Así podrían ser las 'supercorreas' del Apple Watch Series 7 y su compatibilidad con correas anteriores
Rumores

Así podrían ser las 'supercorreas' del Apple Watch Series 7 y su compatibilidad con correas anteriores

Justo ayer supimos que unos grandes almacenes iban a liquidar su stock de correas para el Apple Watch. Ante esta noticia hay dos lecturas inmediatas. La primera es que las correas cambiarán con el Apple Watch Series 7, la segunda es que las correas anteriores podrían no ser compatibles. Por ahora no tenemos ninguna información oficial, pero podemos hablar de todo ello gracias a los rumores y patentes que llevan acumulándose durante años.

La evolución también contempla la retrocompatibilidad

Cierto es que llevamos algo más de siete años con la misma sujeción de correas en el Apple Watch. Cierto es también que ahora veremos por primera vez un rediseño del cuerpo del reloj para que tenga bordes cuadrados. Por último también es cierto es que este parece un buen momento para iniciar un nuevo capítulo en las correas del Apple Watch, pero la verdad es que en cuestiones de compatibilidad nada estará claro hasta que veamos los nuevos relojes en el evento del próximo martes.

Ante la noticia de la liquidación muchos temieron que las correas que tanto atesoran, coleccionadas a lo largo de los años, fueran a quedar obsoletas de la noche a la mañana. La verdad es que es pronto para descartar eso, pero podemos hacer otra lectura.

Llevamos tiempo escuchando rumores de que las futuras correas de los Apple Watch cambiarán. Hemos oído hablar de sensores de salud, de pantallas, de cámaras, de sistemas para notificaciones, de correas que se abrochan solas. Incluso hemos visto, como en la imagen a continuación, un Apple Watch sin correa, todo reloj.

Patente

Las posibles aplicaciones de estas patentes son muchas y muy diversas. En cuanto a sensores de salud podemos imaginar desde el rumoreado sensor de glucosa en sangre hasta una posible medición de la presión arterial. La posibilidad de realizar o recibir llamadas FaceTime es algo que también parece fruto de una nueva supercorrea, mientras que un sistema de notificaciones visuales en la misma correa, algo así como complicaciones extra, abre la puerta a muchas posibilidades.Que en un dispositivo tan pequeño como el Apple Watch las correas están llamadas a jugar un papel cada vez más importante está claro, pero no necesariamente significa que las anteriores dejen de ser compatibles. Otra cuestión es que las nuevas correas supongan una ventaja importante respecto a las anteriores, por lo que desde los grandes almacenes prevean que el interés por estas últimas disminuirá considerablemente.

La sujeción es una cosa, las tecnologías en la correa otra

Patente

Imaginemos que en efecto, ahora las nuevas correas llevan chips y sensores en ellas. ¿Significa que el sistema de sujeción debe cambiar? Es verdad que habría que considerar algún tipo de conexión entre el cuerpo del reloj y la correa, pero esto es algo que puede solucionarse fácilmente con una tecnología similar a la del Smart Connector.

Si bien algunas teorías apuestan por sujeciones mediante imanes lo cierto es que cuesta creer que podamos confiar algo tan valioso como un Apple Watch a la fuerza magnética. Puestos a utilizar una sujeción mecánica, bien podría esta, si al final cambia, ser compatible con correas anteriores.

Es algo que ya vimos con el cambio de tamaño del Apple Watch Series 4. Aunque las correas anteriores eran algo más estrechas, eran perfectamente compatibles con el nuevo reloj. Algo similar podría ocurrir con el Apple Watch Series 7, aunque claramente el interés se lo llevarían las nuevas correas.

Ahora mismo solo podemos esperar al próximo martes para salir de dudas sobre la compatibilidad de las correas antiguas y el Apple Watch Series 7. Está claro que llegará un momento en que los futuros relojes necesiten nuevas correas, pero por ahora parece que la evolución irá paso a paso.

Temas
Inicio