Compartir
Publicidad
El Apple Watch encuentra un sitio especial entre los empleados de cara al público
Apple Watch

El Apple Watch encuentra un sitio especial entre los empleados de cara al público

Publicidad
Publicidad

La aparición del iPhone y del smartphone moderno nos ha traído numerosas cosas buenas, pero también algunas negativas. Entre ellas está que siempre lo tenemos ahí para distraernos y eso puede no ser lo adecuado en determinadas situaciones, como en los trabajos de cara al público. Por ello, las empresas están aplicando normas que obligan a los empleados a dejar sus smartphones en una taquilla o a no utilizarlos en las horas laborales.

Es por esto que el Apple Watch se ha convertido en un dispositivo interesante para estos empleados. Se convierte en una manera discreta y aceptable de mantenerte conectado.

Mirar el móvil no, pero el Apple Watch sí

Apple Watch

Tiendas, restaurantes, peluquerías y vigilancia son servicios de cara al público que suelen tener sus horas de baja actividad. Sus horas muertas. Es ahí cuando resulta muy tentador sacar el iPhone y zambullirte en tus redes sociales, escribir mensajes o navegar por internet. Sin embargo, eso puede dar una mala imagen a ciertas personas del público.

La publicación Quartz se ha hecho eco de una tendencia al alza entre los empleados estadounidenses que trabajan de cara al público. Ante la creciente restricción o prohibición de utilizar el móvil en horas laborales, estos trabajadores han recurrido al Apple Watch.

Los trabajadores de cara al público han encontrado en el Apple Watch a un aliado inesperado para sus horas muertas

Las propias dimensiones y ubicación del dispositivo hacen que sea imposible dedicarle una atención excesiva. La pantalla tiene un tamaño que no permite una inmersión prolongada en el contenido. Y que tengamos que sostener el brazo en una posición determinada se vuelve incómodo pasados un puñado de segundos.

Mirar la hora en el lugar de trabajo está socialmente aceptado, siempre que no se esté interactuando con un cliente en ese momento. Un empleado de cara al público con un Apple Watch puede hacerlo sin miedo a dar una mala imagen a su empresa, con lo que puede permanecer conectado y al día con sus contactos. Esto es posible siempre que el reloj permanezca conectado al iPhone mediante bluetooth o WiFi.

Mucho más que notificaciones

Entre los testimonios recogidos por Quartz destacan otros usos además de las notificaciones (o salvar la vida). El reloj de Apple se ha convertido en una herramienta indispensable para la monitorización de nuestra actividad diaria, cosa que también resulta interesante a este tipo de trabajadores. Estar gran parte de la jornada laboral de pie ayuda a cerrar esos anillos.

Con la llegada de la última generación de Apple Watch, este wearable es mucho más capaz que antes. El modelo con conectividad 4G aún no ha llegado a España ni Latinoamérica, pero abre una serie de posibilidades interesantes cuando se combina con los AirPods.

Posibilidad de utilizar un único auricular para mantener conversaciones rápidas o enviar mensajes de una manera discreta mediante Siri puede ser un aliciente más para estos trabajos. Aunque aquí volvemos a entrar en aquello que cada empresa considere como aceptable en el entorno laboral.

Con poco más de tres años de vida, el Apple Watch se encuentra a las puertas de un rumoreado rediseño externo. Aunque no todo son buenas noticias, ya que se enfrenta a la encrucijada generada por la retirada de algunas apps como la de eBay, Slack o Instagram.

En unas semanas se celebrará la WWDC de Apple, donde veremos cuál es el futuro que le espera al Apple Watch.

En Applesfera | Por qué el Apple Watch es mi dispositivo favorito después de tres años de uso.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio