¿Quiénes fueron los primeros? Curiosa recopilación de los primeros compradores de cada modelo de iPhone

Sigue a

Cola en la quinta avenida


Llevamos cinco años ya, cinco años con el iPhone y al menos para mí se ha convertido en un Gadget imprescindible. Por casualidades del destino, solo necesité de unos pocos meses (dos o tres, no recuerdo bien) para hacerme con el iPhone Edge, el primer iPhone. Un buen amigo vivía por aquel entonces en New York y me hizo llegar uno. Desde entonces un 3GS y un 4S han pasado por mis manos y aunque es evidente cual utilizo actualmente todos funcionan perfectamente.

¿Pero quiénes han sido durante este lustro los primeros en adquirir cada modelo de iPhone? ¿Quiénes han sido los afortunados en comprar antes que cualquier otra persona en la tierra el primer terminal de cada uno de los cinco modelos presentados? ¿Fervientes admiradores? ¿Afortunados buscadores de notoriedad? Bueno, un poco de todo…

Cola en Japón

iPhone EDGE e iPhone 3G. No es oro todo lo que reluce

Con todo el revuelo que formó el iPhone desde su presentación en enero de 2007, hasta su lanzamiento el 29 de junio del mismo año, piensas que su primer comprador va a ser una persona, ferviente admiradora de la compañía de la manzana mordida, deseosa de tener el smartphone, pues no. El primer iPhone fue comprado por Greg Packer, un (permitidme denominarlo así) cazador de primeros puestos en eventos importantes.

Este personaje fue el primero en firmar en el libro de condolencias de Diana de Gales allá por el año 1997. El primero en el funeral de Whitney Houston o la primera persona de la fila en la inauguración de la zona cero de las torres gemelas. Y su lista de asistencia (y primeros puestos) en este tipo de eventos resulta bastante extensa. Así que se plantó en la cola de la Apple Store de la quinta avenida cuatro días antes del lanzamiento y consiguió hacerse con el primer iPhone.

También intentó hacer lo mismo el día del lanzamiento del iPad, pero se encontró con que Apple desde hacía algunos años había empezado a aceptar reservas previas a los lanzamientos y tuvo que ceder su primer puesto a personas que ya habían hecho la reserva del dispositivo días antes.

El iPhone 3G fue el primer iPhone en ser lanzado simultáneamente en varios países, por lo que la búsqueda de cual fue la primera tienda en ponerlo a la venta y la primera persona en comprarla, resulta más difícil. Atendiendo a husos horarios, el primer país en tener el iPhone a la venta fue Nueva Zelanda. Y la primera tienda en abrir sus puertas a medianoche fue una tienda Vodafone en su ciudad más poblada, Auckland.

En ella Jonny Gladwell estuvo desde tres días antes haciendo cola para hacerse con uno. Consiguió llamar la atención de todo el mundo, incluso de los medios de comunicación, y al ser preguntado por ello decía que era por hacerse con un iPhone 3G. Al final todo resultó ser una campaña viral de las páginas amarillas del país, intentando demostrar que una persona era capaz de conseguir todo lo que necesitaba para subsistir durante tres días con las “Online Yellow Pages” y un teléfono móvil.

Cola en España

El iPhone 3GS y el iPhone 4, más países entran en juego

La cantidad de países en la lista de lanzamiento del iPhone aumentó, pero mermó en países como Australia o Nueva Zelanda, por lo que está vez la “tostada” se repartió en Europa. Si recordáis, la cantidad de tiendas de operadoras de telefonía móvil que abrieron de madrugada fueron muchas, por lo que determinar cual fue la primera persona en hacerse con este terminal también resulta difícil.
La única de la que se guardan datos sobre su apertura esa medianoche del 19 de Junio de 2009 es una Boutique Orange en París.

Está el dato curioso de que Aaron Vronko, CEO de la Web americana RapidRepair estuvo allí esa noche en París. Esta Web es conocida por hacerse con cada nuevo dispositivo antes que nadie y desmontarlo (una especie de iFixit) solo que lo que ellos buscan es aprender la manera de reparalos. Así que con este movimiento la web consiguió hacerse con el iPhone 3GS, desmontarlo y mostrarlo al mundo unas doce horas antes que la competencia.

El iPhone 4 fue el primero en venderse en Japón, su Apple Store de Ginza fue la encargada de venderlo aquel 24 de junio. Por políticas internas japonesas, más que hacer cola, las 500 personas que se agolparon a las puertas de la tienda entraron a la carrera, y la primera persona en salir con un iPhone 4 en la mano fue Ryoichi Hoshino. Este desempleado japonés declaró que le encantaba el dispositivo y que quería utilizarlo para ver películas y twittear.

El último iPhone hasta la fecha, el iPhone 4S

Esta vez, durante el lanzamiento del iPhone 4S, Nueva Zelanda volvió a entrar en juego, y como ellos fueron los primeros en recibir el 14 de octubre de 2011, ellos fueron los primeros en tener la oportunidad de comprarlo. Ami Yang, una estudiante de 19 años consiguió hacerse con el primer iPhone a la venta tras hacer unas quince horas de cola (y saltarse alguna que otra clase). Estaba tan emocionada que no se dio cuenta de que la persona que se lo vendió fue la conocida estrella de rugby local Dan Carter (o tal vez sería que no le interesaba mucho el rugby).

Al ser entrevistada por la televisión dijo que le sonaba la cara de su vendedor, sabía que estaba relacionada con el deporte, pero que no sabía su nombre.

Curiosa lista ¿no? solo el tiempo nos dirá que nos depararán los próximos cinco años.

En Applesfera | El iPhone que nadie consiguió imaginar
Vía | AppleGazette

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios