Publicidad

Apple+ o la suscripción total a servicios de la manzana
Servicios Apple

Apple+ o la suscripción total a servicios de la manzana

Publicidad

Publicidad

A nadie se le escapa que las suscripciones son un negocio en auge. Gracias a la música y servicios de streaming audiovisual, los usuarios estamos cada vez más acostumbrados a este tipo de productos. Tanto que muchos nos empezamos a preguntar acerca de una suscripción que aglutine varios servicios de Apple. Algo así como un “Apple+”.

Aunque parece sencillo agrupar varios servicios en uno solo y con un pequeño descuento, este movimiento entraña ciertos obstáculos, problemas y consideraciones de negocio que deben afrontarse. Veamos en qué consisten.

Apple+, una suscripción total a los servicios de pago de Apple

Apple Music

La aparición de rastros en la beta de iOS 13.5.5 que apuntan hacia una suscripción agrupada de servicios de Apple ha espoleado las expectativas. En la actualidad, Apple ofrece los siguientes servicios de pago:

  • Apple Music en versión estudiante, normal y familiar a 4,99, 9,99 y 14,99 euros al mes. Opción anual a 99,99 euros.
  • Apple TV+ cuesta en versión individual y familiar 4,99 euros al mes. Está incluido ya en la versión de Apple Music para estudiantes. También existe una promoción de 1 año gratuito por la compra de un dispositivo nuevo.
  • iCloud tiene varios planes de almacenamiento por 0,99, 2,99 y 9,99 euros.
  • Apple Arcade tiene un coste de 4,99 euros al mes y otra de 49,99 euros al año.
  • Apple News+ es la versión de pago de periódicos y revistas. Su coste es de 9,99 dólares al mes (solo disponible en un puñado de países).

Si sumamos todos los servicios en su plan normal, estamos ante una suscripción de unos 33 euros o dólares (máximo de 40 euros o dólares). Parece razonable prescindir de momento de Apple News+ debido a su lento despliegue mundial y reducido número de países en los que está presente. Eso nos deja con Music, iCloud, Arcade y TV+ como servicios de pago de Apple.

En este tipo de bundles o suscripciones conjuntas, el usuario espera cierto ahorro a la hora de agruparlas. Así, de los 23 o 30 euros que costarían todas ellas individualmente, podríamos esperar entre, digamos, 3 y 5 euros de ahorro. La propuesta de valor es clara, dado que además de ofrecer cierto descuento el usuario puede manejar una única suscripción en vez de varias de ellas por separado. Comodidad y ahorro.

El problema es que no es tan sencillo desde el lado de Apple. Hay diversos aspectos a considerar que deben resolverse antes.

El reparto de ingresos con Apple Music

iPhone y auriculares

De todos los servicios mencionados, Apple Music es el único que depende de un tercero. O varios, ya que en realidad Apple debe pagar royalties a diversas discográficas. Estos se calculan en función de diversas variables que incluyen al usuario individual y el porcentaje de ingresos totales. En los últimos años, el negocio del streaming musical ha permitido recuperarse a la industria de la música tras varios años de crisis. De ahí que cualquier cambio en la oferta o intención de agruparla se enfrente a reticencias.

El año pasado supimos por el Financial Times que las discográficas no veían demasiado bien un hipotético bundle de Apple. Se haría necesario recalcular los royalties por usuario, una complicación a la que habría que añadir los diversos planes existentes: estudiantes, individual y familiar. Es muy probable que un usuario de un bundle no tenga el mismo comportamiento que uno fuera de la oferta. Ni el mismo valor. A diferentes usuarios, sería necesario distinguir en los pagos a las discográficas.

El aspecto económico es un escollo en las negociaciones con las discográficas de Apple Music, ya que es un sector que acaba de superar una de sus peores crisis

En otras palabras, Apple querrá reducir el pago a estas entidades para trasladar al menos en parte el ahorro en la mensualidad del usuario. Y eso es complicado de argumentar ante un sector que ha atravesado una de las peores crisis de su historia. No solo por el aspecto económico sino por el impacto en el valor percibido por el usuario.

Con la piratería, el valor de la música a ojos de los consumidores cayó en picado. Un álbum valía lo que costara copiarlo en un CD virgen o descargarlo de internet. La situación ahora sería distinta porque el usuario sigue pagando, aunque sepultado en una confusa suscripción que no diferencia entre música, películas, series y almacenamiento en la nube.

La delicada elección de un “regalo” en la caja de cereales

Bundle

El valor de un servicio es algo muy subjetivo y delicado. Existe un difícil equilibrio a la hora de agrupar suscripciones porque nadie quiere que el suyo acabe siendo el “regalo” que viene en la caja de cereales. En un hipotético Apple+ o Apple Prime que aglutine varios servicios, ninguno querrá ser el loss leader (otra estrategia de precios en el que un producto o servicio se vende por debajo de su coste).

Viendo la complicación que requiere la negociación en Apple Music, lo lógico es pensar en alguno de los otros tres servicios. Apple TV+ ya cuenta con un pequeño bundle en la versión estudiante de Apple Music, donde se ofrece este servicio gratis. Esto se explica en que la versión de estudiantes es muy limitada en número de usuarios y que, al fin y al cabo, es un segmento temporal. Los estudiantes llegan un punto en que ya no lo son y dejan de disfrutar de este plan.

Crear una oferta agrupada de servicios de Apple es más complejo de lo que parece. Hay implicaciones tanto con socios como en el valor de aquello que se ofrece gratis o rebajado

Trasladar una promoción similar, donde Apple TV+ se posiciona como el servicio gratuito, puede tener sentido ahora. Acaba de nacer, su catálogo aún es reducido y lo importante es acostumbrar a los usuarios a su existencia. De ahí la promoción anual con la compra de un dispositivo nuevo. Pero no parece ser una estrategia sostenible a largo plazo, precisamente porque devaluaría el servicio.

Apple Arcade es similar a Apple Music y Apple News+ en que depende de terceros, aunque no de la misma forma. Ofrecerlo de forma gratuita atentaría contra la intención de la compañía de tener un ecosistema saludable de juegos de gran calidad y de pago. Este descarte nos deja con solo un candidato: iCloud.

Desde luego, iCloud es uno de los servicios menos visibles al usuario. Desde hace años se lleva pidiendo un aumento de la capacidad gratuita para todos los dispositivos, algo a lo que Apple se ha negado. Su inclusión en una oferta agregada de servicios podría ser el momento perfecto para arrojarlo como “regalo” en la caja de cereales. El mensaje sería algo así como “date de alta a estos dos o tres servicios y llévate 200GB de iCloud gratis”.

Personalmente y como usuario, estoy deseando ver un Apple+ que contenga, al menos, Apple Music, Apple TV+ y iCloud en una misma suscripción. Será interesante ver cómo lo plantea la compañía, tanto a los usuarios como a sus distintos socios.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios