Compartir
Publicidad
Vivir con un iPhone de 32GB es posible sin perder la cabeza
iPhone

Vivir con un iPhone de 32GB es posible sin perder la cabeza

Publicidad
Publicidad

Los iPhone de última generación vienen con dos opciones de almacenamiento: 64GB y 256GB. Dependiendo del tipo de usuario que seas, elegirás uno u otro. Pero si estás considerando opciones de modelos anteriores, verás que los niveles de almacenamiento son de 32GB o 128GB.

Atrás han quedado los 16GB de espacio de un iPhone, afortunadamente. Sin embargo, dependiendo del modelo de iPhone puedes permitirte el riesgo de vivir con 32GB en pleno 2018. Y no es tan difícil.

Los 16GB dejaron su huella en nuestro subconsciente

Si hace unos años me hubieran dicho que de 128GB de espacio en el iPhone sólo iba a ocupar 22,9GB, pensaría que se trata de una tomadura de pelo. Desde que el iPhone es iPhone hemos tenido los 16GB de espacio como opción, ya sea de almacenamiento máximo (con el iPhone 3G) o mínimo (¿desde el iPhone 5?).

Img 0409

Muchos elegimos iPhone con este espacio en algún momento. Por lo que también hemos sufrido sus limitaciones y alertas, que nos acababan empujando a hacer malabarismos con nuestro contenido. De pronto, en los últimos años las capacidades se han multiplicado enormemente, pero los hábitos que nacen de la gestión de la escasez son difíciles de eliminar.

En la actualidad, mi iPhone 7 Plus de 128GB tan sólo tiene ocupado un 20% del espacio total

Cuando compré mi iPhone 7 Plus, elegí casi sin pensar el modelo de 128GB. El temor a toparme con el temido aviso de la falta de espacio al sacar una foto memorable me empujó a ello. Y, en su momento, creo que tomé la decisión correcta. Sin embargo, ahora miro mi almacenamiento y veo que tan sólo ocupo 22,9GB de todo lo que tengo disponible.

Entre los redactores de Applesfera la situación es más o menos la misma. Y lo cierto es que hay varias razones por las que ya no es necesario pagar por un iPhone de capacidad intermedia o superior.

Nube, fotos y tarifas de datos

Los últimos años han puesto freno a la escalada de espacio necesario en nuestros iPhone. Pero antes de que esto sucediera, los usuarios tuvimos que soportar la transición a apps retina primero y el aumento de la resolución (y peso) de nuestras fotos y vídeos después. Ahora, la situación ha cambiado gracias a tres elementos clave que están muy relacionados entre sí. Son los siguientes.

1. Los servicios en la nube

iPhone

Recuerdo que Phil Schiller afirmaba hace unos años que los 16GB de un iPhone podían ser suficientes si se combinaban con servicios en la nube. En ese momento, utilizar este tipo de productos no estaba tan extendido ni aceptado entre el público general como ahora.

Cada vez es más frecuente utilizar el streaming musical, gracias al incesante crecimiento de apps como Spotify y Apple Music, así como los que tienen Amazon, Google y Tidal. Todos ellos permiten tener acceso a una colección de canciones, álbumes, artistas y listas de reproducción sin necesidad de almacenarlas en local salvo que el usuario así lo decida.

Los servicios en la nube son cada vez más baratos (o gratuitos), por lo que disfrutar de ellos se hace ya inconscientemente

Lo mismo ocurre con Netflix, HBO, Amazon Prime y YouTube. Ya no hace falta adquirir cada pieza de contenido para disfrutarla. Con una única suscripción tienes acceso a un catálogo gigantesco. A la música, series, películas y vídeos se les unen nuestra propia fototeca. Que también ocupaba un espacio significativo en el iPhone.

Ahora también está a la orden del día guardarla en iCloud, donde los 5GB son escasos para casi todo el mundo y hace falta gestionar el espacio. Por 1 euro al mes, Apple amplía este espacio hasta los 50GB, un precio razonable para todo lo que se puede hacer en iCloud. Activar la fototeca de iCloud te permite además guardar todas las fotos minimizando el espacio necesario.

foto

Y para los que prefieran servicios de terceros, tenemos Google Fotos sin límite de espacio pero con algunas restricciones de calidad en vídeos y fotos. Además de Google Drive, Dropbox y One Drive como soluciones de almacenamiento genéricas (en las que podemos guardar nuestra música para reproducirla después).

Si uno se lo propone, puede arreglárselas mezclando diferentes servicios, sus versiones gratuitas y compartiendo cuentas familiares para que el coste mensual sea mínimo.

2. Los nuevos formatos HEIF y HEVC de foto y video

Desde el año pasado, los dispositivos con iOS 11 y macOS High Sierra pueden comenzar a utilizar los formatos HEIF y HEVC. Ambos están enfocados hacia la eficiencia a la hora de guardar los datos de una imagen o video, cuyo resultado final es bastante sorprendente:

Heif Hevc

La captura superior nos muestra ejemplos de fotos, Live Photos y diferentes formatos de video antes y después de guardarse bajo los nuevos formatos. Como puede verse, en todos ellos se está produciendo un ahorro del 50% del espacio en el dispositivo.

En el caso de dispositivos iOS es necesario tener en cuenta que no todos son compatibles con esta función. Estos son los que pueden visualizar y grabar en los nuevos formatos:

  • iPhone 7 y iPhone 7 Plus.
  • iPhone 8 y iPhone 8 Plus.
  • iPhone X.
  • iPad Pro de 2017 de 10,5 y 12,9 pulgadas.
  • iPad de 2018.

Así como los Mac con un procesador Intel de sexta generación. Puedes consultar todo el detalle en esta página de soporte de Apple. Como puede verse y en combinación con una fototeca en la nube, ambas funciones hacen que no sea tan necesario tener espacio en local.

3. Tarifas de datos generosas

iPhone 6s

Atrás han quedado los años en los que era necesario racionar la tarifa de datos. En la actualidad, es cada vez más frecuente contar con 6 u 8 gigas mensuales y las tarifas del tipo "interminables" ya no son una excepción. Contar con una tarifa amplia es condición necesaria si deseas utilizar con frecuencia los servicios en la nube.

Podríamos decir que es el nuevo cuello de botella en el iPhone. No sólo nos permitirá utilizar el iPhone con mayor soltura sino que además facilita escuchar música y ver series a mayor calidad y sin restricciones. Échale un vistazo a este recopilatorio de tarifas móviles de nuestros compañeros de Xataka Móvil si quieres tener más información.

32GB son suficientes en un iPhone, con algunos asteriscos

iPhone 8 plus

Teniendo todo esto en cuenta, llegamos al mismo punto con el que arrancamos el artículo. Vivir con un iPhone de 32GB es posible sin perder la cabeza. Si estás pensando en adquirir un terminal nuevo, esta capacidad puede ser suficiente si cuentas con una tarifa de datos de las ya consideradas habituales y utilizas servicios en la nube con asiduidad.

Los 32GB de espacio en un iPhone pueden ser suficientes para un uso normal de nuestro terminal, siempre que nos apoyemos en servicios "cloud" y una tarifa de datos generosa

En cuanto al modelo en sí, el iPhone 6s de 32GB sigue siendo una opción muy interesante dados los precios actuales a los que puedes encontrarlo. Este por ejemplo se encuentra por 270 euros y está reacondicionado por Apple. Eso sí, la principal pega es que este modelo no soporta los nuevos formatos HEIF ni HEVC al completo, por lo que tus fotos y vídeos no se beneficiarán del ahorro en espacio.

Si planeas sacar partido de la cámara, es más recomendable elegir al menos el iPhone 7. En Amazon hay modelos de 32GB reacondicionados por 385 euros. En mi caso y con un iPhone 7 Plus de 128GB en el bolsillo, sé que no voy a tener problemas de almacenamiento. Por eso, cuando toque renovar terminal es muy probable que elija un modelo con 64GB, dando por hecho que en el futuro será el almacenamiento mínimo.

En Applesfera | Análisis iPhone 8 Plus, el momento de los nuevos retos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio