Publicidad

WhatsApp para iPad: su próxima llegada implicará mucho más que un simple cambio de interfaz
iPad

WhatsApp para iPad: su próxima llegada implicará mucho más que un simple cambio de interfaz

Publicidad

Publicidad

Poco a poco, WhatsApp va actualizando sus características con novedades que los usuarios llevábamos tiempo esperando: un tema oscuro, llamadas en espera, integración nativa del menú compartir, videoconferencias de hasta ocho personas... pero hay algo que es quizás lo más esperado por todos: la compatibilidad de WhatsApp con los iPad.

La parte estética lleva ya muchos meses lista, pero no se trata sólo de eso. La llegada de WhatsApp a las tabletas no va a ser como en los ordenadores (una aplicación que se limita a reflejar lo que se ve en el teléfono a través de una red Wi-Fi), si no que también va a traer consigo el soporte multidispositivo nativo. Y eso va a tener muchos efectos en la forma con la que gestionamos WhatsApp.

WhatsApp y la gestión demasiado “tradicional” de sus conversaciones

WhatsApp macOS

Repasemos la situación actual. Mientras el resto de servicios de mensajería ya almacenan sus datos en la nube de forma predeterminada (mención especial a la calidad de Telegram aquí), WhatsApp sigue guardando sus mensajes de forma predeterminada en el almacenamiento local de sus iPhone. Es el único límite que se tiene para poder guardar esos mensajes.

Adicionalmente, WhatsApp hace una copia de seguridad de todos esos mensajes (al menos los de texto) en iCloud siempre que haya almacenamiento suficiente para ello. Con lo que he visto en mi experiencia como formador, el caso más común del usuario general es que no se percate de ese sistema y no dedique tiempo a la gestión de ese almacenamiento. La consecuencia es tener que invertir mucho tiempo en hacer limpieza una vez el iPhone empieza a dar avisos de que su almacenamiento está lleno.

¿Cómo va a ser la gestión en la nube de nuestros mensajes de WhatsApp una vez Facebook decida hacer esa transición?

Como he dicho antes, desde los ordenadores no hay gestión alguna. Las aplicaciones para macOS y Windows se limitan a consultar todo lo que hay almacenado en el cliente de WhatsApp para iPhone, nada más. Eso cambiará una vez el soporte multidispositivo llegue de la mano del cliente para iPadOS.

La propia palabra de ‘soporte multidispositivo’ ya implica el cambio que obligatoriamente vamos a tener que hacer: pasar de almacenar todo nuestro historial de mensajes, imágenes y vídeos de WhatsApp desde el almacenamiento local del iPhone hacia la nube para así poder sincronizarlo todo cómodamente como ya hacen los otros servicios. La pregunta del millón de euros es: ¿cómo va a ser esa nube?

Espacio ilimitado como Telegram o ampliaciones de pago como iCloud

Whatsapp iphone

Facebook tiene que hacer una elección basándose en cómo quiere evolucionar WhatsApp. En primer lugar podríamos ver algo como Telegram: un almacenamiento en la nube aparentemente ilimitado. Eso solucionaría todos nuestros problemas de almacenamiento de datos de WhatsApp, porque al estar basados en la nube no habría problemas para poder acceder a ellos. Quizás, si no hacemos limpieza periódica y no tenemos opción de desactivarla, la descarga de esos archivos en los dispositivos nos seguiría llenando el almacenamiento, de modo que se seguiría aconsejando de no acumular historial de mensajes.

El inconveniente de elegir este rumbo es que WhatsApp es una auténtica máquina de generar datos. El servicio es utilizado por más de 1.600 millones de personas por todo el mundo (más de cuatro veces los usuarios de Telegram), lo que se traduce en billones de mensajes, imágenes y vídeos que de repente hay que almacenar en servidores. ¿Hay alguna alternativa a esto?

Podríamos ver la llegada de un modelo de suscripción a almacenamiento extra, como ya ocurre en iCloud o Google Drive

Podemos pensar en un modelo de negocio, como por ejemplo hacen en Dropbox, iCloud o Google Drive. Ofrecer una cantidad determinada de almacenamiento en la nube gratuito para almacenar nuestro historial de mensajes, con la posibilidad de ampliar ese espacio por un pago mensual o anual (aún recuerdo pagar el euro anual para poder usar WhatsApp en sus inicios).

Facebook obtendría, casi de la nada, una fuente de ingresos enorme y una enorme base de clientes de pago a partir de esos 1.600 personas que consideran WhatsApp algo absolutamente imprescindible en sus vidas. Podrían incluso ofrecer el almacenamiento ilimitado de los mensajes de texto, mientras que serían las imágenes, videos y audios los que ocuparían espacio en la nube con ese modelo de negocio.

Este puede ser un futuro interesante para WhatsApp, que educaría a todo el mundo a mantener a raya el almacenamiento que ocupan todas sus conversaciones o bien les animaría a pagar para no hacerlo durante al menos un buen tiempo. Por todo esto, la llegada de WhatsApp para el iPad va a ser mucho más importante de lo que creemos.

¿Cuándo llegará? Pues no lo sabemos del cierto, pero debería ser más pronto que tarde. Y cuando lo haga, de un modo u otro, deberemos seguir vigilando todo el espacio que ocupan nuestras conversaciones de WhatsApp o bien a nivel local o bien en la nube que aparezca ante nosotros. Mi consejo: vayamos preparándonos para este cambio.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios