Sigue a Applesfera

Corriendo para salvar nuestra vida en Another World

En caso de que haya alguna asignatura llamada “historia de los videojuegos”, seguro que Another World ocuparía al menos una página del libro de texto, junto con el mítico flashback. Ahora que se cumplen veinte años de la salida de este impresionante título, todo un bombazo en su día, parece una óptima idea revisitarlo. Y es que Another World, ahora disponible para iOS, fue el primer juego que integró perfectamente las escenas cinemáticas en el juego. Tanto, que a veces pienso si son las escenas las que se integran en el juego o es el juego el que se integra en las escenas cinemáticas, gracias a técnicas realmente novedosas para la época como la rotoscopia y la animación de polígonos en lugar de sprites.

Esta tarde me he puesto a jugar, con la idea de avanzar lo más posible en el juego y contaros mis impresiones. Las encontraréis tras el salto.

Another World, pantalla de inicio

Al arrancar Another World vemos que nada ha cambiado respecto a la historia. Pero ha cambiado todo en cuanto al aspecto gráfico. Para darnos cuenta de ello, podemos arrastar dos dedos por la pantalla en cualquier momento, lo que nos mostrará los gráficos del juego original con bastante pixelación. En alta resolución, los gráficos parecen casi vectoriales. El sonido también ha mejorado muchísimos enteros al haber sido creado prácticamente de cero, por lo que recomiendo jugar a AW con auriculares.

Cambiando la resolución de AW a la original

En la configuración del juego podemos elegir dos opciones de control. La primera, en la que se reservan las dos esquinas inferiores de la pantalla para realizar algunas acciones, pudiendo arrastrar el dedo por el resto de la misma para el movimiento del personaje. La segunda permite definir unos joystiq virtuales y colocarlos en cualquier posición. ¿Cuál es mejor? Bueno, pues yo casi me quedo con la segunda. Pero es cuestión de gustos y, en un juego donde el control y la precisión es tan importante como en este juego, la verdad es que los controles están bastante bien resueltos, pese a no tener el toque físico de un botón.

Hola amigos de Applesfera. Soy el protagonista.

No voy a desvelar nada de la historia para no destripar nada, pero el juego realmente ha envejecido bien con el tiempo. Y debo decir también que el lifting al que le han sometido hace que los gráficos no se vean tan viejunos, pero sí que esperaba un poquito más de los mismos.

Esta pantalla la he pasado ya 20 veces, y contando.

Lo que sí que me ha dejado algo perplejo es la dificultad artificial al que le han sometido. Me he quedado en un punto en el que, si me matan o si resulta que entro por un camino que no debía y estiro la pata, debo retroceder al menos veinte pantallas y comenzar desde dicho punto, ya que el sistema de guardado es automático. Esto es tan malo que no sé si es que estoy ante un fallo del juego, o que realmente me veo condenado a volver una y otra vez a jugar lo ya jugado. Todo ello ha evitado acabar el juego hoy como pretendía para dar una revisión más completa del mismo. Y eso en el nivel medio, no quiero saber cómo será en el nivel difícil.

Pantalla para elegir la dificultad.

Creo que Another World es un juego que, para los que lo disfrutamos hace 20 años es una compra obligada. Vamos, que se nos va a caer la lagrimilla en cuanto veamos la cinemática de presentación. Más aún teniendo en cuenta que cuesta menos de 4 euros. Si nunca lo has jugado, y quieres pasar una tarde entretenida, puede ser una buena compra. Recomendado.

Más información | Another World
En Applesfera | Another World, para iOS

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios