Compartir
Publicidad

El papel de la privacidad en el futuro de los servicios de Apple

El papel de la privacidad en el futuro de los servicios de Apple
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Apenas unos días después de la presentación de la nueva generación de iPhones y del Watch, Tim Cook publicaba una carta abierta a los usuarios en la web de Apple. Se titulaba "Privacidad. Un mensaje de Tim Cook sobre el compromiso de Apple con tu privacidad". Con este escrito, la compañía pretendía distanciarse de uno de sus mayores competidores: Google.

En su momento, pareció una manera puntual de señalar algo diferencial de la empresa que dirige. Pero ahora y con el paso del tiempo, Apple está jugando la carta de la privacidad con una frecuencia cada vez mayor. Puede que no tanto de cara a nosotros los usuarios como a socios potenciales.

HomeKit y HealthKit son dos casos interesantes, pero sobre todo lo estamos viendo en Apple Pay y puede que en CarPlay. Apple está confiando de nuevo en terceras compañías, pero esta vez lo hace con aquellas que no tienen nada que ver con su negocio.

No quiero tus datos de compra

Apple Pay

Cuando la compañía de Cupertino presentó Apple Pay, hizo una de las mayores declaraciones sobre privacidad en una keynote. Eddy Cue lo dejó claro:

Apple no está en el negocio de recoger vuestros datos.

Apple no quiere saber nada sobre la transacción. Qué has comprado, por qué valor, en qué establecimiento, a qué hora o qué método de pago has utilizado. No es asunto suyo. Ahora bien, podemos creer lo que dicen o no. Una de las pruebas que suelo utilizar es la de seguirle la pista al dinero:

Si persigues las drogas, encuentras drogadictos y narcotraficantes. Pero si empiezas a seguir el dinero, no tienes ni idea de dónde va a llevarte - Lester Freamon, detective de la serie The Wire.

En el caso de Apple, la inmensa mayoría de sus ingresos provienen directamente del usuario de sus productos. Lo mismo ocurre con Apple Pay. Cobran un 0,15% por cada transacción, es decir, 15 céntimos por cada cien dólares pagados con este sistema. Casi todos los sistemas de pago móviles intentados hasta la fecha han buscado la monetización de manera indirecta mediante el intercambio y análisis de los datos generados.

Applepay 1

El guardián de esos datos son las entidades financieras, unas empresas que, aunque tienen acceso a ellos, jamás los han utilizado para comerciar con terceros. Por eso, cuando Google se acercó a los bancos con su solución de pagos móviles, Google Wallet, las negociaciones no fueron por buen camino desde el principio.

En los últimos años, uno de los grandes intentos de Google por potenciar y enriquecer su CPC ha sido unir las búsquedas online con las compras físicas. Para poder relacionar ambas, es necesario estar en posesión de los datos de compra. Algo que los bancos no están por la labor de compartir. De ahí que Google Wallet no haya terminado de despegar del todo.

Tampoco quiero saber dónde vas

CarPlay

La semana pasada, el miembro de la junta directiva de BMW, Ian Robertson, hizo unas declaraciones muy interesantes en el Financial Times. En el contexto del coche conectado, donde multitud de datos se recogen por parte de los diferentes sistemas del vehículo, hacía la siguiente advertencia:

Hay multitud de personas ahí fuera diciendo: "danos todos los datos que tienes y te diremos lo que podemos hacer con ellos". Lo que les estamos contestando es: "No, gracias".

Según Robertson, estas personas pertenecerían tanto a compañías de Silicon Valley como de grupos publicitarios. Teniendo en cuenta que BMW está entre las compañías que participan en CarPlay, ¿es Apple una de las empresas ansiosas por conocer esos datos?

Gráfico Carplay

Visto el caso de Apple Pay y las entidades bancarias, no debería ser así pero, ¿hasta qué punto necesitan nuestros datos para ofrecer una experiencia mejor en el coche? ¿Qué podrían hacer diferente si estuvieran en posesión de ellos? ¿Utilizar nuestra ubicación en Mapas estaría sobrepasando la línea?

Creo que mientras otras compañías tecnológicas necesitan datos para poder alimentar sus respectivos algoritmos y negocios, los de Cupertino no están en la misma posición. Es por esto mismo que Apple podría tener ventaja a la hora de negociar con los diferentes fabricantes de automóviles y vencer la reticencia que veíamos de BMW. Los intereses de ambas compañías están alineados.

Lo mismo ocurre con temas aún más sensibles como puede ser la intimidad del hogar y la salud de las personas. HomeKit y HealthKit aún tienen que recorrer un largo camino para cumplir las promesas que tienen por delante. Sin embargo, no deja de ser razonable que las personas empezarían a preocuparse cada vez más por su privacidad y la gestión de sus datos. ¿Tendrá Apple una ventaja competitiva en la gestión de la privacidad de sus usuarios cuando llegue ese día?

En Applesfera | Spotlight y la privacidad en OS X Yosemite.

Imágenes | Apple CarPlay.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio