Cuando tu fototeca se desmadra, es el momento de clonarla y dividirla en varias partes
Tutoriales

Cuando tu fototeca se desmadra, es el momento de clonarla y dividirla en varias partes

Si tengo que nombrar la consulta que más hacen mis clientes en las formaciones que imparto, no tengo que pensar mucho: las fotografías. Y el problema más común que veo son grandes fototecas que dan problemas de almacenamiento en los Mac. Tarde o temprano llega el momento de reducir el tamaño de esa fototeca como sea, porque gestionar cientos de GB en una de ellas es tarea casi imposible.

Uno de los métodos para conseguirlo que más éxito tiene a largo plazo es dividir esa fototeca en dos o más, para utilizar una de esas fototecas como principal y dejar las que queden como "almacén" de imágenes más antiguas que pueden quedar almacenadas en uno o varios discos externos. Se libera almacenamiento en el Mac, y se mejora el rendimiento de Fotos en macOS. Y conseguirlo no es demasiado difícil.

Pasos previos: necesitas espacio y una mínima interacción con la nube

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que necesitaremos espacio, mucho espacio. Como mínimo algo más del doble de lo que ocupe ahora mismo nuestra fototeca. E idealmente, el triple o el cuádruple. La razón es simple: no podemos dividir nuestra fototeca en dos o más directamente. Hay que hacer copias de esa fototeca para dividirla posteriormente, y podemos hacerlo de dos formas.

Otro punto importante es que, si la fototeca que queremos dividir está en iCloud, activemos la opción de descargar todos los originales en el Mac y esperemos a que la aplicación termine de hacerlo antes de empezar a trabajar en la división. En caso contrario estaríamos manipulando versiones de baja resolución de nuestras fotografías, y podríamos perder los originales (almacenados en iCloud) al manipularlos. Idealmente, lo mejor para evitar problemas es que la fototeca que queramos dividir no esté almacenada en iCloud.

Método 1: Clonar primero y borrar después

Fototecas Mac

Este método es el más sencillo, el que da menos complicaciones pero es el más largo: simplemente clonamos el archivo de la fototeca de Fotos para Mac, y luego eliminamos las fotografías selectivamente del original y de la copia. Copiar y pegar, vaya.

Por ejemplo: si queremos dividir una fototeca en dos y almacenar en una las fotografías del año 2020 en adelante y en la otra las fotografías más antiguas, clonaremos la fototeca original y en una eliminaremos las fotografías del 2019 y anteriores y en la otra borraremos las de 2020 y las posteriores. Así de simple.

Método 2: Crear la nueva fototeca manualmente

Fotos Nueva Fototeca

Si queremos ser más selectivos a la hora de crear una "fototeca-almacén" para nuestras fotografías, podemos crear una fototeca en blanco e ir añadiendo las fotografías que queramos desde la fototeca original. Para hacerlo, basta con abrir la aplicación Fotos para Mac a través de su icono del Dock manteniendo pulsada la tecla ALT (Option en los teclados más modernos), y pulsar en el botón "Crear nueva..." (o clonarla y vaciar completamente el clon de fotografías).

Pero claro, Fotos para Mac no puede tener abiertas dos fototecas al mismo tiempo, así que toca mover las fotos que queramos desplazar a alguna carpeta temporal del Finder y después desde esa carpeta a la fototeca nueva. Y cada vez que queramos cambiar de fototeca en Fotos para Mac, hay que cerrar y reabrir el programa pulsando la tecla ALT. Hace unos años había un truco para poder abrir dos fototecas en paralelo, pero ha dejado de funcionar.

Con ambos métodos, el final es el mismo: tener varias fototecas (¿una por año, quizás?) y utilizar una como principal mientras que el resto pueden constituir un almacén bien catalogado en el disco del Mac o en discos duros externos.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio