Compartir
Publicidad
iPhone XS Max vs Galaxy Note 9: más tests de velocidad dan la victoria al terminal de Apple
iPhone

iPhone XS Max vs Galaxy Note 9: más tests de velocidad dan la victoria al terminal de Apple

Publicidad
Publicidad

Si hace unos días veíamos cómo los benchmarks del iPhone XS colocan a su procesador por delante del modelo básico del iMac Pro de escritorio, ahora le llega el turno a los smartphones de la competencia. El primero en compararse con el iPhone XS Max ha sido el Galaxy Note 9 de Samsung. Con el primer puesto cayendo en el iPhone.

iPhone XS Max vs Galaxy Note 9 frente a frente

Tanto el iPhone XS Max como el Galaxy Note 9 han sido presentados y lanzados con menos de un mes de diferencia. Por tanto, se trata de dos terminales que tienen lo último de lo último en términos de hardware y (en el caso del iPhone) software. Veamos una tabla con sus especificaciones más destacadas:

iPhone XS Max

Samsung Galaxy Note 9

Procesador

A12 Bionic de 6 núcleos

Snapdragon 845 de 8 núcleos

Geekbench mono / multi-core

4.828 / 11.528

Snap: 2.397 / 8.357

RAM

4GB

6GB / 8GB

Resolución de pantalla

2.688x1.242

2.960x1.440

Sistema operativo

iOS 12

Android 8.1

Precio de salida

A partir de 1.259 euros

A partir de 1.008,99 euros

Sobre el papel, el iPhone XS Max parte con menos núcleos en su procesador (lo cual no impide que el iPhone le supere en ambos tests de Geekbench), menor memoria RAM y una pantalla con menos resolución que el Note 9. Eso sí, la versión del sistema operativo es la actual, mientras que la del terminal de Samsung se presentó inicialmente el año pasado. El Note 9 tiene un precio de salida en España que es 250 euros menor que el iPhone XS Max. Veamos cómo reaccionan todos estos componentes en las pruebas de rendimiento:

En esta primera prueba vemos cómo los dos terminales están más o menos a la par al lanzar apps poco exigentes como Instagram o YouTube. Pero al pasar a los juegos puede verse cómo el iPhone destaca sobre el Note. Apple afirmó durante la presentación que los nuevos iPhone eran capaces de abrir las apps un 30% más rápido y eso se nota.

Sin embargo, al reabrir las apps en sentido inverso el terminal de Samsung acaba relanzando las dos últimas apps. Esto ocurre a pesar de que en este video se utiliza el modelo con 6GB de memoria RAM, un 50% más que en el iPhone.

En este segundo video se realizan dos rondas de apertura de apps. En la primera, el iPhone termina en 109 segundos mientras que el Note 9 finaliza tras 131 segundos. La segunda ronda se termina en 43 y 35 segundos respectivamente, recortando el smartphone coreano 8 segundos. En esta prueba sí que se notan los 8GB de RAM que tiene el Note 9.

Es posible que en los próximos meses las puntuaciones mejoren ligeramente en ambos dispositivos. Tanto desde el lado del sistema operativo como de las apps de los desarrolladores. Pero lo que queda claro es que el iPhone XS Max supera al Galaxy Note 9 a pesar de contar con menos memoria RAM y tener menos núcleos en el procesador.

Como ya es sabido, no se trata solo del procesador A12 Bionic de este año. También hay un importante trabajo de optimización del software y de las apps que corren en el terminal. Eso sí, aunque este año mejora su potencia con respecto a años anteriores, la compañía ha decidido centrarse más en potenciar su motor neuronal.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio