La realidad extendida de Apple se retrasará unos meses, según Kuo. El software parece ser el responsable

La realidad extendida de Apple se retrasará unos meses, según Kuo. El software parece ser el responsable
3 comentarios

Según varios rumores, Apple presentará su nueva propuesta de Realidad Extendida este próximo mes de enero. Hasta donde sabemos lo hará con la presentación del sistema operativo, al que ahora llamamos xrOS, en referencia a "extended reality". Un sistema operativo que se ejecutará en las rumoreadas Reality One y Reality Pro.

Unas gafas/cascos que, por lo que ahora sabemos, podrían retrasarse más de lo previsto. Y de ser así, podrían llevar a Apple a mover también la fecha de la presentación de las mismas. La WWDC 2023 pasa a ser un candidato para el lanzamiento, aunque podríamos plantear otros eventos dedicados.

¿Qué son unos meses más en un proyecto así?

Al parecer, las gafas de realidad virtual y ampliada de Apple pasarían de estar disponibles durante el primer trimestre de 2023 a la segunda mitad de 2023. Esto afirma Ming-Chi Kuo, que explica que la razón del retraso está en "dificultares relacionadas con el software". Sin dar más detalles, el analista calcula que la fabricación si empezaría durante la primera mitad de 2023, pero que la llegada al mercado no sería hasta la segunda mitad del año que viene.

Según Kuo, Apple no tendría que mover la fecha de la presentación, necesariamente. Ya en el pasado, por ejemplo con el Apple Watch original, Apple nos presentó el producto y su llegada al mercado fue posterior, pasados unos meses. Sin embargo, tal como recuerda el mismo analista, si el tiempo transcurrido entre el anuncio y la llegada fuera demasiado largo, esto podría incidir negativamente en las ventas. Y justamente esa consideración podría llevar a Apple a mover el anuncio del producto a otras fechas.

Como ya hemos dicho, la WWDC se empieza a dibujar como un escenario excelente para el anuncio del dispositivo. Más si tenemos en cuenta que se espera que, en esta primera versión, se trate de un producto de nicho del que se venderían algo menos de 500 000 unidades durante 2023.

El motivo de estas cifras está en que Apple nos presentará lo que sería, básicamente, un kit de desarrollo. Un software y un hardware para que las empresas y los desarrolladores puedan empezar a probar y hacer propuestas de cara a un lanzamiento de una segunda iteración del producto. Un software y hardware, eso sí, que los más entusiastas de la tecnología podremos probar, pero cuyo precio rumoreado es especialmente alto, justamente para dejar claro el enfoque de esta primera versión del producto.

Una primera versión que, según hemos ido descubriendo a través de rumores, es realmente impresionante. Con una estética y materiales muy parecidos a los de los AirPods Max, Apple pretende lanzar un visor de gran calidad y con una inmensa cantidad de tecnología en su interior. Uno al que darán vida los chips M2 —puede que M3— y que ha de marcar el comienzo de una auténtica revolución para la electrónica de consumo.

Temas
Inicio