Cómo mejorar la privacidad de nuestros datos en el Mac desde Preferencias del Sistema
Tutoriales

Cómo mejorar la privacidad de nuestros datos en el Mac desde Preferencias del Sistema

Normalmente, es gracias a la cuenta de iCloud que sincronizamos el contenido de nuestro Mac con el de nuestro iPhone, iPad y la misma nube. Hablamos de sincronizar contactos, calendarios, notas, recordatorios, etc. Pero además de nuestro Apple ID podemos usar otras cuentas para sincronizar la información. Cuentas como Google, Facebook, Hotmail, LinkedIn que podemos haber configurado en su momento y olvidado. Es una buena idea que lo repasemos.

La privacidad pasa por tener cuidado con qué servicio accede a nuestros datos

Cuando usamos cuentas de terceros, estas acceden a nuestros datos para sincronizarlos con sus servicios y luego con otros dispositivos siempre que iniciemos sesión con la misma cuenta. Si bien esto es de gran utilidad, puede llevar parejo un par de inconvenientes. Utilizar demasiadas cuentas para sincronizar la información puede dar lugar a duplicados de contactos, calendarios, etc.

Además, debemos tener en cuenta la privacidad. Es fácil que en algún momento algún servicio nos ofreciera iniciar sesión y que hayamos olvidado que este sigue accediendo en tiempo real a todos nuestros datos. Ante esta posibilidad lo mejor es que repasemos qué cuentas de terceros tenemos configuradas en nuestro Mac. Lo haremos siguiendo estos pasos:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Cuentas de internet.

Aquí encontraremos un par de columnas con la información. Por una parte, tenemos la columna izquierda, donde vemos todas las cuentas que están configuradas en nuestro Mac. Seleccionando cualquiera de ellas en la columna derecha vemos las opciones específicas y a qué información tiene acceso.

Cuentas que no queremos usar y cuentas que sí, pero con opciones

Captura De Pantalla 2022 06 27 A Las 12 23 57

Lo primero que haremos, pues, es repasar la columna izquierda y eliminar todas aquellas cuentas que ya no utilizamos. Para ello simplemente las seleccionamos y tocamos el "-" de la parte inferior de la lista. Acto seguido repasaremos las cuentas que sí queremos utilizar.

Para ello simplemente las seleccionamos y consultamos a qué información tienen acceso. Es posible, para poner un ejemplo, que usemos una cuenta de Google, una que solo necesita acceso al correo, ni a los calendarios ni a las notas. Así refinamos qué servicio accede a qué información, eliminamos contactos duplicados y mejoramos nuestra privacidad.

Tal como podemos ver, el sistema es de lo más simple. Son muchas las ocasiones en las que un servicio web puede ofrecernos iniciar sesión también desde nuestro Mac. A veces, con las prisas de completar el inicio de sesión podemos, despistadamente, aceptar esta conexión. Una que puede sernos muy útil, sin duda, pero que es buena idea que tengamos a la vista.

Gracias a este panel de Preferencias del Sistema podremos, muy fácilmente, repasar de vez en cuando qué servicios acceden a nuestros datos. Es relativamente común que nos hayamos olvidado de alguna, así que en pro de la privacidad y para evitar duplicados y otros errores, es buena idea echar un vistazo a nuestras cuentas de terceros.

Temas
Inicio