Síguenos

motoheroz a fondo

Si RedLynx lanza un juego para Atari te aseguro que lo primero que haré será desempolvar la vieja consola y enchufarla a la tele más cercana para probarlo. La confianza en la compañía es tal después de esa joya para consolas llamada Trials HD, que cuando me enteré que MotoHeroz ya estaba disponible me lancé corriendo a descargarlo. Y eso tras no haber seguido demasiado la pista al juego en su llegada a Wii.

La ocasión lo merecía y las horas de juego finalmente han acabado dándome la razón. Sin ser el juego más inspirado que he probado de esta gente, aunque notablemente mejor que 1000 Heroz, MotoHeroz cumple perfectamente con las expectativas: diversión, adicción y rejugabilidad. ¿Qué más quieres?

motoheroz

MotoHeroz

Tras Draw Race los de Helsinki nos vuelven a subir sobre cuatro ruedas obligándonos a luchar por el éxito en una carrera. La diferencia es que aquí jugamos solos, perdiéndose por completo el espíritu multijugador que tan bien parece haber funcionado en Wii.

Es una decisión que no atiende a razón, es completamente inexplicable que en plena era del juego online no podamos competir de tú a tú con un amigo, pero con el tiempo aprendes a valorar el añadido que han ideado para compensar esa falta, los fantasmas.

Cada carrera, en la que deberemos llegar desde la salida a la meta batiendo un tiempo preestablecido, ofrece tres estrellas, desbloqueables dependiendo de la crono que realices. Pero en este caso no correrás contra la imaginación ni pendiente del reloj, sino de dos fantasmas que nos mostrarán en todo momento la estrategia que han seguido desarrolladores y jugadores, uno azul y otro rojo, para conseguir el mejor tiempo posible.

motoheroz

Si ves que el coche azul te lleva ventaja o calculado un salto mejor que tú, vete olvidando de ganar, y es algo que se agradece al poder reiniciar en todo momento pulsando el botón apropiado en la parte superior de la pantalla. Nada de llegar hasta el final por séptima vez sabiendo que los fantasmas de otros corredores ya te sacan la suficiente ventaja como para que sea imposible alcanzarlos.

Para aquellos que disfrutamos exprimiendo un juego al 100% se agradece un detalle tan simple como ese.

Aviso a navegantes, el juego no es fácil, y aunque con no demasiada dificultad aprenderemos a movernos y girar en el aire con soltura, combinar eso con los entresijos del escenario es bastante más complicado. Más aún cuando empiezan a entrar ítems como muelles, jet-packs y turbos en escena. Nada que achacar a los controles, que funcionan a las mil maravillas y con la velocidad adecuada para que los fallos sean nuestros y de nadie más.

motoheroz

Ganar la máxima puntuación de estrellas en las carreras será vital para ganar algo de dinero con el que mejorar el coche, algo indispensable para superar algunos fantasmas por muy bueno que seas. Afortunadamente la opción para comprar todos los accesorios de un coche con dinero real no me parece demasiado intrusiva, al menos en lo que a dificultad de juego se refiere.

Tiene la lacra del online y a estas alturas es algo que duele, pero pronto te percatas que con los fantasmas la cosa se olvida y el reto se mantiene hasta el final. También las ganas de continuar jugando, y sobretodo olvidando aquello de que con lo que te has gastado por él, más te vale aprovecharlo hasta el final. Es de risa que salga a 0,79 euros con lo que te ofrece, pero más aún con el éxito y aprobación que el sello de RedLynx ofrece de por sí.

Icono de la app

MotoHeroz

  • Desarrollador: RedLynx
  • Idioma: Inglés
  • Requisitos: iPhone, iPod touch, y iPad con iOS 4.1 o superior
  • Precio: 0,79 euros
  • Descárgalo en la App Store

Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios