Publicidad

Esto es lo que me ha pasado tras utilizar sólo Apple Maps en un mes

Esto es lo que me ha pasado tras utilizar sólo Apple Maps en un mes
68 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si habéis estado leyendo Applesfera este verano, coincidiréis conmigo que no se puede negar el esfuerzo que Apple está haciendo para mejorar su plataforma de mapas. Correcciones a diario, peticiones para que las empresas ayuden, cambios en sus responsables... así que aprovechando cierta cantidad de viajes que he tenido que hacer este agosto, me planteé una prueba: depender exclusivamente de los mapas de Apple en iOS y OS X durante un mes.

Ese mes ya ha pasado, y bueno... he sobrevivido. Nunca me han faltado recursos para poder tener lo que necesitaba, pero no sin antes descubrir ciertas ventajas e inconvenientes sobre la opción que casi todos elegimos por defecto: Google Maps. Si os planteáis hacer lo mismo sabed que se puede, pero hay que acostumbrarse a algunas cosas.

Inconvenientes: búsquedas, datos y gráfico

mapa apple

Empecemos por los inconvenientes, encabezados por las búsquedas. Los mapas de Apple exigen que busquemos nombres muy concretos de las calles para encontrarlas. No podemos dejarnos el poner "calle de" o "calle" antes de su nombre, si no queremos que los resultados se repartan entre varias ciudades de todo el mundo. En cambio, con Google Maps, basta con poner el nombre de una calle y vamos directamente a ella teniendo en cuenta la ciudad donde estamos navegando.

Otra cosa que echo en falta es, desde luego, Street View. Poder ver un lugar como si estuviéramos allí mismo nos da mucha más seguridad para encontrarlo, especialmente cuando estamos mirando un destino en otro país. Las vistas aéreas de los mapas de Apple cubren este problema, pero sólo parcialmente y no nos dan la oportunidad de ver los locales o el aspecto detallado de la calle. Google hizo un esfuerzo titánico desplegando coches con cámaras por todo el mundo para crear el mundo de Street View, pero ha valido la pena. Ha conseguido que los usuarios se acostumbren demasiado a él.

Los mapas de Apple no tienen información del transporte público por sí solas, pero sí que podemos resolverlo con aplicaciones como CityMapper

Y desde luego, una de las mayores carencias: la información del transporte público. Irónicamente tengo en pantalla datos que nunca necesito (como la información de todos los locales), pero no puedo consultar datos del metro o de los autobuses. Para ello, Apple nos recomienda usar otras aplicaciones. Google Maps, en cambio, nos da incluso los horarios y muestra encima del mapa las rutas de cada línea de tranvía, metro y bus con los colores correspondientes.

Servidor lo ha arreglado con una aplicación de la que ya hablamos en Applesfera: CityMapper. Ésta utiliza los mapas de Apple como base, pero los vitamina con absolutamente todo lo que necesitamos saber sobre el transporte público de Barcelona o Madrid. El problema viene cuando salimos de esas dos metrópolis... la diferencia de calidad entre CityMapper y el resto de aplicaciones semejantes es abismal.

Por último, una función que Apple debería considerar seriamente: la de poder guardar mapas para consultarlos sin conexión a internet. Es algo que me salvó la vida en mi último viaje a Londres, donde pude guiarme por la ciudad sin necesidad de activar el roaming.

Ventajas: rendimiento y gráficos

Vista Flyover de los Mapas de Apple (Perusa)

Lo primero que notas cuando te obligas a ti mismo a usar sólo Apple Maps es la velocidad. Tanto en un iPhone 5 como en un iPad mini con pantalla retina, los mapas de Apple cargan mucho más rápido y su uso es más ligero y agradable. Nada como poder aprovechar el núcleo del sistema para optimizar el rendimiento de unos mapas nativos, desde luego: hace que volver a usar Google Maps parezca un suplicio. Y eso es bueno.

También te das cuenta de los gráficos en sí, y no hablo sólo de la vista tridimensional por satélite: los mapas estándar también se han hecho de forma que parezcan más simples y no agobien demasiado. Quizás el texto de los locales marcados en el mapa podría ser más pequeño, como en Google Maps, pero es ese tamaño el que a lo mejor la da más claridad. A nivel general, Google Maps me parece más empalagoso.

¿Y ahora con qué me quedo?

Pues tras un mes sin utilizar los mapas de Google, creo que voy a seguir utilizando los de Apple excepto en algunas situaciones muy concretas. Sí, a Apple todavía le queda trabajo por hacer, pero las mejoras se notan progresivamente e inconvenientes que he señalado como las búsquedas van mejorando con el tiempo.

Pero principalmente, lo que anima a seguir confiando en los mapas de Apple es en su rendimiento. Al cabo de un tiempo la diferencia es tan grande que es lo que determina la elección de una plataforma u otra. Y si en Cupertino tienen pendiente una gran actualización, más razones para las que darle una oportunidad a esos mapas. Hace un año recomendaba lo contrario, así que algo debe de haber cambiado.

Imagen | Brett Jordan
En Applesfera | Los mapas de Apple dan el salto a la beta de icloud.com

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios