Publicidad

Angry Birds Go, análisis

Angry Birds Go, análisis
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Rovio no tiene intención de matar a la gallina de los huevos de oro. Después de diferentes títulos donde sus famosos pájaros debían destruir las construcciones enemigas, con la intención de eliminarlos a todos y recuperar sus huevos, ahora llega un juego diferente, Angry Birds Go.

Angry Bird Go nos ofrece un juego de carreras que no podemos evitar comprar con el clásico de Nintendo Mario Kart. A pesar de ello el juego es bastante divertido y aún siguiendo un modelo free to play con compras integradas no desluce para nada al título.

Angry Birds Go, análisis en vídeo

Angry Birds Go, carreras a los Mario Kart

Una vez comenzamos a jugar se nos explicarán los controles que se limitan a girar el volante, mediante controles táctiles en pantalla o haciendo uso del giroscopio, y pulsar el botón que nos activa la habilidad especial de cada piloto.

Angry Birds Go

A partir de esa primera introducción comenzaremos a jugar. Con varios niveles, cada nivel dispone de una series de pruebas que tendremos que completar para ir desbloqueando nuevos personajes con los que competir. Algo que no resulta complicado pero requerirá jugar todas las pruebas e incluso repetirlas.

Y digo repetirlas porque el juego nos obliga a mejorar nuestro coche para que aumente su cilindrada. Estas mejoras se deben comprar mediante monedas de oro que conseguiremos corriendo o bien comprándolas mediante dinero real a través de las compras In-App.

Pero tranquilos, esa es sólo una posibilidad para los usuarios más impacientes. El título es perfectamente jugable sin tener que pasar por caja. La única limitación será que tendremos que dejar descansar a nuestros pilotos que después de determinadas carreras se resienten. Estos descansos pueden ser de pocos segundos o varios minutos. Lo bueno es que cuantos más personajes tengamos más tiempo podremos jugar de seguido.

Angry Birds Go

Además incorpora la posibilidad de desbloquear un juego donde nuestro piloto y su coche serán los proyectiles para acabar con las contrucciones y enemigos. Se puede obtener mediante la comprar del kit Jenga de Angry Birds Go o vía in-app purchase a un precio de 1,79 euros. Este modo como imagináis no es más que adaptar la mecánica de juego clásico al uso de coches.

Angry Birds Go es un juego realmente divertido, con unos gráficos muy coloridos con unas buenas y vistosas animaciones que se ejecutan de forma fluida sin saltos ni nada raro en pantalla.

A pesar de seguir explotando un universo al que posiblemente alguno le haya cogido manía, lo cierto es que hará las delicias de los más pequeños y no tan pequeños de la casa. Y si lo ponéis para jugar en el televisor del salón a través del Apple TV entonces ya alucinarán.

Su lanzamiento será el próximo día 11 de Diciembre. Aunque ya está en la App Store de Nueva Zelanda.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir