de 6,7 pulgadas, con A16 y 6GB de memoria RAM LPDDR5.

Kuo asegura que además del chip, ambas parejas de iPhone 14 se diferenciarán no por la cantidad de memoria RAM, sino por su tipo. Los modelos Pro cuentan con la LPDDR5 frente al LPDDR4X, que da un 30% de ahorro energético y un 50% más rápida.

Por qué mantener el A15 Bionic en los iPhone 14 normales

Galaxy S22 Ultra

Es imposible que sepamos las razones de este cambio de estrategia con el iPhone 14 a estas alturas. Cualquier razón es puramente especulativa, pero podemos deducir algunas de ellas. La más lógica de todas es que Apple cuenta con una ventaja suficiente sobre Qualcomm para mantener sus chips una generación más, solo para dos modelos.

Ya sabemos que el Samsung Galaxy S22 es bastante menos potente que un iPhone 13. De hecho, el iPhone 13 Pro Max es un 35% más rápido que el Galaxy S22 Ultra, el modelo equivalente de los coreanos. Apple cuenta con ventaja más que suficiente como para desdoblar sus iPhone con dos chips, siendo uno de ellos nuevo y el otro el del año pasado.

Apple cuenta con una ventaja sobre Snapdragon bastante holgada, como para no actualizar parte de su nueva generación con un nuevo chip

También podemos deducir que las cámaras, que tradicionalmente son la excusa para tener un chip más potente, no presentarán grandes cambios en los iPhone 14 normales. Sin una razón para esa potencia, se vuelve absurdo colocar un chip mejor cuando el existente es más que competente.

De confirmarse todo este asunto, será una estrategia que se repetirá cada año. Donde los iPhone "Pro" estrenarán nuevo chip y los modelos "normales" mantendrán el más avanzado del año pasado. Recordemos que el Apple Watch Series 7 tiene casi el mismo chip que el del Series 6, por lo que no sería del todo inédito en Apple.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio