Publicidad

23 horas de batería en el Galaxy Book S o la inevitabilidad del Mac ARM
Mac portátil

23 horas de batería en el Galaxy Book S o la inevitabilidad del Mac ARM

Publicidad

Publicidad

Estamos en agosto, pero aún estando en época vacacional en Samsung han decidido lanzar algunas novedades presididas por esos nuevos Samsung Galaxy Note 10. Y algo que nos ha llamado la atención es el Samsung Galaxy Book S, un ultraportátil con Windows que busca ser lo más ligero y delgado posible. El as en la manga que tiene para lograrlo: tener un procesador ARM.

La antesala de un MacBook con más autonomía y más potencia

El Samsung Galaxy Book S costará 999 euros, aunque el precio se eleva si eliges aumentar su almacenamiento de los 256 a los 512 GB. Contará con un chip Qualcomm Snapdragon 8cx de ocho núcleos que podrá llegar a los 2,84 GHz, 8 GB de memoria RAM, lo que lo convierte en un ordenador pensado para tareas generales, nada profesional. Y aún no hay pruebas de rendimiento, pero lo interesante es su autonomía: 23 horas.

Para comparar, el MacBook Air tiene "sólo" entre 12 y 13 horas de autonomía dependiendo de lo que hagamos con él. Apple lo promociona como una batería "que dura toda la jornada" y no se equivoca, pero esas 23 horas del Galaxy Book S pueden permitir que por ejemplo te lo lleves un par de días a una conferencia y puedas dejar el cargador en casa. Y a nadie se le escapa que esto es gracias a la eficiencia energética del procesador ARM de Qualcomm.

Qualcomm Snapdragon

Y si Samsung ha logrado esto, ¿qué puede lograr Apple que diseña sus chips ARM a medida para sus dispositivos y sus sistemas operativos? El rumor de un MacBook con chip ARM lleva años entre nosotros, y de momento todo indica que podríamos verlos a partir del año que viene o en 2021 a más tardar.

Lo curioso es que siempre nos hemos imaginado que el primer ordenador de Apple en tener chip ARM sería el MacBook de 12 pulgadas... pero la compañía lo retiró de la venta hace unas semanas para sorpresa de todos. Así que una de dos: o ese modelo renace con chip ARM el año que viene o será el MacBook Air el que empezará una posible transición de los Mac desde Intel a ARM. Será algo que durará muchos años (un Mac Pro seguirá con chips Intel durante mucho tiempo) pero los primeros pasos se darán más pronto que tarde.

Y esos primeros pasos deben ser convincentes: para que los usuarios se animen a comprar un MacBook con ARM hay que cumplir dos objetivos:

  • Su rendimiento debe de ser superior al de los ordenadores equivalentes de Intel, para demostrar que la transición es beneficiosa.
  • Debe haber todas las herramientas a disposición de los desarrolladores para que crear aplicaciones para ese ordenador sea lo más sencillo posible.

El proyecto Catalyst de Apple ya está en marcha y camino de cumplir con el segundo punto. En cuanto al primero, viendo la potencia bruta de chips como el A12X, dudo que Apple tenga problemas para cumplirlo. Veremos qué son capaces de hacer los ingenieros en el Apple Park, porque seguro que los primeros resultados ya deben de estar sorprendiendo a nivel interno.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir