Compartir
Publicidad
Sables láser, iPhones más grandes y coches: New Yorker habla con Jonathan Ive
Curiosidades

Sables láser, iPhones más grandes y coches: New Yorker habla con Jonathan Ive

Publicidad
Publicidad

El medio New Yorker ha podido hablar con Jonathan Ive, actual máximo responsable del diseño de hardware y software de Apple. Y como en cada ocasión en la que un medio ha conversado con él, han saltado algunos detalles y curiosidades del ejecutivo.

Y no son sólo manías personales, sino que también ha hablado sobre su trabajo en Apple y sobre las decisiones que ha tomado respecto a las dimensiones y el diseño de los últimos productos de la compañía. De hecho ha ido tan atrás en esas decisiones que ha hablado incluso del reencuentro que tuvo con Steve Jobs en 1997 cuando el cofundador regresó a Apple.

Ive tenía una carta de dimisión preparada en su bolsillo en los peores días de Apple

En esa época, con una Apple que estaba abocada al precipicio, Ive tenía una carta de dimisión preparada en su bolsillo. Pero entonces Jobs entró en su estudio de diseño y le dijo, textualmente: "Joder, no has sido muy efectivo, no?" Una charla fue lo suficiente para que ambos ejecutivos se entendieren bien con el trabajo que había que hacer a partir de entonces: enfocarse hacia el consumo digital.

Y vaya si lo ha hecho, hasta un punto en el que ya se han vendido hasta mil millones de dispositivos iOS con los iPhone 6 por bandera. Ya que hablamos del teléfono: Por lo visto Ive barajó dotar al iPhone 6 Plus con una pantalla de 5,7 pulgadas en vez de la de 5,5 que finalmente tiene. El tamaño demasiado grande que habría tenido el terminal le hizo rectificar.

Apple Watch + iPhone

Por supuesto, también se ha hablado del Apple Watch. El diseñador explica en la entrevista cómo este accesorio fue concebido poco antes de la muerte de Steve Jobs, momento en el que cualquier apuesta de futuro que se hacía era muy dudosa y complicada debido al estado de su CEO. Según Ive, "los ejecutivos tenían ganas de actuar antes de las lamentaciones [por la muerte de Jobs] y las críticas de la prensa".

Jony nos da la razón por la que el Apple Watch es tan personalizable aún con las manías de la compañía de tener diseños muy mínimos y individuales: no es lo mismo tener un ordenador o un teléfono móvil cuyo diseño se pueda asemejar al de otros que tener un reloj. Un reloj es un accesorio muy íntimo, cuya apariencia dice mucho de su propietario, y por lo tanto no atraía la idea de que millones de personas se pusieran el mismo reloj. Además, las carátulas del reloj ya se encargarán de identificarlo como el Apple Watch.

Un último detalle sobre Apple del que ha hablado Ive es de las Apple Store. Os alegrará saber que tanto él como Angela Ahrendts trabajan codo con codo para rediseñar el interior de las tiendas, para actualizarlas acorde con el tipo de compañía en el que se está convirtiendo Apple.

Europop, coches, posters satíricos de la Reina y el diseño de los sables láser

Reina Chimpance

Ive comentó algunas curiosidades más personales, como algunos detalles que tiene en su estudio de trabajo habitual. En la imagen superior podéis ver un póster de la Reina Isabel II como si fuera un chimpancé diseñado por Banksy, póster que el diseñador tiene colgado en su despacho recordándole que es europeo y sobretodo británico. La música que suena en esa sala suelen ser éxitos pop del viejo continente.

Ive "no puede tener una opinión más baja" de la biografía autorizada de Steve Jobs

Jonathan tiene amistades que suelen codearse en lo más alto, como por ejemplo Bono o J.J.Abrams. Éste último, encargado de dirigir la nueva saga de Star Wars le pidió consejo sobre el diseño de los sables láser. Y por lo visto recibió algunas recomendaciones, que reconoce se harán patentes en la película pero que no tienen nada que ver con ese polémico sable con una empuñadura por la que salen dos láseres más. Para Ive, la arma de los jedi y los sith tiene que ser "menos precisa, más primitiva, más analógica". Y sí, en el trailer podemos ver cómo el filo del sable láser que aparece tiene esas imperfecciones.

Otra afición que Ive tiene son los coches, aunque "está defraudado" con los coches que se venden hoy en día. Y algo de aviación también tiene que atraerle, ya que se apropió del jet privado que tenía Steve Jobs cuando era CEO. Lo único que odia acerca de su antiguo jefe es la biografía que escribió Walter Isaacson, de la que dice "no puede tener una opinión más baja".

Lo cierto es que si juntamos todas las entrevistas que Ive ha hecho junto con otras anécdotas, podríamos tener incluso una biografía suya: su charla con Vogue, su discurso del SFMOMA, su manía de no saber cuánto gana la compañía, sus celos de la aplicación Yahoo Tiempo... no es la primera vez que el legendario diseñador nos sorprende con detalles de su vida y me da que no va a ser la última.

En Applesfera | Jonathan Ive habla del Apple Watch, creatividad y sentirte plagiado en el Design Museum de Londres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio