La UE sigue con sus regulaciones y avanza en una dirección que no gusta a Apple

La UE sigue con sus regulaciones y avanza en una dirección que no gusta a Apple
72 comentarios

Apple podría estar cerca de verse obligada por la Unión Europea a permitir ciertas funcionalidades que los de Cupertino ven perjudiciales para su modelo de negocio y que cambiarán a Apple para siempre. Esto afectaría fundamentalmente a la interoperabilidad de iMessage, la existencia de App Stores de terceros y el llamado sideloading.

El 31 de octubre de este año ha entrado en vigor la conocida como Digital Markets Act. Todavía no será de aplicación inmediata, pues se ha dado un plazo provisional hasta mayo de 2023. Esto se hace para que las numerosas empresas a las que afectaría tengan la oportunidad de adaptarse y cumplir con la normativa para evitar posibles sanciones.

Malas noticias para Apple, pero no sabemos hasta qué punto

Esta nueva norma afecta a las empresas conocidas como "gatekeepers". Esta nueva ley especifica que una "gatekeeper" es aquella empresa que:

  • Ofrezca alguno de estos servicios: intermediación en línea, como tiendas de aplicaciones, motores de búsqueda en línea, servicios de redes sociales, determinados servicios de mensajería, servicios de plataformas para compartir vídeos, asistentes virtuales, navegadores web, servicios de computación en la nube, sistemas operativos, mercados en línea y servicios de publicidad.
  • Tenga tamaño significativo en el mercado de la UE: cuando la empresa alcanza un determinado volumen de negocio anual en el Espacio Económico Europeo (EEE) y presta un servicio de plataforma básica en al menos tres Estados miembros de la UE.
  • Controle una importante pasarela de usuarios empresariales hacia los consumidores finales: cuando la empresa presta un servicio de plataforma principal a más de 45 millones de usuarios finales activos mensuales establecidos o ubicados en la UE y a más de 10.000 usuarios empresariales activos anuales establecidos en la UE.
  • Cuente con una posición arraigada y duradera: en el caso de que la empresa cumpla el segundo criterio durante los últimos tres años.

Apple cumple sobradamente con todos los requisitos que se dan en esta nueva norma. Lo más probable es que le afecte y tenga que tomar ciertas medidas si quiere seguir operando comercialmente dentro de la Unión Europea, algo a lo que no va a renunciar. Todavía se desconoce el alcance exacto de esta ley, pero podría obligar a Apple a abrir iMessage a todos los sistemas operativos, así como a permitir tiendas de aplicaciones de terceros (lo que afectaría a los billones de dólares que Apple ingresa al año en comisiones y anuncios) y el sideloading.

Sea como fuere, todo apunta a que esto va a suponer algún que otro disgusto para los directivos de la empresa. En cualquier caso todavía desconocemos qué significa esto en términos prácticos para Apple más allá de una posible pérdida de ingresos, pero lo cubriremos en cuanto tengamos más información.

Temas
Inicio