Compartir
Publicidad
Publicidad
Bloomberg, mentiras y citas de Ovidio
iPhone

Bloomberg, mentiras y citas de Ovidio

Publicidad
Publicidad

Desde luego, si alguna vez vemos una película sobre Apple que merezca la pena, el guionista se habrá encontrado con dos opciones: el desarrollo del primer iPhone o la historia publicada por Bloomberg sobre el iPhone X hace unos días. Porque lo que la publicación afirmó el miércoles acabó siendo desmentido por Apple, rompiendo su tradicional silencio ante rumores. Pero eso no es todo. Porque en la propia televisión de Bloomberg, uno de los autores del artículo dio un giro de 180 grados.

Pero me estoy adelantando a los acontecimientos. Veamos cómo se ha desarrollado esta historia que mezcla a Bloomberg, mentiras y citas de Ovidio (todas las citas que aparecen en este artículo son del poeta romano, salvo que se diga lo contrario).

"Apple prefiere rebajar la calidad para aumentar la cantidad"

face id

Este podría ser el resumen en una línea del artículo publicado por Bloomberg sobre los problemas de Apple a la hora de fabricar los sensores de Face ID en el iPhone X. De hecho, así es como describen la situación los autores en el subtitular de su artículo.

La gota horada la roca, no por su fuerza sino por su constancia.

Hemos leído tantas veces acerca de las dificultades de fabricación del iPhone X, que una más no ha sido difícil de aceptar como posible. Según Bloomberg:

A comienzos de otoño, ha sido más claro que nunca que los problemas de producción significaron que Apple no tendría suficientes iPhone X a tiempo para las navidades. El desafío era cómo conseguir fabricar este sofisticado teléfono (con características avanzadas como el reconocimiento facial) en cantidades suficientes.

Mientras los analistas de Wall Street y los blogs de entusiastas esperaban signos de que la compañía pudiera tropezarse, Apple encontró una solución: les ordenó a sus proveedores con discreción que redujeran la precisión de la tecnología de reconocimiento facial para hacerla más fácil de fabricar, de acuerdo con las fuentes en conocimiento de la situación.

Yikes, eso suena MUY mal. Sin embargo, Bloomberg no llega a decir en ningún momento cuáles son las consecuencias de esa reducción en los requerimientos de calidad.

face id

Lo deja a nuestra imaginación, que es mucho más entretenido.

El camino más seguro es el del medio.

Ante esto, es imposible no considerar que podría haber algo de verdad en estas afirmaciones. A fin de cuentas, Bloomberg ha sacado exclusivas sobre Apple y el iPhone en el pasado y ha acertado en muchas ocasiones. Hasta cuenta con Mark Gurman en nómina para obtener exclusivas sobre Apple. Pero ni siquiera Gurman es infalible. No hay más que recordar que en julio afirmaba que Apple aún estaba considerando el diseño del próximo iPhone.

En estos momentos, Apple está cerrando el diseño del iPhone de 2018 y preparándose para el de 2019

Lo cual no tiene ningún sentido, porque los diseños de los iPhone se cierran con uno o dos años de antelación. Es imposible hacer todos los preparativos necesarios para fabricar un iPhone a escala con tan sólo un puñado de semanas de tiempo.

Sería el equivalente a presentarse al último examen de la carrera habiendo estudiado sólo el día de antes. Desastre seguro.

La mentira sobre Face ID

Las causas están ocultas. Los efectos son visibles para todos.

No sabemos qué fue lo que sucedió con Face ID, pero mientras debatíamos si Apple habría comprometido su calidad en favor de fabricar más iPhone X, va la propia compañía y dice que la información de Bloomberg es falsa. En concreto:

La afirmación realizada por Bloomberg de que Apple ha reducido las especificaciones de precisión para Face ID es completamente falsa y esperamos que Face ID se convierta en la referencia del mercado para la autenticación facial.

Eso no es todo. Para perplejidad de la audiencia de Bloomberg TV pocas horas después de la publicación del artículo, uno de los autores, Alex Webb, afirmó lo siguiente ante las cámaras (ver video superior):

  1. Que la realidad es que esa relajación en la calidad podría ser imperceptible para el usuario.
  2. Que incluso podría ser que los cambios en los requerimientos de la calidad se realizaran antes de la keynote en la que anunciaron el iPhone X.

Ante estas declaraciones, es inevitable pensar en esta otra cita de Ovidio:

Una mala causa empeora cuando se pretende defenderla.

Es decir, que en el artículo publicado unas horas antes y desmentido poco después por Apple se afirma que Face ID ha tenido que rebajar su fiabilidad para poder fabricarse a tiempo, mientras que en directo, Alex Webb afirma también que esos cambios podrían no tener ningún efecto en el resultado final. Además de que podrían haberse realizado con anterioridad a la keynote.

Webb Alex Alex Webb, co-autor del artículo, en la entrevista de Bloomberg TV.

El artículo y la entrevista en directo están en contradicción una con la otra (Webb ha debido de batir algún tipo de récord). Es decir, que en el artículo afirma una cosa que podría impactar en el resultado final y en la entrevista afirma que todas esas decisiones se podrían haber tomado antes de anunciar las características de Face ID públicamente (ahí hay muchos condicionales seguidos). Lo cual convertiría su historia en un cotilleo sin valor.

Porque todo lo que ocurre durante el desarrollo de un producto sin anunciar es el proceso normal de creación y diseño del mismo. Lo que importa es lo que se dice en la keynote, no el debate interno sobre las especificaciones de un producto sin anunciar. 

Informar sobre el difícil proceso de fabricación de Apple no llama tanto la atención si no se adereza con fechas incorrectas

En otras palabras, podríamos decir que la probabilidad de fallo de Face ID al comienzo del desarrollo fuera de 1 entre 2.000.000 y que, tras ver las dificultades de fabricación esa precisión se rebajara a la actual de 1 entre 1.000.000 (en comparación, la tasa de fallos de Touch ID es de 1 entre 50.000). Lo que importa es la cifra que se dio en la keynote, no lo que ocurrió antes.

Lo grave es que Bloomberg afirma en el artículo que esa decisión se tomó después de la keynote, dando a entender que la precisión ya no sería de 1 entre 1.000.000. Para luego desdecirse en televisión. Con lo cual, todo el artículo deja de tener sentido. Entonces, ¿qué es lo que ha pasado?

Un rumor con un problema de "timing"

face id Kinect

Creo que la verdadera historia detrás del artículo de Bloomberg es mucho más aburrida de lo que nos pensábamos. Desechemos de una vez por todas la noción de que Apple decide el diseño de su próximo iPhone tan sólo unas semanas antes de su lanzamiento. Esto es, pura y llanamente, imposible. Porque diseñar un iPhone no es sólo pensar en cómo va a ser el terminal en sí ni qué tecnologías va a incorporar.

Es elaborar todo el proceso de fabricación que va a preparar su escalado para que se creen millones de unidades cada semana. Preparar la maquinaria, formar a los empleados de Foxconn y ajustar el proceso una y otra vez hasta que sea impecable.

Es tal el nivel de exigencia de todo ello que incluso hay ingenieros de Apple que se trasladan a China durante semanas para asegurar el correcto funcionamiento de las líneas de montaje. Todo eso requiere tiempo, porque:

El tiempo es la mejor medicina.
iPhone x

Por eso, el diseño de un iPhone necesita estar cerrado con alrededor de un año de antelación. Y con él, todos los componentes. Si nos fijamos bien, veremos que los rumores que acertaron sobre el iPhone X comenzaron a brotar a comienzos de 2017. Y provenían de la cadena de montaje asiática de Apple, coto privado de caza de Ming-Chi Kuo, maestro de susurros del iPhone.

Por todo ello creo que, en el fondo, la historia publicada por Bloomberg sobre la rebaja de la calidad de Face ID es cierta. El problema es que el timing no era el correcto. Incluso el propio Webb lo admite en televisión: podría ser que esta situación se viviera con anterioridad al anuncio del iPhone X en la keynote, por lo que lo mostrado por Apple entonces sería totalmente cierto.

fid
En pocas horas, el propio co-autor del artículo ha desmentido su tesis principal

Que Apple rebajara las especificaciones de calidad de un componente durante el proceso de fabricación preliminar es mucho menos sexy que si lo hubiera hecho "a comienzos de otoño". Se ajusta a la normalidad de las pruebas de fabricación de un producto sin anunciar. Esperemos que todo esto nos sirva para no tomar como certeza los rumores sin debate, aunque provengan de fuentes fiables:

Sed paciente y duro; algún día este dolor te será útil.

Eso sí, hay que darle puntos a Bloomberg por conseguir una respuesta oficial de Apple ante un rumor. En vez del tradicional "no comment" de la compañía, han podido arrancarles una declaración donde en otras ocasiones se escucha un teléfono comunicando ("¿Oiga? ¡Oiga!"). Con esto nos podemos hacer una idea de la importancia que tiene Face ID para el futuro del iPhone y de Apple.

En Applesfera | Deja de preocuparte, Face ID funciona de noche, con bufanda, con gorra, con gafas o incluso si te crece la barba.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos