Cuatro formas rápidas de abrir una pestaña privada de Safari en el iPhone casi sin que te vean
Tutoriales

Cuatro formas rápidas de abrir una pestaña privada de Safari en el iPhone casi sin que te vean

En el modo de navegación privada, Safari no recuerda las páginas que hemos visitado, nuestro historial o la información autocompletado una vez cerramos la pestaña. Un modo que tiene su utilidad en más de una ocasión y que podemos abrir de varias formas distintas desde los cambios que se introdujeron en iOS 15, veamos las más rápidas.

Una navegación muy útil, y a la que acceder rápidamente

Con el rediseño de Safari en iOS 15, tenemos más formas que nunca de abrir una nueva pestaña privada en Safari en nuestro iPhone. Una pestaña que, dada su utilidad podemos querer abrir en más de una ocasión, por lo que cada segundo cuenta.

Si nos encontramos fuera de Safari, la forma más rápida de abrir una nueva pestaña privada es manteniendo presionado sobre el icono de Safari y escogiendo Nueva pestaña privada. Esta pulsación larga podemos hacerla en el icono de la app en la pantalla de inicio, desde la biblioteca de apps o incluso desde los resultados de Spotlight.

Si nos encontramos dentro de Safari, abrir una pestaña privada rápidamente es también muy fácil. Simplemente mantenemos presionado el botón de cambio de pestañas (dos cuadraditos superpuestos) de la parte inferior derecha y tocamos Nueva pestaña privada. Otra opción, si lo que queremos es acceder a las pestañas privadas que ya tenemos abiertas, es tocar en Nav. privada.

La tercera forma de abrir una pestaña privada es ya un poco más lenta, pero útil según donde nos encontremos de Safari. Tras tocar el botón de cambio de pestañas (dos cuadraditos superpuestos) de la parte inferior derecha, tocamos en el texto de la parte inferior central y elegimos Nav. privada. Con ello estaremos viendo nuestras pestañas privadas, si queremos abrir una nueva tocamos el "+" de la parte inferior izquierda o deslizamos de derecha a izquierda en la barra de navegación inferior.

Por último podemos, tras tocar el botón de cambio de pestañas (dos cuadraditos superpuestos) de la parte inferior derecha, mantener presionado sobre el texto central. Una pequeña variante respecto al sistema anterior que, aunque solo evita un toque, puede sernos también cómoda.

Y esto de la navegación privada ¿tiene sentido?

Lianhao Qu Lfan1gswv5c Unsplash

Como ya hemos dicho, es importante que tengamos claro que la navegación privada es solo privada en el dispositivo. Es decir, es solo en el dispositivo donde no se guarda la información. Los rastreadores de los diferentes sitios web o los sitios web en sí siguen viendo nuestra actividad como lo harían normalmente.

Lo que sí evitamos mediante las pestañas privadas es el acceso a las cookies, pues cada pestaña maneja sus propias cookies, por lo que el seguimiento entre sitios se reduce considerablemente. De todas formas, si lo que queremos es dificultar el seguimiento, deberíamos optar por utilizar Private Relay o soluciones similares.

En todo caso, ya queremos navegar sin dejar rastro de nuestra actividad en el dispositivo o para poder iniciar sesión en alguna cuenta sin que sus cookies nos sigan por el resto de la web, es importante que podamos acceder a la navegación privada rápidamente. Afortunadamente, tenemos varias formas de hacerlo.

Imagen | Lianhao Qu

Temas
Inicio