Si esperabas algo más del 5G de tu iPhone, no estás solo: esta es su realidad a día de hoy

Si esperabas algo más del 5G de tu iPhone, no estás solo: esta es su realidad a día de hoy
28 comentarios

El 5G es una parte muy importante del iPhone. Durante el evento de presentación de los iPhone 12 y iPhone 12 Pro, que fueron los primeros de los de Cupertino con esta tecnología, se dijo "5G" 70 veces. Es algo en lo que se hizo mucho hincapié, y quizás algunos usuarios hayan esperado un cambio revolucionario que no se ha dado.

Hay que poner algo de contexto: no es una cuestión específica del iPhone. Es consecuencia de una mala planificación, unos plazos muy sobreestimados, política y hasta teorías de la conspiración. Es fundamental hacerse una buena idea de todo esto antes de entrar directamente a criticar a Apple o a cualquier otro fabricante.

Necesita tiempo, pero el 5G cambiará el mundo

Recuerdo cuando en 2018 se nos hablaba del 5G y de cómo iba a cambiar el mundo, del Internet de las Cosas. De que un médico iba a poder operar a una paciente estando en la otra punta de la tierra gracias a unas conexiones extremadamente rápidas y un ping inexistente. Aún sigo creyendo en ello, la tecnología para hacerlo existe, pero los plazos que se nos dieron no eran reales.

Muchos usuarios no creen que el 5G haya supuesto un cambio como el que parecía que iba a traer. He preguntado al resto de editores de Applesfera y esto es lo que opinan:

Miguel López: llevo ya dos generaciones de iPhone equipadas con 5G y de momento no he notado demasiado cambio, hasta el punto en el que la gran mayoría del tiempo en el que estoy sin Wifi tengo más 4G que 5G. No he detectado mejoras de velocidad, ni de cobertura, ni nada que haga que mis hábitos usando el iPhone sin Wi-Fi cambien. De todas formas no es algo que necesite, el 4G suele cubrir mis necesidades sin problema.
David Bernal Raspall: si bien en cuanto a velocidad, actualmente, el 5G tiene una similar a la del 4G, por lo menos en España, sí que he notado varios cambios interesantes que me hacen valorar esta conectividad. La mayor estabilidad de esta conexión hace que Apple nos permita actualizar el iPhone a través de 5G, por ejemplo, y, también junto a esta conexión, llega la posibilidad de poder hacer copias de seguridad mediante datos móviles.
Dos detalles que hace que tenga que depender menos de redes Wi-Fi, a veces demasiado lentas, cuando estoy fuera de casa por unos días. Dos detalles, pero, que a mi modo de ver marcan un cambio de tendencia, y que hacen que con iOS podamos hacer más sin tener que conectarnos a un punto de acceso Wi-Fi.
Javier Lacort: el 5G no me ha aportado nada aparente al iPhone en los dos años que llevo con un iPhone con 5G. Pero como ocurrió con el 4G, sus efectos no fueron inmediatos. El mayor beneficiado del 4G posiblemente fueron las Stories de Instagram, que llegaron tres años después del despliegue del 4G en España. Sin 4G nunca hubiese habido Stories. Es la posibilidad técnica lo que permite servicios acordes, y eso siempre conlleva una transición.
Las opiniones sobre el 5G coinciden: todavía le fata tiempo, hay que tener paciencia

Una vez vistas las opiniones de mis compañeros, que creo que se podrían resumir en que ahora mismo el 5G no aporta nada nuevo más allá de una mejor estabilidad y que hay que tener paciencia, intentaremos desgranar qué es exactamente el 5G y cuánto más tendremos que esperar.

Existen dos tipos de 5G.

  • El que utiliza tecnología "mmWave".
  • El que utiliza tecnología "Sub-6 GHz".

El primero es sustancialmente más rápido que el segundo. ¿Cuál es el problema? Que en España no existe todavía el 5G mmWave, solo el Sub-6 GHz. Ambos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, por lo que no es tan fácil como afirmar que uno es mejor que otro y ya.

El 5G mmWave es lo que se ha vendido desde un principio como 5G. Una conexión ultra rápida con muy poco ping. Hoy en día puede llegar a los 20 Gbps, mucho más que la inmensa mayoría de contratos de fibra óptica de España. Su tecnología se basa en ondas de radio mucho más pequeñas y frecuentes. Esto permite transportar más energía, y por ende que sea mucho más veloz. Su principal inconveniente es que su alcance es muy limitado, y harían falta muchas antenas para que todos pudiesen disfrutar de esta tecnología.

Por otro lado, el 5G Sub-6 GHz es una modificación del ya existente 4G LTE. Su velocidad es muy inferior a los 20 Gbps que ofrece el 5G mmWave. Lo máximo que puede alcanzar este otro estándar es de aproximadamente 1 Gbps. Sigue siendo mucho, pero es 20 veces menor. Como contraparte, su alcance es bastante mayor. Lo ideal sería tener el 5G mmWave en áreas muy pobladas y el sub-6 GHz en zonas con menor densidad de población.

El 5G está muy lejos de alcanzar su máximo potencial, pero lo hará

En lo relativo a los plazos, evidentemente hay factores externos que han afectado. La pandemia tuvo mucho que ver. Lo mismo pasa con la prohibición a empresas estadounidenses de realizar ningún tipo de negocio con Huawei (una de las tres empresas que habían empezado a desplegar la infraestructura 5G) por unas acusaciones de espionaje. Si a eso le sumamos la etapa en la que a algunas personas les daba por quemar antenas 5G tenemos la receta perfecta para un retraso importante en la implantación de esta tecnología.

No todo son malas noticias. Se espera que en España tengamos acceso al 5G mmWave relativamente pronto. La subasta de la banda de 26 GHz (la destinada en España para esta tecnología) está prevista para la segunda mitad de 2022. Todo apunta a que será así. Hace un mes se cerraron los detalles de la subasta y debería llevarse a cabo dentro de muy poco.

Tras la subasta la implantación aún llevará un tiempo. Lo más probable es que empiece a estar disponible de forma gradual. Al principio en ciertas zonas céntricas de las principales ciudades españolas, y poco a poco se irá expandiendo. Las compañías telefónicas acostumbran a hacer pruebas en ciudades y pueblos aleatorios antes de introducir tecnologías de este tipo, así que si no vives en una ciudad principal y tienes algo de suerte, puede que seas de los primeros en probar esta tecnología.

De todas formas, no todos los dispositivos que se venden en España con 5G necesariamente soportan la tecnología mmWave. Un ejemplo muy claro es el iPhone. El modelo de EEUU sí lo soporta. Es la tecnología que más extendida está allí. Sin embargo, al ser esta prácticamente inexistente en Europa, los dispositivos que Apple vende aquí no lo hacen. Así que si por lo que sea el año que viene despliega tecnología 5G mmWave en tu ciudad y tienes un iPhone, que sepas que no vas a poder disfrutar de ella.

En cualquier caso, el 5G mmWave tampoco es la panacea. En EE.UU funciona y eso no ha hecho que la experiencia de usuario mejore. Como su alcance es tan corto, por norma general la velocidad es normal, pero en determinados puntos de escaso tamaño de grandes ciudades uno puede llegar a alcanzar 4 o 5 Gbps de bajada. Lo ideal sería tener eso en cualquier lado, pero es inviable a corto plazo. La instalación de torres 5G es constante, pero larga al tener que instalar muchas para lograr la experiencia deseada por todos.

Todavía falta para llegar a ese futuro que se nos prometió. La mítica frase de “podrás descargar películas enteras en un segundo” queda muy lejos. Será, pero no pronto. El fin último del 5G será dar a las ciudades unas velocidades impresionantes que permitan ese idílico “Internet de las cosas” entre ellas y elevar la calidad de conexión en áreas más rurales con 5G Sub-6 GHz, que si bien no es igual de rápido, cubre más espacio.

Creo que el 5G puede ser uno de los mayores avances tecnológicos de la humanidad. Es muy probable que cambie el mundo. Nos va a permitir cosas que nunca nos habíamos tan siquiera planteado, pero necesita tiempo para que todo funcione como se espera.

Temas
Inicio