Publicidad

La integración de Apple, el jack de audio y los límites del monopolio
General

La integración de Apple, el jack de audio y los límites del monopolio

Publicidad

Publicidad

Hay temas que se resisten a morir. Y en tecnología hay quienes se aferran al pasado en exceso. Es el caso del jack de audio y la publicación tecnológica estadounidense The Verge. Desde que Apple eliminó el conector de sus iPhone en 2016, este medio se ha embarcado en una cruzada hacia ninguna parte. La ausencia del jack de audio se ha convertido en un meme del que surgen situaciones incomprensibles. Como la que se dio durante estos días en Twitter y vamos a pasar a desgranar a continuación.

El jack de audio y los AirPods Pro

En el tweet superior, Nilay Patel afirma que "literalmente no hay manera para que otras compañías de auriculares puedan competir contra las ventajas que Apple se da a sí misma". En el mensaje se retweetea un video del conocido redactor de 9to5Mac, Guilherme Rambo, en el que aparece la animación al configurar unos AirPods Pro por primera vez.

Patel es el editor jefe de The Verge. Es el autor del artículo que en verano de 2016, antes del lanzamiento del iPhone 7 sin jack de audio, escribió un editorial asegurando que su eliminación era hostil al usuario y una estupidez. En su artículo detalla cómo esto trae una serie de desventajas como el DRM en el audio, el uso de adaptadores para auriculares de cable o que "nadie lo está pidiendo", entre otras razones.

No vamos a rebatir cada punto, basta con referirnos a que dos grandes competidores de Apple han acabado sucumbiendo a su eliminación: el Pixel 2 de Google y el Note 10 de Samsung. Sí que conviene señalar que en el análisis de The Verge sobre el iPhone 11 Pro, la ausencia del jack de audio era un punto negativo importante, mientras que para el Pixel 4 de Google no aparece en el apartado de inconvenientes.

dongle

Entrados ya en antecedentes, volvamos al tweet del periodista. Nilay Patel continúa en la línea con otro adicional donde afirma que el jack de audio no era solo eso, significaba un "campo de juego nivelado". Pero, ¿qué es lo que está queriendo decir? Patel sugiere que la forma que tiene Apple de integrar sus productos entre sí, eliminando el conector, es una práctica anticompetitiva.

Este tipo de argumentos se producen en un ambiente en el que las autoridades de EEUU y la Unión Europea han puesto el foco encima de las grandes corporaciones tecnológicas. Desde Google a Facebook, pasando por Microsoft, Amazon y, por supuesto, Apple. Lo cual llevaría a pensar que el jack de audio podría ser investigado también. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Sobre monopolios y negocios con integración vertical

iPhone 7 Plus

Un monopolio es una situación que se da en un mercado en el que únicamente hay un producto o un vendedor. Éste puede influir sobre el precio o la cantidad que se vende en el mercado a capricho, ya que no hay bienes sustitutivos. Si quieres ese producto, no tienes más remedio que comprárselo a la empresa al precio que te diga.

Con la definición en la mano, podemos ver que Apple no está ejerciendo un poder monopolístico en el mercado de auriculares. La eliminación del puerto de audio, un estándar abierto, no impide a los fabricantes utilizar otro estándar abierto como el bluetooth de los dispositivos de Apple. La situación sería muy distinta si la única vía para conectar auriculares a un iPhone es a través de Lightning, que es propietario de Apple. O bien, Apple impidiese por completo usar auriculares que no fueran los suyos. Lo cual sería un abuso de poder de mercado flagrante.

Aunque Patel en realidad se está refiriendo a la ventaja que Apple se da a sí misma cuando se trata de dispositivos de la compañía. Esa configuración automática, esa sincronización vía iCloud con todos los dispositivos del usuario. Lo que realmente está en el punto de mira es la integración de Apple y su negocio, que el periodista licenciado en derecho ve como una forma de monopolio.

jack audio
Lo que realmente cuestiona Patel es la legalidad de los modelos de negocio verticales frente a los horizontales

La cuestión de fondo es si el modelo de negocio vertical de Apple es legal o no. Desgraciadamente para este argumento, los modelos verticales han existido siempre como una manera de diferenciarse de la competencia. Y hay demasiados ejemplos:

  • Una compañía de madera que utiliza sus propios camiones de transporte.
  • Una cadena de comida rápida que hace sus propias patatas fritas.
  • Un supermercado que en determinadas categorías solo vende productos que son de su marca.

Hay muchos ejemplos más de integración vertical, todos ellos legales porque no suponen un impedimento a la competencia de otras empresas. Son una ventaja competitiva, sí, pero no injusta. El caso de Apple y los AirPods es el mismo. Lo que Patel desea en el fondo es que todos los fabricantes tuvieran acceso a las mismas funciones exclusivas de los audífonos de Apple. O lo que es lo mismo, obligar a Apple a transformar su modelo de negocio vertical en horizontal.

La realidad es que la integración vertical y horizontal son dos modelos perfectamente legales de llevar un negocio.

El éxito de los AirPods no se debe solo a su superior integración

AirPods Pro

En este tipo de argumentos hay un aspecto que se pasa por alto pero que es de gran importancia. Para Patel, los AirPods deben su éxito a tener una integración superior con el resto de productos de Apple. Una contra la que sus competidores no pueden hacer nada porque jamás podrán lograr ese nivel de intimidad. Pero eso significa que el resto de cualidades son irrelevantes y se ignora las razones que llevan a una persona a comprar los AirPods.

Los AirPods salieron al mercado en un momento en el que los auriculares completamente inalámbricos tenían un precio superior a los 200 dólares. En 2016 comparamos estos auriculares con otros similares de la competencia y ninguno de ellos era más barato que unos AirPods. Pasado el tiempo, hay alternativas por mucho menos dinero, pero el precio sigue siendo un argumento a favor de los AirPods.

La superior integración de los AirPods con los productos de Apple no es la única razón por la que son populares

También se está dejando a un lado el músculo de Apple al distribuir sus productos en sus propias tiendas (algo que seguramente Patel vea con malos ojos), unas campañas de marketing que los convierten en un producto muy atractivo, su atractivo diseño e incluso el estatus social que aportan para algunos usuarios. Los fabricantes de auriculares pueden competir con mejores precios, diseño, distribución, marketing o marca. Para Patel, nada de eso importa frente a la facilidad para configurar y usar unos AirPods. Lo cual resulta absurdo.

Hay otras muchas razones por las que las conductas de las empresas tecnológicas podrían generar responsabilidades legales. En el caso de Apple, la App Store es la que más atención se está llevando en los últimos años. Más recientemente Apple Pay en Europa. De cara a las inminentes contiendas legales, conviene tener bien claros los límites. Este caso queda fuera de ellos por completo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir