Estás bebiendo poca agua: un futuro Apple Watch podría detectar nuestra hidratación y alertarnos al respecto, Rumorsfera
Rumores

Estás bebiendo poca agua: un futuro Apple Watch podría detectar nuestra hidratación y alertarnos al respecto, Rumorsfera

Con cada iteración del Apple Watch se han añadido nuevos sensores y capacidades médicas al reloj de la compañía. La vista está fija en el sensor de azúcar en sangre, pero, mientras, Apple ha desarrollado un sensor de hidratación corporal de lo más interesante.

Un sistema basado en las propiedades químicas de nuestro sudor

La oficina de patentes de los Estados Unidos refleja, una vez más, la curiosa invención de Apple. En la patente titulada "Hydration measurement with a watch" se recoge un sistema que permitiría al Apple Watch conocer la hidratación de nuestro cuerpo mediante un par de electrodos en contacto con nuestra piel.

La patente empieza reconociendo que las técnicas tradicionales para monitorizar la hidratación son invasivas, caras o poco fiables. Muchas de ellas requieren tests de un solo uso y muestras de fluidos. El sistema de Apple, sin embargo, es tan "confiable y elegante" como un par de electrodos en contacto con la piel.

Midiendo las propiedades eléctricas del sudor con el que el Apple Watch entra en contacto se puede determinar la hidratación del cuerpo. Un dato clave según algunos entrenos, por ejemplo.

Las propiedades eléctricas, como la conductancia eléctrica, pueden representar una concentración de electrolitos en la transpiración, que a su vez representa un nivel de hidratación del usuario.
Por ejemplo, un alto nivel de conductancia eléctrica de la transpiración puede indicar una alta concentración de electrolitos y un bajo nivel de hidratación. Por ejemplo, un nivel bajo de conductancia eléctrica de la transpiración puede indicar una baja concentración de electrolitos y un alto nivel de hidratación.
Bastan un par de electrodos, como los ya presentes en el reloj para tomar un ECG, para poder conocer el grado de hidratación.

Gracias a la naturaleza del sistema la monitorización de la hidratación se puede "llevar a cabo de forma repetida, eficaz y fiable sin ninguna intervención por parte del usuario". Según la misma patente la información obtenida puede usarse para darnos feedback durante entrenos y recomendarnos beber más o menos agua.

El nivel de hidratación de un usuario tiene un impacto significativo en su salud. La deshidratación puede perjudicar el rendimiento y está asociada a varias consecuencias perjudiciales para la salud, como los golpes de calor. Beber en exceso puede provocar hiponatremia, fatiga, confusión, coma e incluso la muerte.

La patente plantea que los electrodos necesarios para el análisis del sudor se coloquen en la correa del Apple Watch, aunque es fácil imaginar que puedan instalarse también en el módulo de sensores del reloj mismo. Recordemos, de hecho, que Apple introdujo unos electrodos similares para poder realizar ECGs, por lo que no es descabellado pensar que incluso esta misma configuración de electrodos pueda usarse para analizar la hidratación.

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, el que Apple haya registrado esta patente no significa necesariamente que veamos materializar este tipo de sensor en el Apple Watch Series 7, pero muestra el interés creciente de la compañía con la salud. Un interés que se muestra en la evolución del Apple Watch que estamos viendo y en la que deducimos que está por llegar basándonos en las patentes que la compañía publica regularmente.

Imagen | Lloyd Dirks

Temas
Inicio