Compartir
Publicidad

Brasil abre camino para Foxconn, el polvo podría haber causado la explosión en su fábrica de Chengdu

Brasil abre camino para Foxconn, el polvo podría haber causado la explosión en su fábrica de Chengdu
13 Comentarios
Publicidad

Foxconn, uno de los principales proveedores de Apple, sigue investigando las posibles causas de la trágica explosión que sufrió su fábrica de Chengdu y que se cobró tres víctimas mortales y varios heridos. Según el New York Times, Foxconn ha identificado la causa como un polvo combustible que se encontraba en los conductos de ventilación de una sección del edificio donde se pulían materiales. Según unos informes del pasado mes de marzo por parte de una organización de derechos de los trabajadores, ese polvo podría ser de aluminio.

Esto mancha un poco más el historial de Foxconn, que ya tuvo problemas el año pasado e hizo que Apple reforzase sus ya de por sí estrictas supervisiones. Y no fue un esfuerzo inútil, porque según la fuente se descubrieron algunas irregularidades como datos erróneos en la edad de algunos trabajadores en su documentación. La compañía se ha expandido fuertemente por el sur de China durante los últimos meses gracias a la alta demanda de los dispositivos móviles de Apple.

Paralelamente Foxconn ha encontrado buenas noticias desde Brasil, país que ha rebajado significativamente sus tasas e impuestos para que la compañía pueda colocar ahí sus fábricas y estimular el empleo y la economía del continente suramericano. Foxconn ya había solicitado esas rebajas al gobierno brasileño, que eran uno de los mayores impedimentos para que ese traslado fuese económicamente viable con una inversión de 12 mil millones de dólares.

Apple sabe de sobra el precio de tener unos dispositivos tan exitosos como el iPhone o el iPad. Su ritmo de fabricación es máximo dada la demanda a nivel global, y tiene que prestar una atención también máxima para garantizar la seguridad de los trabajadores. Sus inspecciones son intensas y frecuentes, con lo que esperamos que gracias a la colaboración con Foxconn no haya que lamentar más accidentes.

Vía | New York Times y Fast Company

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio