Compartir
Publicidad
"Mi intención al integrar el iPad con la música es que no se oigan los unos y ceros", entrevista al pianista Moisés P. Sánchez
iPad

"Mi intención al integrar el iPad con la música es que no se oigan los unos y ceros", entrevista al pianista Moisés P. Sánchez

Publicidad
Publicidad

Hablar de música clásica, jazz y tecnología en la misma conversación ya no es extraño. El mundo de la música necesita comunicarse con un público que cambia. Y lo hace adaptando su mensaje con elementos familiares para la audiencia. Es en este contexto en que el pianista clásico Moisés P. Sánchez ha decidido abrazar un iPad e integrarlo en su música como un elemento más. Pero sin que se trate de un añadido artificial.

En Applesfera nos hemos sentado con Moisés para que nos cuente su particular uso del tablet de Apple, las apps que utiliza en su día a día y sobre la oportunidad que tiene el jazz con nuevos elementos tecnológicos.

Monteverdi, Rubens y un iPad Pro

El pasado viernes 18 de mayo, el Museo del Prado celebró el día de los museos con un concierto titulado "Monteverdi. Bocetos de Jazz". La idea era que el trompetista Miron Rafajlovic y el pianista Moisés P. Sánchez interpretaran música del compositor del siglo XVI Claudio Monteverdi sin perder de vista la obra de Rubens, artista coetáneo. Ambos al servicio del Duque de Mantua.

Se trataba de un trabajo complejo, pero Sánchez tenía un as en la manga: interpretarlo como si fuera un concierto de jazz y apoyándose en su iPad Pro.

En este video puede verse una de las piezas interpretadas por ambos artistas, donde Sánchez utiliza un iPad Pro de 12,9 pulgadas en los primeros minutos. El uso de este dispositivo está justificado porque "siempre he querido conectar una parte que en principio no es orgánica a otra parte que sí lo es".

El pianista afirma que su intención es integrar la tecnología en su música de una manera que no se noten los unos y ceros

Aunque para entender su pasión por la música y la tecnología, hay que retroceder a su infancia. Moisés nació en una familia madrileña que amaba la música. Muy pronto, sus padres le compraron un teclado DX7 de Yamaha y en seguida quiso tener una tarjeta de sonido Sound Blaster para trastear aún más.

iPad Pro apps

Eso sí, para usar la tecnología en la música "no vale todo, necesitas que sea de una forma cálida. Mi ideal es conseguir sonidos orgánicos, texturas o procesos de la naturaleza. Como si el paso del tiempo y la erosión de la naturaleza hicieran mella en ellos", afirma Sánchez. Y es justo lo que se percibe en conciertos como este.

Sin embargo, también avisa de los peligros de abusar de la tecnología al crear música. La tecnología ofrece una cantidad de posibilidades gigantescas, pero que puede terminar en un ahogo si abusamos de ella. "Tendemos a usar millones de efectos, a trastear, a probar cosas. Al final, todos colapsan y se comen unos a otros".

El viaje hasta el iPad Pro y sus apps

iMac g3

Moisés P. Sánchez siempre ha sido un apasionado de la tecnología y de los productos de Apple. Tuvo el iMac G3 que este año cumple veinte años y también fue usuario del iPad original cuando salió a la venta en 2010. En este primer choque, utilizaba el dispositivo únicamente por ocio. Disfrutando de cómo se manejaban las cosas con la interfaz táctil.

Su aplicación a la música vino mucho más tarde. Con los años comenzaron a aparecer los accesorios y apps musicales. Surgieron productos como el Apogee Duet, que mediante el puerto Lightning trae MIDI y numerosas conexiones adicionales. Así como un DSP que le da "color" al sonido, en palabras del pianista.

Para su concierto, Sánchez manejaba el iPad Pro en tiempo real mientras tocaba el piano al mismo tiempo

Para el concierto en el Museo del Prado, tan sólo utilizó un piano, su iPad Pro y un altavoz Bose inalámbrico metido en la caja de resonancia del piano. Además de la compañía del trompetista Rafajlovic. El iPad no hubiera sido capaz de llenar de sonido la sala por sí mismo. Y como puede verse, el artista interactuaba con el dispositivo en tiempo real. Sobre esto, responde "sí que teníamos muy estudiado las tonalidades que íbamos a hacer y utilizar en el iPad" y añade que "este tipo de cosas se puede hacer cuando un concierto tiene un margen dinámico muy controlado".

Moises P Sanchez Entrevista Applesfera

La App Store es uno de los motores que permiten este tipo de trabajos, con grandes como KORG, Traktor DJ, iMaschine y otras tipo Pianoscaper. Sus precios son bastante elevados, superando en muchos casos los cuarenta euros por app, además de la inversión necesaria en accesorios. Aunque no todo es un jardín de rosas para el músico que utiliza un iPad.

Las apps musicales requieren tiempo para entender su funcionamiento, familiarizarse con la herramienta y adaptarla a cada artista. Una tarea tediosa que se ve dificultada con la constante entrada de nuevas propuestas. "Al final es una locura", asegura Sánchez, apelando a algún tipo de filtro que detenga esta propuesta. Aquí, el rediseño de la App Store de iOS y su enfoque editorial podría tener mucho que decir en nichos como este en el futuro.

El jazz es un mensaje que debe ser escuchado

iPad Pro

La La Land recibió varias nominaciones a los Oscar el año pasado, entre ellas a la mejor película, gracias a una historia que gira precisamente alrededor del jazz. En ella tenemos a dos personajes que aspiran a devolverle al género un lugar ante el público. Keith, el personaje interpretado por el artista John Legend, propone un estilo más pop para el jazz, que le ayude a llegar a un público mainstream. Mientras que Sebastian aboga por volver a interpretar a los clásicos y tener un enfoque más tradicional.

El artista madrileño advierte de que "si la tecnología no está a favor del discurso que vas a dar, no es honesta. Está forzado".

Sin llegar a los extremos de Legend, Moisés P. Sánchez cree que vivimos en una era de conexión y que por eso "no debería haber fronteras entre géneros musicales. Se pueden hacer cosas nuevas sin perder la identidad". En concreto, afirma:

Quiero comunicarme con la gente y hacerle sentir a la gente. Quiero transmitir mi vida, mis historias, mis preocupaciones, mis alegrías. Y para eso necesito una melodía con la que transmitir emociones.

Tecnologías como el iPad Pro y su ecosistema de accesorios y apps musicales permiten crear una conexión nunca vista en géneros como el jazz o la música clásica. "La tecnología te ayuda a hablar el mismo idioma de la gente, sobre todo de los jóvenes", asegura en este sentido.

Es de esta forma como se entienden iniciativas como la del Museo del Prado, los bocetos de Rubens y la música de Monteverdi. La música es comunicación. Una tecnología como el iPad ayudará a que ésta se produzca si se adecúa al discurso musical. La tecnología entendida como un medio y no como un fin en sí mismo.

Moisés P. Sánchez dará un concierto en la Universidad de Alcalá el próximo 11 de julio, también participará en los Veranos de la Villa el 1 de septiembre con un homenaje a Leonard Bernstein. Puedes escuchar su obra en Apple Music.

Más información | Web oficial de Moisés P. Sánchez y perfil de Twitter.

En Applesfera | De Southampton a Bali: cómo la ilustradora médica Sarah Clifford se gana la vida dibujando con el Pencil en su iPad Pro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio