Publicidad

No sólo es rendimiento: Apple Silicon cambiará los Mac tanto por dentro como por fuera
Mac sobremesa

No sólo es rendimiento: Apple Silicon cambiará los Mac tanto por dentro como por fuera

Publicidad

Publicidad

Cuando Apple presentó sus primeros Mac con procesador Intel, el factor wow que hizo que el público se sorprendiera fue el rendimiento. Tras haber fracasado en el intento de colocar un PowerPC G5 en los portátiles, el salto en rendimiento con los Core Duo fue de un 400 a un 500%. De repente, la potencia de los portátiles de Apple daba un paso de gigante.

¿Se repetirá eso en cuanto Apple presente los primeros Mac con chips Apple Silicon? Pues quizás, aunque con un salto no tan grande de rendimiento. Donde sí deberíamos tener sorpresas es en cómo los Macs en sí mismos cambiarán gracias a las ventajas de los Apple Silicon. Y no sólo hablo de aspecto externo, si no en su interior.

Los Mac del futuro serán silenciosos y delgados

Magic Keyboard Analisis Apple Applesfera 01

La ventaja clave de los Apple Silicon es su eficiencia, y en consecuencia la capacidad que tienen de trabajar sin ni siquiera tener ventilación. Ni los iPhone ni los iPad tienen ventiladores internos, simplemente se calientan y en el caso de llegar a una temperatura demasiado alta el dispositivo se bloquea y pide que esperemos unos momentos hasta que se enfríe. Y eso ocurre en casos muy extremos, personalmente sólo me ha pasado una vez en una década por haber dejado el iPhone al sol durante unos minutos. A nivel general casi no se ve.

Si los Mac con chips Apple Silicon no necesitan ventilación, entonces nos ahorraremos mucho espacio interno actualmente dedicado a la circulación del aire. Espacio que se puede utilizar para que un MacBook sea más delgado, más ligero o tenga una batería más grande.

Ipad Pro Placa Base

Tenemos también el factor de la placa base: Apple lleva años de experiencia miniaturizándolas en los iPhone y los iPad, como podemos ver en la foto superior de la placa base de los actuales iPad Pro por parte del equipo de iFixit. Chip A12Z, chips para la memoria RAM, chips para el almacenamiento, añadimos el resto de chips más pequeños y listo, nada de módulos. Resultado: Macs que pueden ser aún más delgados.

Habrá que olvidarse de la poca reparabilidad que nos quedaba en esos ordenadores, pero a cambio podemos tener modelos de MacBook Pro con un grosor aún menor (quizás lo justo para que los puertos USB-C quepan). El Mac mini sería otro gran beneficiado (aunque depende de si Apple conserva algunos componentes "a la antigua" para que el usuario los pueda expandir, y el iMac podría ganar muchísimo más espacio en su interior. Puedo llegar a creerme que el próximo diseño que veremos dentro de unos meses sea como un iPad Pro a lo grande.

Son cosas que veremos a medida que Apple vaya lanzando esa nueva generación de Macs con chips propios. No me atrevo a decir más sobre ellos, pero si lo tengo que resumir... más delgadez, más ligereza, más batería, menos rejillas de ventilación y menos reparabilidad. Algo me dice que los diseños que veremos a lo largo de los próximos dos años nos van a dejar con la boca abierta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios