Compartir
Publicidad
Publicidad
Las tres luchas del Apple Watch LTE
Apple Watch

Las tres luchas del Apple Watch LTE

Publicidad
Publicidad

La aparición de un reloj inteligente con conectividad de datos no es una idea novedosa. De confirmarse los rumores sobre el próximo Apple Watch, estaríamos a punto de ver un modelo con conexión LTE o 4G. Se trataría del primer wearable de la manzana con esta funcionalidad, aunque el honor del primer smartwatch con 3G recae en el Gear S de Samsung hace tres años.

Dicho esto, no es difícil imaginar que añadir una radio de conectividad de datos estaba en los planes de Apple desde el principio. ¿Qué ha podido impedirlo hasta ahora? Hay tres conflictos que Apple ha tenido que luchar y de los que tendría que salir victoriosa para materializar este nuevo dispositivo. 

El factor más importante: autonomía

Autonomía Apple Watch LTE

Con cada nueva generación, Apple le da una vuelta de tuerca a la eficiencia energética de los componentes del Watch. Un chip más potente, pero que también consuma menos. Una pantalla más brillante que utiliza menos energía. El sistema operativo juega su papel, algo que vimos especialmente con watchOS 3.

La inclusión de una radio LTE es otra historia puesto que se trata de un componente que requiere un suministro muy importante de batería. No hay nada como poner el iPhone en modo avión para ver aumentar su autonomía. Apple podría afrontar este problema de manera similar a como lo hace con el GPS del Apple Watch Series 2: activándolo cuando no está el iPhone cerca.

Un Apple Watch con LTE activará la conectividad celular cuando haga falta, no de forma permanente

El GPS comienza su "rastreo" cuando iniciamos una actividad deportiva sin nuestro terminal, como puede ser ir a correr, andar en bici o nadar en mar abierto (o una de las casi 30 nuevas que se han filtrado). Un Apple Watch con LTE no podría tener la conectividad encendida constantemente, sólo en los momentos en que está separado de un iPhone. Imagino que Apple "venderá" esta funcionalidad como una manera de separarte del terminal en periodos concretos: hacer un recado, gimnasio, deporte al aire libre.

watch acero
"Al utilizar el GPS integrado del Apple Watch Series 2 sin el iPhone, la batería dura hasta 5 horas".

Según Apple, la autonomía del Series 1 y Series 2 es idéntica en todos los aspectos excepto uno. Al entrenar obtendremos 8 horas ininterrumpidas monitorizando nuestra frecuencia cardíaca. Sin embargo, cuando utilizamos el Series 2 sin el iPhone cerca pero con el GPS activado la autonomía se reduce a 5 horas de entrenamiento constante. Esto nos da una idea de cómo podría afectar una radio LTE a determinadas actividades.

Lo que más me intriga es si Apple permitirá el streaming directo desde Apple Music. Es evidente que esta es una de las funciones más atractivas de un Apple Watch LTE, además de llamadas (algo que podría no estar habilitado), pero también será de las más exigentes en términos de batería. ¿Tendrá Apple preparado un modo de menor calidad de audio a cambio de un bajo consumo?

Grosor y peso en el Apple Watch Series 3

correa

Como diría Abe Simpson, "poca gente sabe" que el Apple Watch Series 1 y 2 no son exactamente iguales. Dejando a un lado el GPS, mejor pantalla y su resistencia al agua, la Series 2 se diferencia en dos aspectos clave para un reloj: grosor y peso. Veamos cómo son en la actualidad:

  • Series 1, caja de 38mm: 10,5mm y 25 gramos.
  • Series 1, caja de 42mm: 10,5mm y 30 gramos.
  • Series 2, caja de 38mm: 11,4mm y 28,2 gramos.
  • Series 2, caja de 42mm: 11,4mm y 34,2 gramos.

Casi 1 milímetro más y entre 3,2 y 4,2 gramos adicionales es lo que diferencia a ambos modelos. Puede parecer poco pero cuando hablamos de un dispositivo que llevamos en la muñeca, cada milímetro y gramo cuentan. Hay personas que prefieren relojes grandes y pesados, pero no es la tendencia general.

auriculares

A modo de aproximación, sabemos que un iPad mini 2 con conectividad LTE se diferencia en 10 gramos con respecto al modelo sin red de datos. Dudo que un Apple Watch Series 3 con LTE llegue a aumentar su peso tanto, pero no sería descabellado pensar que se añadirían 4 o 5 gramos más. Éstos serían adicionales a los 3-4 gramos que añade el Series 2 sobre el Series 1, por lo que nos colocaríamos en un rango de 32 y 39 gramos para el Series 3 según el tamaño de la caja.

Grosor y peso son dos aspectos fundamentales de un reloj para "fundirse" en nuestro día a día

Que no es poco. En cuanto al grosor, volvemos a lo mismo. Más componentes internos sólo puede ir en una dirección: hacia arriba. Otro milímetro adicional supondría colocarse alrededor de los 12,5, un grosor similar a los 12,9mm de competidores como el Samsung Gear S3 Classic.

Apple va a tener que poner todo su conocimiento y esfuerzo en ingeniería por contener las dimensiones y peso de un Apple Watch con LTE. De lo contrario, estaríamos ante un dispositivo difícil de "camuflar" en el día a día.

El calor de una radio LTE

Nike

No es ningún secreto que los dispositivos electrónicos emiten calor cuando son sometidos a esfuerzos exigentes. Tampoco que un smartphone se calienta especialmente al intentar encontrar una red en condiciones pobres de cobertura. Un Apple Watch LTE tendría que lidiar con el calor que desprende, teniendo en cuenta que se trata de un dispositivo pegado a nuestra piel. De modo que nada de superar una temperatura que pueda considerarse incómoda para el usuario.

Aquí debemos preguntarnos qué tipo de conectividad es la adecuada para un Apple Watch, teniendo en cuenta sus restricciones de tamaño, peso, uso y proximidad al cuerpo. Más que velocidad punta, en un dispositivo así debería primar la latencia. El LTE o 4G sería el candidato adecuado, sin embargo, esta red aún está desplegándose por el mundo y no es tan ubicua como el 3G. ¿Tal vez una red a medio camino entre ambas como el HSPA+?

Una radio LTE debe cuidar la temperatura del Apple Watch con especial atención al tratarse de un dispositivo que va pegado a nuestra piel

Descartaría sistemas como el GPRS o Edge por su antigüedad y escasa eficiencia energética. Un Apple Watch necesita velocidad y estas redes, aunque llegan a lugares remotos, no son prácticas para este dispositivo. Sobre todo si la idea de Apple es utilizar el reloj en actividades puntuales como las que veíamos al principio.

Aún quedan unos días para que salgamos de dudas, aunque espero que Apple resuelva estos tres puntos en su inminente presentación. Serán los aspectos clave de la nueva generación de Apple Watch LTE.

En Applesfera | Un Apple Watch con conexión LTE: las ventajas y desventajas que supondría.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos