Compartir
Publicidad
Apple Music, tres semanas después
iTunes

Apple Music, tres semanas después

Publicidad
Publicidad

Hace unas tres semanas, cuando Apple Music se lanzó al mercado, me llevé una decepción tan grande que escribí uno de mis artículos más críticos con Apple hasta la fecha. La experiencia de uso de ese nuevo servicio musical era la gota que colmaba el vaso, lo que me obligaba a decir alto y claro que Apple tiene un problema grave con el diseño de sus interfaces.

Ahora que han pasado tres semanas, ¿ha cambiado algo? Para poder averiguarlo he estado probando en paralelo tres servicios musicales diferentes en sus versiones premium: Spotify, Google Music All Access y Apple Music. La idea era buscar todo lo bueno y todo lo malo de estas tres alternativas y, finalmente elegir un servicio con el que quedarme y pagar 10 euros al mes.

Apple Music: sentando las bases después del caos de su lanzamiento

Portada

Durante los primeros días, Apple Music era imposible de usar. Nada se sincronizaba bien, las listas no se reflejaban en los otros dispositivos e incluso las descargas de música al teléfono no se completaban correctamente. Era tan desesperante que me alejé del servicio momentáneamente.

Pero volví a él para hacer mis pruebas, y tras cerca de un mes de evolución y una actualización de iTunes que soluciona el problema que había con Apple Music (y una buena carga de paciencia por mi parte), he podido ver cómo la sincronización de contenido ha ido funcionando mejor día a día.

La interfaz de Apple Music sigue siendo caótica, pero ahora al menos funciona como debe

Ahora toda la biblioteca musical se refleja en segundos hacia todos mis dispositivos cuando aplico cambios desde uno de ellos, las listas de reproducción se generan correctamente y en el peor de los casos, un reinicio de iTunes fuerza la sincronización. En otras palabras, se nota que tras el caos de los primeros días Apple ha trabajado para mejorar la experiencia.

No os equivoquéis: sigo pensando que la interfaz es complicadísima, sigo pensando que los usuarios van a confundirse demasiado intentando aprender a usarla y sigo pensando que Apple debe pegar un giro urgente de 180 grados si quiere seguir presumiendo de ser la convergencia perfecta entre hardware y software. Porque a día de hoy, en cuanto a experiencia de usuario, no lo es. Pero al menos ahora lo que debería funcionar ya funciona.

He podido sacar tres conclusiones:

  • Spotify sigue siendo lo mismo de siempre: una interfaz y experiencia de usuario aceptable y en cuanto a contenido también aprueba con una nota normalita, aunque falla con un sistema demasiado complicado para organizar nuestras canciones locales.
  • Google Music All Access tiene un diseño que deja bastante que desear, pero cuenta con el sistema de organización y gestión de música más sencillo e intuitivo que he visto. Lástima que no tenga aplicación nativa para ordenadores.
  • Apple Music sigue teniendo una interfaz confusa y absurdamente complicada, pero ha mostrado una mínima mejora y es el servicio que tiene más contenido y el que mejores recomendaciones musicales ofrece. De lejos.

Poco a poco, Apple Music, pero no te distraigas

Apple Music

Uniendo esta mínima mejora, el as en la manga de tener más contenido que nadie, las recomendaciones de calidad que te da el servicio, la Radio Beats 1 y la interacción que puedo tener desde el Apple Watch, mi elección finalmente es eliminar mi suscripción de Google Music y Spotify para empezar a pagar por Apple Music en cuanto su periodo de prueba termine. Es mi forma de decirle a los de Cupertino que se agradecen las mejoras que he visto en estas tres últimas semanas, a pesar de tener mis desavenencias con su interfaz sobre-complicada.

De todas formas, Apple Music no puede dormirse en los laureles ni un sólo minuto. Spotify ya ha empezado ahacer movimientos para intentar igualar esa baza de las recomendaciones de calidad en su servicio, señal de que la competencia es la competencia y el principal rival no ha tardado en espabilar.

Por eso, espero que en Cupertino estén pensando desde ya en formas de seguir mejorando el servicio. Y nada de ir haciéndolo una vez al año a lo Safari: Apple Music es un servicio que debe mejorar con más frecuencia si no quiere verse en problemas cada vez que en Spotify decidan sacar alguna novedad cuando ellos quieran. Cruzo dedos para que Apple Music no se encasille con una actualización anual de su interfaz y/o sus características aprovechando la excusa de lanzar un nuevo iOS.

Imágenes | Saiday, Jonathan Grado
En Applesfera |  Aquí puede haber grandes planes: Apple busca a productores para hacer más vídeos musicales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio