Compartir
Publicidad
El caso Pebble: Apple se dispara en el pie en vísperas del lanzamiento del Watch
Apple Watch

El caso Pebble: Apple se dispara en el pie en vísperas del lanzamiento del Watch

Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que Apple dejó de ser considerada una compañía rebelde que luchaba contra el poder establecido. IBM y Microsoft fueron las compañías sobre las que se posicionaba al otro lado del espectro. Estándares, grises y aburridas contra ruptura, colores y frescura. Pero eso era antes.

Ahora Apple es la compañía más grande en términos de capitalización, rompiendo récords financieros en cada trimestre y entregando productos que se cuentan por millones cada mes. Su influencia en la vida de muchísimas personas es patente. Cada paso que dan se mira con microscopio, tanto para lo bueno como para lo malo.

Por eso y coincidiendo con el relevo generacional de los últimos ejecutivos responsables de las relaciones públicas de la compañía, el caso Pebble no deja de ser sorprendente. La compañía tiene la suficiente experiencia como para saberlo. Cualquier movimiento en torno a la competencia del Apple Watch será interpretado como hostil. Y así ha sido.

La metedura de pata

Pebble smartwatch

Nos hemos dado cuenta de que tu app o su metadata contiene información irrelevante sobre una plataforma dentro de la app. Proporcionar planes de compatibilidad futura con otras plataformas o referencias a cualquier plataforma, no es apropiada en la App Store.

Concretamente, tu app y su descripción declaran dar soporte al smartwatch Pebble.

Estas han sido las palabras que han desatado la guerra de los relojes inteligentes. Fue la respuesta que recibió el desarrollador de la app SeaNav US cuando decidió colgar la actualización que daba soporte al smartwatch Pebble. La app vuelve a estar en iTunes sin haber modificado el texto y puede descargarse ahora mismo sin problemas a un precio de 19,99 euros. Algo que por cierto no se ha mencionado.

Según las normas creadas por la propia compañía, Apple no estaría más que aplicándolas a rajatabla. Hay otro caso encontrado por MacRumors en el que una app que mencionaba al Pebble sí que ha sido aprobada en la App Store.

Awatch

Cuando un desarrollador decide participar en la App Store, acepta una serie de condiciones, derechos y responsabilidades. ¿Cuál es el problema entonces? El origen de toda esta polémica está en la interpretación de la norma que ha hecho Apple justo un día antes del lanzamiento del Apple Watch.

Se ha convertido en el típico caso del David contra Goliat, solo que se han invertido los papeles. Apple es ahora el Goliat gigantesco y poderoso, capaz de aplastar como una mosca a cualquiera que le lleve la contraria. El desarrollador de SeaNav US es el pobre David, que debe hacer lo que puede en una lucha desigual.

Como es lógico, el público se ha puesto de lado de este David moderno. La compañía dirigida por Tim Cook debería haberlo visto venir. Sin duda, es una metedura de pata en el campo de las relaciones públicas. Pero, ¿hay algo más detrás de este traspiés o es parte de una estrategia premeditada?

El mito de una Apple anticompetitiva

Android Wear
Muchos se han apresurado a afirmar que Apple está atentando contra la competencia. Que tiene miedo de que otras plataformas de smartwatch entren en su jardín vallado. Que nunca veremos Android Wear para iOS. Miro la App Store en busca de otros ejemplos y mi conclusión es que no tienen ningún fundamento:

  • Google tiene 41 apps en la App Store, incluyendo algunas que compiten directamente con otras apps y servicios de Apple como Google Docs, Chromecast, Chrome, Gmail, Google Drive, Google Maps.
  • Samsung tiene otras 40, como las necesarias para controlar sus TV smart, aire acondicionado, lavadoras y un sinfín de cámaras.
  • Microsoft cuenta con 51 apps, entre las que destacan Office, Outlook, OneNote, OneDrive y un largo etcétera.
  • Otras apps para wearables como la de Google Glass, Microsoft Band, FitBit, Withings e incluso la propia Pebble.

Por supuesto que Apple está a favor de tener a desarrolladores de otras plataformas en la suya. Es lo que le da valor a la App Store y a sus propios productos. Pero lo que no va a permitir es que su tienda se convierta en una ciudad sin ley llena de riesgos para sus clientes. El objetivo de la Store es aportar ese valor al usuario de una forma segura y cómoda.

Mencionar a otras plataformas en las descripciones no es más que lo que otras apps ya están cumpliendo. WhatsApp, la app de mensajería instantánea por excelencia, dice en la suya:

WhatsApp Messenger es un mensajero disponible para iPhone y otros smartphones.

Apple no es perfecta. Sin duda es culpable de cosas como el secuestro que hizo iMessage de los SMS de usuarios que abandonaban iOS. Una auténtica muestra de su cara más corporativa. Pero no de impedir el acceso a competidores a su plataforma. 

En Applesfera | Google está trabajando en el soporte de Android Wear para iOS.

Imágenes | Ryan Ozawa y Manolis Kiagias.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos