Publicidad

Apple encarga la producción de procesadores en 4nm para los nuevos Mac, según DigiTimes

Apple encarga la producción de procesadores en 4nm para los nuevos Mac, según DigiTimes
3 comentarios

Apple ha reservado ya la producción inicial de los procesadores de 4nm a su proveedor TSMC. Estos procesadores se destinarán a la nueva generación de Apple silicon, según las fuentes de la industria que recogen en DigiTimes.

Una reducción de tamaño y un aumento del rendimiento

TSMC, la encargada de fabricar casi en exclusiva los procesadores que Apple utiliza en sus diferentes dispositivos, sigue en su carrera para miniaturizar el tamaño de los chips. Si bien ya sabemos de planes para los chips de 3nm y también los de 2nm, por ahora la empresa se prepara para ofrecer hasta 4nm. Una fabricación que Apple ya se ha reservado para los futuros Apple silicon.

Apple ya ha reservado la capacidad inicial del N4 de TSMC para su serie de Mac de nueva generación, indicaron las fuentes. Apple también ha contratado a TSMC para fabricar su procesador de próxima generación para el iPhone, denominado A15, construido con el nodo de proceso N5 Plus o N5P, dijeron las fuentes. Se espera que TSMC inicie la producción del chip A15 de Apple, que alimentará la próxima serie de iPhone 13, a finales de mayo, señalaron las fuentes.

Junto a la fabricación en 4nm Apple ya ha encargado los chips A15 que darán vida a la próxima generación de iPhone 13 y que entrarán en producción en mayo. Estos chips se fabricarán en tecnología de 5nm mejorada.

Menor tamaño significa menor gasto energético, menor calor generado y más eficiencia

Los M1 que están actualmente en el mercado, así como los procesadores A14 que dan vida al iPad Air (2020) y a los iPhone 12, están fabricados en un proceso de 5nm. Según DigiTimes, sin embargo, Apple ya tiene la vista puesta en los procesos de 4nm especialmente para los futuros M2 o M1X. Se espera que TSMC inicie la producción con este tamaño de nodo en el último trimestre de 2021, por lo que los ordenadores y dispositivos con esta nueva tecnología deberían llegar, como pronto, durante la primera mitad de 2022.

Lo cierto es que estas reducciones en el tamaño de los nodos de los procesadores tienen un importante impacto en su desempeño y en su eficiencia. Menor tamaño significa menor gasto energético, así como menor calor generado. Beneficios que ya hemos visto en los Mac con los M1 y que irán un paso más allá en futuras versiones.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio