De iOS 4 a iOS 15: la evolución de las medidas de privacidad de Apple
Seguridad y privacidad

De iOS 4 a iOS 15: la evolución de las medidas de privacidad de Apple

La evolución de los esfuerzos de privacidad de Apple se ha intensificado en los últimos años. Conforme el iPhone y resto de dispositivos se vuelven más útiles, también surgen nuevos frentes que proteger, por lo que es un trabajo continuo. La compañía considera que la privacidad es un derecho humano básico, imbuyéndolo dentro de sus productos y su propuesta de valor.

Las últimas versiones de iOS han intensificado su actividad en la protección de la privacidad. Dando a los usuarios más formas de protegerse. Así ha sido su evolución a lo largo de estos años.

iOS 4 y el control de la localización en las apps

iOS 4 estrenó la nueva nomenclatura del sistema operativo móvil de Apple, dejando atrás "iPhone OS". A su vez, la compañía agregó un ajuste muy importante para la privacidad de los usuarios: el control de los servicios de localización de las apps. Hasta esta versión, los usuarios solo podían encender o apagar la localización del dispositivo para todas las apps. Ahora, se permitía elegir este ajuste para cada una de ellas.

Ios4 Locations Services
Servicios de localización de iOS 4.

Con el auge de las redes sociales y apps de mapas, se volvió necesario darle al usuario la herramienta para controlar qué apps tenían acceso a su ubicación. iOS 4 incorporó esta medida de privacidad al sistema operativo. Al mismo tiempo, aparecía un indicador de ubicación en la parte superior de la pantalla cuando una app la utilizaba.

iOS 6: la privacidad se expande a numerosos recovecos del sistema

iOS 6 supuso un salto de gigante en términos de privacidad. Además de los servicios de localización de iOS 4, Apple añadió control granular para las siguientes categorías:

Ios 6 Privacy Settings
  • Contactos.
  • Calendarios.
  • Recordatorios.
  • Fotos.
  • Bluetooth.
  • Twitter y Facebook (por su integración en el sistema operativo).

A partir de ahora, las apps que quisieran acceder a estos apartados debían solicitar permiso al usuario. Y posteriormente, éste podría revocar u otorgar su consentimiento desde los ajustes de privacidad.

iOS 7 e iOS 8, recarga de batería y más controles en Privacidad

privacidad

Con la popularización de los sitios de recarga de batería públicos, surgió una nueva amenaza para la seguridad y privacidad de los usuarios. iOS 7 puso coto a este problema a través de un simple mensaje al usuario. "¿Confiar en este ordenador?" es algo que puede verse cada vez que conectamos el iPhone a una fuente de alimentación que permite transmitir también datos.

Con esta medida, Apple permite al usuario conectarse a puntos de carga de batería sin necesidad de que se intercambie información o datos con el iPhone. Así se evita la descarga de datos o la carga de malware al iPhone.

Con iOS 7 se añadió también dos controles ahora básicos de privacidad. Se trata del acceso de apps al micrófono y a la cámara, dos componentes de hardware esenciales en nuestro día a día. Gracias a ellos, el usuario puede decidir qué apps pueden utilizar el micrófono o cámara cuando sea necesario.

iOS 8 también añadió pequeños ajustes de privacidad al año siguiente. Con esta nueva versión, se añadieron los controles de acceso a datos de Salud, Actividad y HomeKit. Cada app que pidiese acceso a estos datos tan sensibles, aparecería en estos apartados. Recordemos que el Apple Watch se lanzó poco después, por lo que resultaba esencial controlar los datos de salud y actividad capturados con él.

La privacidad diferencial de iOS 10

itp

2016 fue un año importantísimo para la privacidad de los usuarios de Apple. En aquella época se acusaba a la compañía de Cupertino de obtusa por no querer recopilar datos de los usuarios de forma indiscriminada. Con ellos podría mejorar sus productos, o así lo aseguraba el "consenso" periodístico.

Creemos que [los usuarios] deberíais tener grandes prestaciones y una gran privacidad. La privacidad diferencial es un tema de investigación en áreas de estadística y análisis de datos que utiliza el hashing, subsampling y la inyección de ruido para permitir el aprendizaje distribuido al mismo tiempo que mantiene los datos de usuarios individuales completamente privados. Apple ha estado trabajando en este área para que la privacidad diferencial pueda ser desplegada a escala.

Apple desplegó en iOS 10 la privacidad diferencial, una técnica que le permite analizar grupos de personas sin necesidad de saber nada sobre los individuos concretos que lo componen. La privacidad diferencial hace matemáticamente imposible averiguar datos de personas individuales.

Más opciones de privacidad de ubicación en iOS 11 e introducción del ITP

más privacidad

Aunque el control de la localización es la primera función de privacidad desarrollada por Apple, la compañía añadió más opciones con iOS 11 en 2017. Con esta versión los usuarios podíamos elegir si queríamos que una app nos siguiera siempre, solo al usar la app o nunca. Una pequeña pero importante mejora en la privacidad.

Ese mismo año, Apple introdujo el Intelligent Tracking Prevention o ITP. Una nueva función de privacidad que evita que los sitios web sigan al usuario a través de otras páginas y recaben sus datos. Fue en este punto cuando Apple empezó a inmiscuirse en los datos recabados por los anunciantes. No impide la publicidad ni bloquea los anuncios, pero sí que evita una parte importante del tráfico de nuestros datos.

iOS 12 asalta el fingerprinting

privacidad segura

Determinadas funciones de la web, como pueden ser la tipografía, los likes, funciones de compartir en redes sociales o secciones de comentarios de Facebook, pueden ser utilizados para construir un perfil detallado de un usuario. Esto se conoce como fingerprinting, que en inglés significa algo así como "crear una huella dactilar" del navegador del usuario.

Con iOS 12, Apple introdujo una nueva versión de ITP que bloqueaba este tipo de rastreos en Safari. Una función que como vimos hace años, hizo perder millones a los anunciantes en aquel momento.

Balizas bluetooth y los recordatorios de localización en iOS 13

tile

La localización sigue siendo uno de los puntos más importantes a la hora de proteger nuestra privacidad. Por eso, cada cierto tiempo Apple vuelve a darle una vuelta de tuerca. Con iOS 13 vimos dos mejoras en este frente:

  • Bluetooth para balizas: además de servir para conectarnos a auriculares y otros dispositivos, el bluetooth puede servir para conocer nuestra ubicación. Determinados anunciantes podían utilizarlos para mandarnos anuncios, por lo que este nuevo ajuste nos permite bloquearlos.
  • Recordatorios de localización: cuando otorgamos permiso a una app para localizarnos en segundo plano, iOS 13 tomaba nota y notificaba al usuario cuando esta actividad se desarrollase durante cierto tiempo.

Sobre este último hubo cierto revuelo, pues apps como Tile fueron perjudicadas. Para permitir el uso de la localización siempre, el usuario debía acudir a los ajustes y activarlo. Una actualización de iOS 13 permitió activarlo desde la propia app, evitando un obstáculo importante al desarrollador.

El chivato del portapapeles y la prevención de rastreo de iOS 14

Han pasado ya unos cuantos meses desde el debut de iOS 14. Pero hace casi un año que surgió una polémica por el uso que hacían determinadas apps del portapapeles de iOS. Lo que hacían era pegar automáticamente el contenido del portapapeles cuando se abría la app, sin que el usuario lo supiera (ni lo pidiera).

portapapeles

Con iOS 14 Apple no añadió un nuevo control de privacidad, pues utilizar el portapapeles es muy habitual y hubiera añadido más peso al usuario. Sin embargo, decidió hacerlo visible, obligando a las apps a modificar esta funcionalidad no solicitada por el usuario.

Pero la joya de la corona de la privacidad ha recaído sobre los hombros del rastreo de apps. Se trata de una característica de iOS 14.5 que nos permite decidir si queremos que se nos rastree nuestra actividad tanto en apps como en webs. Con esta función, el usuario puede decidir si quiere que una app le rastree a través de otras apps y webs, en caso de que así lo solicite.

iOS 15 y las nuevas medidas de privacidad que vienen

iOS 15 privacidad

Con iOS 15, Apple introduce nuevas medidas de privacidad con una novedad importante. Hay novedades que se desplegarán dentro del sistema y otras que se encuentran dentro de la suscripción de iCloud. En la primera tenemos un nuevo informe de privacidad que permite al usuario conocer a qué funciones han accedido las apps en los últimos siete días. Micrófono, fotos, cámara y resto de permisos aparecerán en este informe.

En cuanto a las funciones de suscripción, están asociadas a iCloud que ahora pasa a llamarse iCloud+. Aquí nos encontraremos con dos características incluidas en la suscripción:

  • Private Relay: un VPN para Safari que utiliza iCloud para asegurarse de que todo nuestro tráfico está cifrado, haciendo anónima nuestra IP.
  • Hide my email: permite suscribirnos utilizando una dirección de email aleatoria y única que reenvía los emails a nuestra cuenta auténtica. Con él, podemos evitar recibir emails no deseados cancelando esa cuenta aleatoria en cualquier momento.

Estas dos funciones están incluidas en la suscripción de iCloud+ sin ningún tipo de coste adicional. Es la primera vez que Apple divide funciones de privacidad y las incorpora como servicio de pago, aunque no suponga un añadido en el coste.

Temas
Inicio