Mucho más rápido que AirDrop: este gesto es lo más próximo a la magia para pasar fotos entre nuestros dispositivos

Mucho más rápido que AirDrop: este gesto es lo más próximo a la magia para pasar fotos entre nuestros dispositivos
18 comentarios

Sí, AirDrop es ideal para pasarnos fotos entre dispositivos, pero hay maneras aún más fáciles. Una de ellas es usar el portapapeles universal de nuestros dispositivos. Si a esto le añadimos el uso de gestos, pasar una foto de nuestro iPad a nuestro iPhone o viceversa es casi cosa de magia.

Portapapeles universal y un par de gestos

Si bien este pequeño truco se ha vuelto viral recientemente, lleva bastantes meses con nosotros. La posibilidad de usar el portapapeles universal, una de las dos funciones en las que se apoya este truco de transferencia de imágenes, está presente en nuestros sistemas operativos desde hace algo más de tres años.

La otra función en la que se apoya esta transferencia ultrarápida es la de los gestos de copiar y pegar que llegaron con iOS 15. Un gesto de pellizcar con tres dedos en la pantalla para copiar un contenido y el gesto de expandir tres dedos para pegarlo.

Sin más dilación hablemos, pues, de cómo pasar fotos desde nuestro iPhone al iPad o viceversa con solo un gesto. Tal como podemos ver en el vídeo superior, basta con que abramos la foto que queremos copiar, realicemos el gesto de pellizcar con tres dedos, nos dirijamos al otro dispositivo y realicemos el gesto inverso, abrir tres dedos.

Gracias al portapapeles universal que mencionábamos la imagen se copiará y pegará en un segundo. Este recurso sirve también para texto, que podemos seleccionar desde cualquier app, para URLs de Safari, para documentos de la app Archivos o para vídeos.

La vocación de ecosistema de los dispositivos Apple queda más que clara en esta forma de copiar y pegar imágenes. Un recurso que, en el Mac también podemos utilizar siempre que nos valgamos de Comando (⌘) + C y Comando (⌘) + V para ello. Un recurso realmente cómodo para transferir información desde donde la tenemos hasta donde la necesitamos en cuestión de un segundo.

Imagen | Milena Trifonova

Temas
Inicio