Compartir
Publicidad
Cuidado con lo que deseas: por qué el iPhone nunca tendrá USB-C por culpa de los auriculares
iPhone

Cuidado con lo que deseas: por qué el iPhone nunca tendrá USB-C por culpa de los auriculares

Publicidad
Publicidad

Existen varias razones por las que los dispositivos móviles y accesorios de Apple nunca van a tener un puerto USB-C en vez de Lightning. Para empezar, el primero es bastante más grande que el propietario de Apple. Segundo, porque el futuro (y cada vez más el presente) es inalámbrico. Pero hay una razón en la que tal vez no hayamos caído hasta ahora. Y son los auriculares con cable.

Comprar auriculares USB-C es casi imposible

El conocido blogger John Grubber se preguntaba hace unos días por qué Samsung no había abandonado el jack de audio en los Galaxy S9 y S9+. Para ello, se hacía eco de un informe de Consumer Reports acerca de lo difícil que es conseguir unos auriculares USB-C compatibles con el Pixel 2 de Google.

Según comentan en Consumer Reports, la nueva generación del Pixel sólo admite auriculares USB-C si cuentan con la conexión Digital Audio (recordemos que el Pixel 2 no tiene jack). Es decir, que los que tengan conexión analógica no funcionan en el dispositivo. La propia Google no incluye auriculares en su smartphone insignia. Tan solo un adaptador de USB-C a jack de audio.

Otro fabricante conocido y sin jack de audio es Essential, que tampoco incluye conector jack. Por lo menos, Essential sí que vende unos propios compatibles con el teléfono por el módico precio de 99 dólares.

Essential Phone

La única solución que da Google a quienes quieran escuchar sonido con cable y sin adaptadores es un documento de soporte en el que mencionan únicamente dos fabricantes: AiAiAi y Libratone. He sido incapaz de encontrar los primeros y los segundos cuestan 149 dólares.

En cambio, si hacemos una búsqueda en Amazon de auriculares USB-C, encontraremos decenas de candidatos a bajo precio. Eso sí, de marcas desconocidas y con puntuaciones mediocres. No generan demasiada confianza.

Antes de saltar, asegúrate dónde vas a apoyarte

Auriculares Lightning

El conector Lightning llegó en 2012 con el iPhone 5. Tuvimos que esperar sólo dos años para empezar a ver auriculares compatibles de marcas conocidas, como Fidelio y Philips. Otros dos años después, Apple eliminaba el conector jack de audio de los iPhone 7 y 7 Plus. Pero antes se había asegurado tenerlo todo bien preparado.

Antes de suprimir el puerto de auriculares, Apple se aseguró de tener tanto el presente como el pasado bien atados

Estos iPhone traían de serie dos accesorios: el conocido adaptador de Lightning a jack y unos EarPods con conector Lightning. Estos mismos auriculares se venden en las tiendas de Apple por 35 euros. No son una ganga, pero si los pierdes no van a romper tu cerdito.

Además de esto, Apple presentaba su apuesta por el futuro: los AirPods. Entonces estuvo claro que para la compañía de Cupertino, el futuro era el de un mundo inalámbrico. Se trataba de la última pieza de un puzzle que Apple comenzó a ensamblar años atrás. La secuencia fue así:

Airpods
  • El iPhone 5 estrena nuevo puerto de conexión en 2012. Apple se asegura de diseñarlo para que en el futuro pueda utilizarse para transmitir audio.
  • Dos años después, en 2014 abre el programa de terceros para auriculares Lightning. En la actualidad, hay modelos MFi por 39,99 euros. Cinco euros más que los oficiales.
  • En 2016, Apple elimina el conector jack, lanza unos EarPods con Lightning, un adaptador y los AirPods. Estos últimos llevaban varios años de desarrollo a sus espaldas.

Y todo ello sin tropiezos ni meteduras de pata. Sin dejar al usuario a su suerte para que se busque la vida si desea tener unos auriculares "nativos" sin adaptadores. Con el puerto USB-C en cambio y como dice Gruber, no vale cualquier tipo de USB-C, tiene que ser el adecuado para funcionar con audio digital.

Apple suprimió el jack de audio cuando estaba seguro de que tenía tanto el presente como el futuro bien agarrados: EarPods con Lightning en la caja, adaptador y los AirPods. Ni un minuto antes. Puede que al final muchos nos hayamos equivocado al predecir que Samsung iba a abandonar el jack de audio en breve y que la culpa sea del caos del USB-C.

En Applesfera | Hit the road, Jack! A nadie le importa el jack de audio.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos