Publicidad

Por qué la App Store está en el punto de mira de la investigación de la Comisión Europea y cuáles pueden ser las consecuencias
Servicios Apple

Por qué la App Store está en el punto de mira de la investigación de la Comisión Europea y cuáles pueden ser las consecuencias

Publicidad

Publicidad

La Comisión Europea ha decidido abrir dos investigaciones antimonopolio a Apple. La primera gira en torno a la App Store, mientras que la segunda se centra en Apple Pay. Dada la complejidad de los casos, vamos a centrarnos en la App Store ya que es uno de los temas de mayor interés. Veremos los precedentes, el estado de la investigación y cuáles son los puntos que generan fricción entre Apple y las autoridades.

Qué significa que la Comisión ha abierto una investigación sobre la App Store

Antes de nada, conviene saber de qué hablamos cuando decimos que la Comisión Europea ha abierto una investigación sobre la App Store. Hay diferentes pasos que deben superarse hasta que una compañía es condenada o absuelta. Para saber cuáles son, en el Wall Street Journal publicaron ayer un esquema bastante ilustrativo con todas las causas abiertas contra empresas tecnológicas estadounidenses:

Grafica De Casos En La Ue

Según esto, podemos ver que hay hasta seis grados: petición inicial, investigación formal, presentación de cargos, decisión o multa, envío de apelaciones y sentencia judicial. El caso de la App Store arrancó el año pasado con la queja presentada por Spotify ante la Comisión Europea y ayer pasó a la segunda fase. Esto implica el inicio de las investigaciones formales acerca de las reglas de la App Store.

En la gráfica podemos ver los nueve casos actualmente abiertos a diversas compañías tecnológicas. El conocido caso de los impuestos en Irlanda de Apple está pendiente de una sentencia final tras la apelación tanto de Irlanda como de la compañía. Un caso que comenzó en 2013 y que aún está pendiente de llegar a su final.

Volviendo al origen de la pugna actual, miremos cuáles son las quejas de Spotify.

Las tres quejas de Spotify contra la App Store

App Store

El año pasado, Spotify decidió llevar una queja formal ante la Comisión Europea. Los motivos se centraban en determinadas normas de la App Store, pero no se limitaban a ella. Los motivos de Spotify contra las prácticas de Apple, que acusaba de ser injustas, se pueden resumir de la siguiente manera:

  1. El bloqueo de nuevas funciones e integración con los productos de Apple por parte de terceros. En concreto, "bloquear a Spotify y a otros competidores fuera de servicios de Apple como Siri, el HomePod y el Apple Watch".
  2. El pago de una comisión del 30% a aquellos bienes y servicios digitales (15% a las suscripciones de más de 1 año de vida) que "pasen por el sistema de pagos de Apple.
  3. Las limitaciones a la comunicación con los usuarios para poder ofrecerles otras vías más baratas para darse de alta. Una "serie de restricciones técnicas que limitan la experiencia" a Spotify.

Como en cualquier juicio, una de las partes puede acusar de varias cosas a la otra. Pero eso no significa que todas ellas tengan la misma probabilidad de salir adelante. Echémosles un vistazo.

Dónde se va a centrar la investigación de la Comisión Europea

App Store 1

En la apertura de la investigación de la Comisión Europea no se menciona en absoluto el supuesto bloqueo de funciones nuevas, servicios y dispositivos que menciona Spotify. Más aún cuando en los últimos años se han añadido la integración con el Apple Watch y con Siri. Razón por la que probablemente la Comisión ha dejado esta reclamación de lado, para centrarse en la App Store.

De la nota de prensa emitida por la Comisión, la vicepresidenta ejecutiva de política competitiva de la UE, Margrethe Vestager, afirmó:

Las apps móviles han cambiado fundamentalmente la forma en que accedemos al contenido. Apple establece las normas de distribución de apps a los usuarios de iPhone y iPad. Parece que Apple ha obtenido un rol de guardián cuando nos referimos a la distribución de apps y contenido a los usuarios de los populares dispositivos de Apple.

Necesitamos asegurarnos de que las reglas de Apple no distorsionan la competencia donde Apple compite contra otros desarrolladores de apps, como por ejemplo con su servicio de música en streaming Apple Music o Apple Books. Por tanto, he decidido mirar más de cerca las reglas de la App Store de Apple y su cumplimiento con las reglas de competencia de la UE.

También en la misma nota de prensa, se menciona lo siguiente:

Las investigaciones se centran en el obligatorio uso del sistema de compras in-app de Apple y las restricciones de los desarrolladores para informar a los usuarios de iPhone y iPad de alternativas de compra más baratas fuera de las apps.

Ciertamente, la Comisión parece estar más preocupada por el tercer punto expuesto por Spotify, obviando el primero y dejando de lado el segundo.

Sobre las comisiones "injustas" de la App Store

Spotify Apple Watch

Desde el comienzo de esta trifulca, Apple ha defendido con uñas y dientes su modelo de negocio con la App Store. En concreto, la compañía ha dejado claro que las comisiones no se aplican a todas las apps porque depende de su naturaleza. De hecho, el lunes la compañía divulgó que la App Store ha generado un ecosistema de 519.000 millones de dólares solo en 2019, donde tan solo menos del 15% podría estar sujeto a su comisión.

La comisión del 30% aplica únicamente a aquellas apps que venden servicios o bienes digitales, reduciéndose a un 15% en las suscripciones que superan el año de vida. El resto de apps quedan exentas, un punto que Apple destacó en su visión del ecosistema de la App Store. Su publicación, por cierto, fue un día antes de la apertura de las investigaciones. Por lo que era un claro intento de preparar el terreno a su favor.

Grafica Ingresos Spotify Procedencia de ingresos de Spotify en las plataformas de Apple.

Tras poner en valor el big picture de la App Store, debemos recordar un punto que señaló Apple el año pasado a la UE. Y es que menos de un 1% de los usuarios de Spotify están sujetos a alguna comisión de la App Store. En concreto, alrededor de 680.000 usuarios de los más de 100 millones que tiene Spotify de pago. Con estos datos llegamos a calcular que la comisión que Spotify paga a Apple es de menos de 10 millones de euros al año.

El año pasado, Apple ya desveló que Spotify apenas ingresaba a un 1% de sus usuarios de pago vía App Store

No parece ser una cifra demasiado elevada como para que suponga un problema competitivo para Apple. Puede resultar extremadamente complicado demostrar que Apple utiliza esta comisión como una forma de perjudicar a su competencia. Más si tenemos en cuenta que Apple dijo hace tiempo que la App Store no es una fuente de beneficios para la compañía. De la conferencia de accionistas del Q1 del año fiscal 2010, Peter Oppenheimer, CFO de Apple, dijo:

Sobre la App Store y la iTunes Store, gestionamos ambas ligeramente por encima del break-even, y eso no ha cambiado. Estamos entusiasmados de proporcionar a nuestros desarrolladores con esta fabulosa oportunidad y creemos que eso nos ayuda mucho con las plataformas del iPhone y iPod touch.

Operar en break-even significa que la compañía cubre los costes que supone la App Store gracias a los ingresos que genera, sin producir apenas beneficios. Diez años después y dado el aumento de la App Store, no hay motivos para creer que esta situación haya variado demasiado.

Desde el punto de vista de Apple, la App Store no puede ser completamente gratuita dado que genera unos costes considerables. En cierto modo, las apps que sí están sujetas a comisión permiten a la tienda funcionar en 175 países, mantener las infraestructuras, tener una plantilla dedicada a la puesta en valor de las apps vía editorial, así como gestionar todo el back office del proceso de actualización, revisión de apps y demás funciones.

Es decir, que esas apps están subsidiando con la comisión un mercado en el que participan otras muchas apps completamente gratuitas.

El frente de las "comunicaciones con usuarios"

Spotify

Sin duda, el punto más fuerte del caso contra la App Store es el relativo a las comunicaciones entre desarrolladores y usuarios. Con las reglas actuales, no está permitido mencionar otras vías para darse de alta a un servicio dentro de una app. Ni tampoco redirigir al usuario a la web de la compañía para hacerlo.

Esta medida es una forma de evitar que los desarrolladores empujen al usuario a pasar por su propio sistema de compras, con un doble resultado. Primero, como la App Store ya tiene la tarjeta del usuario, darse de alta es tremendamente sencillo. Acudir a la web de la app supone darse de alta, introducir datos y confirmar. Un proceso que puede ser tedioso si tenemos demasiados servicios de pago.

Impedir a los desarrolladores invitar a los usuarios a darse de alta por otras vías es el mayor problema de la App Store

También se añaden dudas acerca de la seguridad de entregar datos bancarios a desarrolladores desconocidos (Netflix o Spotify no tendrían este problema). Es, por tanto, una cuestión de comodidad y confianza para el usuario.

Segundo, obviamente Apple se asegura una mayor fuente de ingresos. No permitir mencionar ni enlazar a métodos de alta alternativos aumenta las probabilidades de que el usuario lo haga a través del sistema de Apple, cobrando una comisión por ello. Viendo los comentarios de la Comisión al respecto, parece que el caso girará en torno a esta regla y su supresión.

No sería extraño que en el futuro Apple tuviera que eliminarla, permitiendo a las apps invitar a los usuarios a darse de alta en otra parte. Apple podría perder de forma progresiva una fuente de ingresos que mantiene a la App Store en su punto muerto.

La segunda derivada: el pago por estar en la App Store

Apple Music

Como decíamos antes, la rentabilidad de la App Store probablemente gire en torno al punto muerto. La desaparición de ese "dique" hacia otras formas de pago (formas que ya existen, pero que resultan más incómodas) tendría dos efectos. El primero, que las apps y servicios más reconocidos serán los principales beneficiarios. Por su marca, Netflix, Spotify, Pandora y otras muchas pueden ofrecer la suficiente confianza en la tramitación y gestión de pagos y datos.

Un desarrollador más pequeño que ofrezca esta posibilidad no cuenta con ese activo puesto que es desconocido. De modo que sus ingresos pasarán en gran medida por la comisión de Apple. Se daría la situación de que las grandes compañías podrían escabullirse mientras que las pequeñas quedarían sujetas. Las normas serían las mismas para todos, pero la realidad trasladaría el esfuerzo a los más pequeños.

Si la App Store deja su break-even y empieza a generar pérdidas, es muy posible que Apple busque otras vías para sostenerla

Llegados a este punto, si demasiadas suscripciones se trasladan al exterior, la App Store pasaría a perder ingresos. Y en una situación de break-even, a generar pérdidas. En este caso, Apple podría recurrir a un pago mayor a todos los desarrolladores, más allá de los 100 dólares anuales. Uno que tuviera en el punto de mira a aquellos que más aprovechan la App Store: las grandes apps. Pero eso ya es otro tema aparte.

Lo cierto es que aún quedan muchos pasos por cumplirse. La investigación está en su segunda fase y se trata de un proceso lento. Hasta que veamos una resolución, se apele en un tribunal superior y se confirme la sentencia, pueden pasar muchos años todavía.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios