Sigue a

Apple iOS 5

Hace dos años por estas mismas fecha se me ocurrió la feliz idea de escribir una carta abierta a los desarrolladores del por aquel entonces iPhone OS 3.0 con algunas de las ideas que quería que llevasen a cabo. De aquella lista de diez puntos, sólo tres (dos en realidad, el flash a estas alturas me importa poco) quedan pendientes de hacerse realidad así que ahora que nos encontramos en la víspera de una nueva keynote donde presumiblemente atisbaremos buena parte de los planes de la compañía para este 2011, ¿por qué no volver a enumerar las diez novedades que espero ver en iOS 5, la próxima gran revisión del sistema operativo móvil de Apple?

  1. iPad con personalidad propia. El lanzamiento de la versión 4.2 para iPad fue toda una desilusión ya que se limitó a poner al día el tablet respecto a las novedades que ya disfrutábamos desde hacía tiempo en el iPhone (multitarea, carpetas…). Ya en su momento mostré mi creencia de que algo raro había pasado, de que Apple había decidido dar marcha atrás en el último momento y reservar las características propiamente diseñadas para el iPad para hacerlas coincidir con su segunda generación (esta tarde saldremos de dudas).

Los nuevos gestos multitáctiles activados de forma provisional en las últimas betas son un buen gesto y dado que todo apunta a que no estarán disponibles en la versión final de iOS 4.3, quizás terminen llegando en la 5. Partiendo desde aquí, y en vista de lo que está haciendo Google con Honeycomb o BlackBerry con PlayBook (vídeos de presentación a continuación) creo que el margen de mejora es considerable. Algunas ideas sueltas: Exposé para iPad (o si no hay más remedio, Mission Control), mejoras en la navegación y las pestañas de Safari (¿gestos con dos o tres dedos a izquierda o derecha para movernos por el historial o entre pestañas?), iLife para iPad, Mail 5…

  1. Pantalla de bloqueo con “widgets”. Uno de los motivos por los que me veo condicionado a hacer el jailbreak a mi iPhone con cada nueva versión es LockInfo, una aplicación de pago de Cydia que convierte la pantalla de bloqueo en un espacio útil completamente configurable desde el que acceder a información como el tiempo, los últimos mensajes recibidos o las notificaciones más recientes (y no solo la última) sin ni tan siquiera tener que desbloquear el teléfono. Hace años que Apple debería haber incluido esta posibilidad en iOS pero la esperanza es lo último que se pierde. Como sugerencia, realmente creo que en lugar un apartado de la App Store con widgets, lo que Apple podría hacer es permitir a través de su kit de desarrollo el diseño de una tercera vista para las aplicaciones (actualmente es posible crear una interfaz personalizada para iPad respecto a la de iPhone/iPod touch) activable desde sus preferencias con la que los desarrolladores pudieran ofrecernos desde la lista de tareas pendientes de hoy (Things) a las últimas actualizaciones de nuestro muro de Facebook.
  2. Notificaciones. El sistema de notificaciones de iOS hace tiempo que se quedó pequeño. En los primeros tiempos cuando no existían más aplicaciones nativas que las de Apple y apenas si se utilizaba para los SMS era más que suficiente pero ahora que todas las aplicaciones tiran de ellas se ha hecho evidente la necesidad de un rediseño desde cero del mismo. El sistema de la Palm Pre siempre me ha parecido genial y teniendo en cuenta que su diseñador, Rich Dellinger, lleva once meses trabajando para Apple como Diseñador Senior de Interfaz de Usuario lo raro sería que no hiciesen algo al respecto. No soy nadie para dar clases a este hombre pero la máxima sobre la que debe construir el nuevo sistema de notificaciones es: alertar sí, interrumpir no.
  3. webOS Palm Pre

  4. La multitarea, como siempre tuvo que haber sido. La multitarea de iOS funciona, pero nada más. Para iOS 5 Apple debería rediseñar el modo en que nos movemos entre aplicaciones para hacerlo más simple e intuitivo y ofrecer un mecanismo con el que cerrar rápidamente una aplicación. Nuevamente, Palm hizo un trabajo excelente en esta materia con webOS y su sistema de “cartas”, muy superior tanto en diseño como funcionalidad al de Apple con iOS. En webOS, pasamos de una aplicación a otra directamente, sin pasar por ninguna barra de iconos (barra de multitarea) y para salir de una aplicación simplemente la deslizamos hacia arriba. Es increíble ver como otra compañía es capaz de hacer algo que parece llevar el sello de Apple mientras que los propios chicos de Cupertino nos salen con un sistema en el que, para cerra la aplicación actual necesitas pulsar una vez en el botón de inicio para salir la pantalla de inicio, pulsarlo otras dos veces seguidas para descubrir la barra de multiaréa, mantener pulsado el icono de la aplicación en cuestión hasta que aparezca un pequeño símbolo de stop, y finalmente, atinar a pulsar sobre él. Como dirían los ingleses, unbelievable.
  5. Espacio común para aplicaciones o métodos de interconexión entre estas. Tener tres veces el mismo archivo para trabajar con tres aplicaciones diferentes no es lo que se dice eficiente. En Lion podemos ver claramente como Apple está intentando dejar atrás los sistemas de gestión de archivos tradicionales para apostar por un modelo en el que realmente no importa dónde está almacenado un documento sino qué aplicaciones pueden trabajar con él. Una demanda común de los usuarios de iOS es poder acceder a un espacio común donde almacenar y gestionar sus archivos del mismo modo que lo harían por ejemplo con Finder, pero esto no va a pasar. Lo que sí que podríamos llegar a ver (y creo que en realidad es el quid de la cuestión) es un método para que las aplicaciones puedan ser más conscientes de los documentos que hay en el teléfono, de qué tipo son y qué aplicaciones pueden utilizarlos. Se me ocurre por ejemplo un sistema en el que un editor de texto fuese capaz de acceder a todos los documentos de este tipo (ordenador por criterios como fecha de creación, última apertura o incluso etiquetas) independientemente de que fuesen adjuntos a un correo entrante, o estuviesen redactados con otro editor.
  6. Sincronización con iTunes mediante Wi-Fi y sincronización con la nube. Dos funciones de sincronización que si atendemos a las propias patentes de Apple terminarán llegando antes o después. La sincronización con iTunes mediante Wi-Fi nos permitiría pasar nuevas canciones o los últimos episodios de una serie sin tener que conectar el cable más que para cargar la batería. Nuestros gadgets son compatibles con Wi-Fi 802.11n, ¿no? Pues ya va siendo hora de que se note. Más interesante aún es la posibilidad de una mayor integración con MobileMe (¿el nuevo MobileMe?) que mantuviese nuestras fotos y documentos en general sincronizados entre todos los dispositivos del mismo modo que actualmente podemos hacer con los contactos o los calendarios.
  7. Game Center, borrón y cuenta nueva. La red social para videojuegos de iOS es un auténtico desastre. Tanto por un diseño que recuerda más al de un sórdido casino que a un espacio para gente apasionada por los videojuegos, como por la carencia de opciones tan ridículamente imprescindibles como la búsqueda de amigos registrados en nuestra agenda de contactos. Hay tantas cosas que mejorar y todas son tan obvias que casi me parece ridículo enumerarlas: tablas de clasificación nacionales, integración con redes sociales, sincronización de partidas entre dispositivos (empiezas jugando en el iPhone en el tren y terminas la partida en el iPad en tu sofá)...
  8. Windows Phone 7 People

  9. Contactos 2.0 integrada con redes sociales. En este punto probablemente habrá opiniones para todos los gustos pero personalmente me encantaría ver algo parecido a la agenda de Windows Phone 7 en iOS. Una agenda dinámica, que no se limite a almacenar cuatro datos de contacto de una persona en cuestión sino que nos permita seguirle la pista en las principales redes sociales como Facebook y Twitter. Ah, y si ya de paso evoluciona tanto en interfaz (quiero ver las fotos y avatares de mis contactos en el listado, por favor) como en funcionalidades más relacionadas con el teléfono en si (configurar el grupo “Trabajo” para que todas las llamas fuera de horario vayan automáticamente al buzón de voz, o para que nuestro teléfono aparezca apagado o fuera de cobertura para un contacto “baneado” o para las llamadas con número oculto…) ya sería para coger a alguien en hombros.
  10. Perfiles de usuario y protección de aplicaciones y/o carpetas con contraseña. El iPhone no es un simple teléfono, el iPod touch no es un simple reproductor de música, el iPad no es un simple tablet en el que leer libros o ver páginas web en el sofá. Son ordenadores en miniatura con un potencial enorme para aglutinar en un solo lugar particularmente vulnerable toda nuestra vida digital. Dado que iOS no es más que una versión modificada de Mac OS X, ¿cuanto tiempo tardarían en adaptar el sistema de usuarios de este último al primero? Las carpetas y aplicaciones protegidas con contraseña sería una solución aceptable aunque nada como una cuenta de invitado para dejar jugar al niño del vecino un rato a Angry Birds.
  11. Accesos rápidos y otras personalizaciones del sistema. Otro de los imprescindibles de Cydia es SBSettings, una aplicación con la que activar o desactivar en un segundo funciones como el WiFi, la conexión 3G o el Bluetooth independientemente de dónde estemos. Esto sería un primer paso, pero ya que estamos, ¿qué tal poder lanzar una aplicación determinada con la misma facilidad (la cámara por ejemplo)? Otras areas del sistema susceptibles de una mayor personalización incluyen los sonidos de los mensajes y notificaciones (a veces cuando nos reunimos en casa con los amigos suele haber entre cuatro y seis iPhones en la mesa y saber cual a sonado tiene su intríngulis) o la eliminación de determinadas aplicaciones preinstaladas (seguro que hay un montón de gente en Nueva York que utiliza diariamente la aplicación Bolsa pero yo no soy uno de ellos).
  12. Estas son las mías, ¿cuáles son las vuestras?

    Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    50 comentarios