Apple está probando el nuevo sistema de actualizaciones de seguridad rápidas para iOS 16. Así funciona

Apple está probando el nuevo sistema de actualizaciones de seguridad rápidas para iOS 16. Así funciona
5 comentarios

Actualmente, estamos probando la tercera beta de iOS 16.2. Junto a este sistema operativo Apple está probando un nuevo sistema de actualizaciones de seguridad que, si bien fácilmente podría pasar desapercibido, es de gran importancia. Ayer, Apple lanzó iOS Security Response 16.2 (a), una actualización de la que tenemos que hablar con un poco de calma.

Vaya por delante que, aunque podemos instalar esta actualización si nos encontramos en la tercera beta de iOS 16.2, se trata solo de pruebas. Una actualización que, sin contener mejoras en la seguridad, permite a Apple probar este sistema para cuando sea necesario, en un futuro, utilizarlo.

Seguridad de la forma más rápida posible

¿En qué se diferencian las actualizaciones de seguridad a las actualizaciones normales? En tres aspectos clave. El primero de ellos enlaza directamente con las actualizaciones Delta de las que hablábamos hace unos días. A modo de resumen, una actualización Delta es aquella que, teniendo muy claro las interrelaciones de los diferentes partes que forman el sistema operativo, sustituye solo aquellas partes que tiene que reemplazarse.

Es algo parecido a sustituir una pieza de un puzzle por otra ligeramente distinta manteniendo toda la imagen coherente y todo funcionando. Gracias a este precisión en las actualizaciones Delta, estas pesan muy poco en la descarga y son muy rápidas de instalar. Aquí es donde entra el segundo aspecto clave: la velocidad de instalación.

Tal como podremos comprobar si nos ha llegado esta actualización, el tiempo de instalación es directamente inexistente. En el momento en el que tocamos el botón de Reiniciar el iPhone se reinicia como cualquier reinicio normal, no vemos la manzanita de Apple con una barra debajo, simplemente se apaga y se enciende en menos de un minuto. Este es un aspecto clave a tener en cuenta, pues muchas veces, en medio de un día ajetreado, esperamos a instalar las actualizaciones cuando nos sea más conveniente para no interrumpir el uso de nuestros dispositivos, algo que no podemos permitirnos hablando de seguridad.

Precisión, velocidad de instalación y aviso rápido: los tres aspectos claves para mantener la seguridad.

El tercer aspecto clave es la velocidad con la que nuestros dispositivos reciben el aviso de la actualización. Si bien muchos de nosotros nos enteramos por sitios como Applesfera de la llegada de nuevas actualizaciones, muchos usuarios lo hacen cuando su iPhone les avisa de ello. Pueden pasar varios días entre que llegue la actualización y el iPhone avise. Esto es así a propósito, pues Apple escala el despliegue de las actualizaciones para evitar errores.

En el caso de las actualizaciones de Respuesta de Seguridad que llegan junto a iOS 16.2, el tiempo hasta que nuestro iPhone nos avise de ello es mucho menor. Así podemos instalar la actualización rápidamente y garantizar la seguridad de nuestros dispositivos.

Con todo lo que hemos expuesto, estamos ante un sistema que, casi tan pronto como Apple lanza la actualización, nos avisa en nuestro iPhone. Lo hace una vez se ha descargado, muy rápidamente gracias a su mínimo peso, y que se instala en menos de un minuto. Así, si en un futuro vemos aparecer un aviso de actualizaciones de seguridad, lo mejor es que actualicemos cuanto antes. En solo un reinicio tendremos nuestro iPhone con la mejor seguridad tan pronto como esta esté disponible. Esto es, ni más ni menos, el pequeño gran cambio en las actualizaciones de seguridad.

Temas
Inicio