Compartir
Publicidad
Estas gafas de Intel son el camino de las Apple Glasses
Accesorios

Estas gafas de Intel son el camino de las Apple Glasses

Publicidad
Publicidad

Todo el mundo recuerda las Google Glass y su estrepitoso fracaso, ahora reconvertido en el mundo empresarial. Presentadas hace cinco años, no superaron la prueba del algodón y provocaron un rechazo casi unánime. La idea sigue dando vueltas en los terrenos tecnológicos y ahora estas gafas de Intel son un prototipo que nos da una idea del camino que deberán andar las futuras gafas de Apple.

Lecciones aprendidas: Apple Watch vs Google Glass

Google Glass

La principal lección que hemos aprendido con Google Glass es que una persona debe querer llevarlas puestas. No importa que la tecnología sea alucinante, si el usuario percibe las gafas como algo que no va con su personalidad, las rechazará. Y las Google Glass gritaban a los cuatro vientos soy un friki.

Para comprender esto, es necesario saber qué es la moda. No en su sentido efímero sino en la manera que tienen las personas de expresarse mediante ropa, accesorios y complementos. Para cada persona, es un ejercicio de coherencia con su personalidad.

Para convencer a la gente de que tus gafas merecen la pena, primero deben reconocer la moda y los gustos personales

Quien sea tímido, utilizará su apariencia para intentar pasar desapercibido. O justo al contrario, llamar la atención para romper el hielo. A quién le guste el deporte de vela, optará por relojes que cuadren con su afición. Y si le encanta Star Trek, tendrá dos o tres camisetas de esta saga de ciencia ficción.

Apple supo reconocer la importancia de la moda en las personas y por eso vimos cómo el Apple Watch reconocía esas diferencias. El reloj de la manzana mordida aterrizó en 2015 con dos tamaños, varias colecciones (aluminio, acero y oro, ahora convertido en cerámica) y todo un ejército de correas que aumenta año a año.

Apple Watch

Pero en Cupertino no se conformaron con esto, sino que idearon un sistema para intercambiar las correas con facilidad, aumentando la variedad de situaciones a las que se puede adaptar el reloj. Deportiva para el gimnasio y el ejercicio, nylon para fin de semana y acero o cuero para el trabajo y ocasiones especiales.

Aunque no conozcamos cifras oficiales de venta del Apple Watch, este wearable está siendo un éxito.

Las gafas de Intel dan en el clavo

The Verge tuvo acceso exclusivo a las Vaunt, las gafas inteligentes de Intel, que pueden verse en este video. Lo primero que llama la atención es el aspecto de las gafas, que podrían pasar desapercibidas como unas normales. Además, pesan menos de 50 gramos en total. Como referencia, las Google Glass pesaban 36 gramos sin contar con cristales o montura adicional.

Intel ha logrado construir unas gafas que no parecen salidas de una serie de ciencia-ficción o de un futuro distópico. Un auténtico hito si tenemos en cuenta que las gafas de Magic Leap, una de las compañías más populares del sector de las gafas inteligentes, parecen extraídas de una película de Vin Diesel.

magic leap

El problema al que se enfrentaron numerosas compañías tecnológicas con los relojes inteligentes no fue (solo) la tecnología y las exigencias de miniaturización. Fue su incapacidad para hacer productos atractivos y que se adaptaran a un público más amplio que el del aficionado tecnológico. El Apple Watch fue el único reloj que no gritaba "¡tecnología!" a los cuatro vientos, al igual que las Google Glass.

A pesar de lo prometedor de sus Gafas, Intel puso a la venta esta división, dejando todo el peso de las gafas inteligentes en Apple

Por desgracia, Intel puso a la venta su división de gafas inteligentes en sus esfuerzos por alejarse de los mercados de consumo en los que había probado el agua. Eso quiere decir que las gafas de Apple tienen sobre sí la oportunidad y responsabilidad de repetir la jugada realizada con el Watch.

Sabemos que Apple lleva tiempo trabajando en ello. Bloomberg afirmó hace meses que su lanzamiento podría estar previsto para 2020. Un trabajo para el que Apple contaría con Quanta para su fabricación. Y desde luego, Apple ha mostrado una plataforma sobre la que construir apps para sus futuras gafas: ARKit.

En Applesfera | Esta nueva patente nos da más pistas: si Apple hace unas gafas de realidad virtual no van a ser aparatosas.

Imágenes | The Verge, Dan Leveille

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos