Publicidad

El fin de Essential nos recuerda lo difícil que es competir contra el iPhone y resto de fabricantes de gama alta
General

El fin de Essential nos recuerda lo difícil que es competir contra el iPhone y resto de fabricantes de gama alta

Para algunos, Essential fue un intento por poner algo nuevo encima de la mesa de los smartphones. Para otros, un esfuerzo fútil de penetrar en un mercado demasiado exigente como el de los smartphones de gama alta. Finalmente, las novedades introducidas por la compañía fundada por Andy Rubin no fueron suficientes. Essential ha cerrado sus puertas esta semana tras cinco años, tres años desde el lanzamiento del Essential Phone en mayo de 2017.

El primer smartphone que apostó por el notch para reducir marcos

La reducción de marcos en un smartphone para ampliar el área de la pantalla no fue idea del Essential. En el pasado, hubo otros como el Sharp Aquos Crystal que ya en 2014 los redujeron considerablemente. Sin embargo, ese modelo tenía la cámara frontal en un marco inferior bastante grueso, que la hacía muy incómoda de utilizar.

La novedad introducida por Essential en este sentido fue aumentar el ratio de pantalla frontal sin prescindir de tener la cámara en su sitio. Esa característica "gota" fue el primer notch en un smartphone, posible gracias al desarrollo de pantallas recortadas. A pesar de ello, el marco inferior continuaba siendo el más grueso de todo el teléfono.

oled El iPhone X contaba con una forma muy ingeniosa de llevar la pantalla a todas las esquinas: plegando el panel OLED sobre sí mismo.

Muchos afirman que este terminal fue la inspiración de Apple para lanzar el iPhone X. Algo que resulta absurdo, si tenemos en cuenta el timing de ambos lanzamientos. El Essential Phone vio la luz en mayo de 2017, mientras que el iPhone X se presentó en septiembre y se lanzó en noviembre de ese mismo año. Dan Riccio, responsable de hardware de Apple, afirmó en su momento que el desarrollo del iPhone X comenzó mucho antes de su lanzamiento, a mediados de 2016.

Las diferencias más importantes entre el iPhone X y el Essential también se ven a simple vista. Mientras que el teléfono de Rubin tan solo incluye una cámara frontal en su península, Apple colocó hasta 8 sensores en ella. Cuatro de ellos responsables del reconocimiento facial de Face ID.

Y la reducción de marcos a lo largo de todo el dispositivo es notable. No hay una barbilla o frente como sucede en el Phone (o en otros smartphones que surgieron posteriormente). Esto fue posible porque Apple pliega el panel OLED del terminal hacia dentro, evitando colocar los controladores de la pantalla en el extremo del terminal.

Un camino intransitable en la gama alta desde el principio

rubin

El Essential Phone debutó con un precio de 699 dólares, colocándole inmediatamente en la gama alta de los smartphones. Participar en este segmento del mercado de la telefonía no se consigue pegándole una pegatina con un precio elevado a tu producto. El precio es una consecuencia de lo que ofrece el producto en términos de tecnología, software, servicios y, también, confianza en la marca y su prestigio.

El Phone únicamente traía la promesa de actualizaciones regulares en un software commodity como Android con un hardware interesante, pero insuficiente. Especialmente en el apartado de la cámara. Como añadido, se trataba de una marca completamente desconocida cuyo referente principal era el propio Rubin, un desconocido del público general. Posteriormente se supo que Google le pagó 90 millones de dólares para que abandonara la compañía tras recibir acusaciones de acoso sexual. No es precisamente una buena carta de presentación.

Global Premium Market Share 2019q1

Si el mercado del smartphone es altamente competitivo, el segmento premium lo es aún más. Essential debía enfrentarse a varias compañías entre las que destaca Apple con su iPhone, que cuenta con un trozo muy significativo del mercado (ver gráfica superior). Apple ha alcanzado esta posición gracias a su diseño, tecnología puntera, software, servicios a la altura y soporte post-venta al servicio de una experiencia de usuario superior.

Essential intentó entrar en un mercado donde prima contar con la confianza del consumidor siendo totalmente desconocida

Otras compañías como Samsung han encontrado el éxito gracias a un trabajo de años, tanto en esta gama alta como en otras inferiores. Con especial énfasis en los acuerdos de distribución con las operadoras, que permiten a estos fabricantes poner sus productos delante de millones de clientes. Essential venía de la nada, un fabricante desconocido que apenas llegó a un acuerdo con Sprint, la compañía de telefonía nacional más pequeña del grupo de grandes operadoras de EEUU.

Sin contar con la demanda de los consumidores y sin acuerdos de distribución, el Essential Phone fracasó en el mercado. Nunca vimos su sucesor ni tampoco el atrevido Essential Gem, así como los accesorios modulares y domóticos de la compañía. Una lección sobre la dificultad de competir en la gama alta que ha quedado para la historia.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios