Compartir
Publicidad
KGI sigue haciendo malabarismos con sus predicciones de ventas del iPhone X y se reafirma en un iPhone X de 6,1 pulgadas y LCD
iPhone

KGI sigue haciendo malabarismos con sus predicciones de ventas del iPhone X y se reafirma en un iPhone X de 6,1 pulgadas y LCD

Publicidad
Publicidad

Ming-Chi Kuo, el analista detrás de KGI Securities, acaba de anunciar una revisión de sus predicciones de ventas del iPhone X. Y lo ha hecho a la baja. Como resultado, es tentador sacar conclusiones precipitadas sobre las ventas del nuevo terminal insignia de Apple. Vamos a poner en contexto las afirmaciones del conocido analista asiático.

De 80 millones de iPhone X a tan "solo" 62 millones en un año

KGI afirma que el iPhone X no está vendiéndose como la firma analista esperaba. De los 80 millones de unidades de iPhone X que había calculado iban a venderse durante un año en un estudio anterior, ahora ha corregido a la baja y sitúa la cifra en 62 millones. Esto supone un 22,5% menos que sus previsiones iniciales.

Kuo afirma que esta corrección se debe a que el mercado chino no está abrazando el terminal como esperaba. Los consumidores chinos están aferrándose más de lo esperado a sus smartphones actuales, retrasando la renovación y afectando a la venta de iPhone X que tenían prevista.

Otro punto mencionado en el estudio es que el diseño del notch no atrae demasiado a los consumidores chinos debido a que estos favorecen terminales con mayor espacio usable. Lo cierto es que los iPhone Plus tienen más área que el iPhone X, a pesar de que éste tiene una diagonal mayor.

Analizar y hacer predicciones de ventas de un modelo concreto ignora el contexto del resto de iPhone a la venta

En mi opinión, hay que poner en contexto las cifras que Kuo da por ciertas. Debemos tener en cuenta que:

  • En el año fiscal 2017, Apple vendió más de 216 millones de iPhone en total. De mantener el ritmo este año, los 62 millones de iPhone X suponen casi un 29% del total. No está mal para un terminal que cuesta más de 1.000 euros.
  • Analizar ventas de un modelo concreto de iPhone es arriesgado. Porque nunca se sabe si son ciertas, ya que la compañía jamás divulga el detalle por modelo (otras compañías hacen lo mismo).
  • De modo que nos tenemos que conformar con las estimaciones de los analistas, que no tienen que ver con las que haya realizado Apple. Y cuando las corrigen a la baja, no significa que Apple haya hecho lo mismo.
  • Centrarse en un modelo ignora que viene acompañado. Cada año Apple rebaja el precio de terminales de generaciones anteriores, con el añadido que este año el iPhone X cuenta con otros dos terminales de la misma generación: el iPhone 8 y iPhone 8 Plus.
  • Apple ha proporcionado un guidance o estimación de ingresos para el Q4 de 2017 con un crecimiento de entre el 7 y el 11%. Eso implica que esperan un apoyo significativo del iPhone y no un desplome, como podría interpretarse el análisis de Kuo.

Soy bastante escéptico con respecto a estos informes de KGI Securities. Entre otras cosas, porque Ming-Chi Kuo afirmó que en el lanzamiento del iPhone X se podrían agrupar hasta 50 millones de unidades durante las reservas (!). Una cifra a todas luces absurdamente elevada. ¿De verdad pensaba que Apple iba a ser capaz de fabricar y vender tantas unidades en un puñado de semanas?

Apenas quedan dos semanas para que salgamos de dudas. El 1 de febrero Apple anunciará sus resultados del trimestre más potente del año.

El iPhone X de 6,1 pulgadas y LCD

lcd

Ming-Chi Kuo no se ha limitado a hacer malabarismos con las cifras de ventas del iPhone X. Ha vuelto a afirmarse en un rumor que lanzó hace unos meses: la presencia de un iPhone X de 6,1 pulgadas y pantalla LCD. Con una vuelta de tuerca adicional.

Según el analista de la cadena de suministros asiática de Apple, Apple prepara hasta tres modelos que siguen la estela estética del iPhone X:

  • iPhone de 5,8 pulgadas y pantalla OLED.
  • iPhone de 6,1 pulgadas y pantalla LCD.
  • iPhone de 6,5 pulgadas y pantalla OLED.

El primero de ellos sería una evolución de la generación actual, mientras que el último añadiría mayor tamaño de manera similar a los iPhone Plus. Es el iPhone LCD el que más llama la atención, porque se rumorea que tendrá un precio sensiblemente inferior al modelo de 5,8 pulgadas y rondaría los 650-750 dólares.

El iPhone X dejará de fabricarse a mediados de 2018 y será sustituido por el iPhone LCD de 6,1 pulgadas, según el analista

La vuelta de tuerca es que el iPhone X actual no pasaría a rebajar su precio para mantenerse en venta, sino que desaparecería por completo y sería sustituido por este iPhone LCD. Por si esto fuera poco, Kuo asegura que, como consecuencia de esto, Apple va a dejar de fabricar el iPhone X a mediados de este año. Algo que tiene poco sentido ya que entonces habría un hueco sin iPhone insignia hasta que la nueva generación fuera presentada este otoño.

Aunque la idea de un iPhone LCD con el diseño del iPhone X es intrigante, tomaría todas estas afirmaciones con cautela. Kuo ha estado en lo cierto en el pasado, pero también ha fallado en numerosas ocasiones.

En Applesfera | Análisis iPhone X, lujuria tecnológica.

Vía | 9to5Mac.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos