Así puedes pulir el Apple Watch de acero para dejarlo como el primer día
Tutoriales

Así puedes pulir el Apple Watch de acero para dejarlo como el primer día

El Apple Watch de acero tiene su propia personalidad y carisma, gracias a su acabado y mayor peso que la colección de aluminio. Estrenada también en 2015, la versión de acero proporciona más sensación de ser un reloj tradicional. Y eso incluye su mantenimiento contra pequeñas abrasiones que disminuyen su brillo natural.

Por eso, el usuario Basic Apple Guy cuenta en su blog cómo pule su Apple Watch de acero de forma regular. Y cómo así consigue que el Apple Watch esté brillante como el primer día.

Cómo pulir el Apple Watch de acero

En primer lugar, nos advierte de que este método para pulir el acero del Apple Watch solo debe aplicarse en el que tiene el acabado plateado. El resto de modelos y colecciones, como el de acero gris espacial, el dorado, titanio e incluso los de aluminio no deben pulirse con este método (entre los que se incluye también el Apple Watch SE). Si lo haces, puedes machacar el acabado del reloj para siempre.

Antes
El Apple Watch antes del pulido, donde se ven las microabrasiones que le quitan brillo.

Recordemos que el Apple Watch de acero tiene la pantalla de zafiro, sobre la que no debemos pasar sobre él las toallitas pulidoras. El método de pulido que describe el usuario solo funciona si los arañazos son pequeños. En ningún vaso va a arreglar arañazos profundos o golpes en el metal.

Debemos hacer las pasadas sin miedo. Las toallitas pulidoras no van a desgastar de forma visible el chasis de acero

Para el proceso, ha utilizado un kit de pulido de metales de Cape Cod, que podemos encontrar en Amazon por 25,20 euros. Viene con 12 toallitas pulidoras, guantes de nitrilo y un paño para limpiar. Aunque nos recomienda tener otro paño adicional para ayudar con la limpieza. Su método es el siguiente:

Pulido
  • Colocamos uno de los paños en el suelo para amortiguar las pasadas.
  • El Apple Watch debe estar apagado, sin la correa y limpio de restos de suciedad.
  • Con los guantes puestos, despliega una de las toallitas pulidoras sobre el paño.
  • Comienza a dar pasadas sobre la misma línea con los diferentes cantos del Apple Watch. Haciendo un nivel medio de fuerza, para asegurarse de que pule el metal sin pasarse.
  • El botón lateral y la corona digital los frota con ambas manos, para asegurarse que se cuela bien por las rendijas.
  • En un puñado de minutos, deberíamos tener el resultado deseado.
Acabado
Así queda el Apple Watch de acero tras el proceso de pulido.

Para terminar y con el reloj aún apagado, lo coloca debajo del grifo con agua templada para eliminar residuos. Al terminar, enciende el reloj y activa el modo expulsar agua unas 2 o 3 veces. Como toque final, utiliza el limpiador WOOOSH! y su paño de microfibra (15,99 euros en Amazon) para dejarlo perfecto.

Y listo. Ya puedes volver a colocarle la correa y empezar a usarlo de nuevo. Un Apple Watch de acero como recién salido de su caja. Como última recomendación, podemos realizar todo este proceso una o dos veces al año.

Temas
Inicio