Compartir
Publicidad
Tres meses con el iPad Pro 2018: el ordenador que te sorprende por su forma y te convence por sus capacidades
iPad

Tres meses con el iPad Pro 2018: el ordenador que te sorprende por su forma y te convence por sus capacidades

Publicidad
Publicidad

Durante 2018 Apple presentó unos cuantos productos increíbles: el iPhone XR, el Apple Watch Series 4, el MacBook Air, el Mac mini... Ninguno de los anteriores ha llegado a sorprenderme tanto como el iPad Pro. Un iPad Pro que cambió su diseño exterior y reforzó su interior con unas especificaciones y un rendimiento que, a día de hoy, no tiene rival en todo el mercado de tablets.

He pasado algo más de tres meses usándolo prácticamente a diario. Para entretenerme, para organizarme, para perder el tiempo, para trabajar... este iPad Pro es polivalencia pura. Llegó a mis manos por su portabilidad y comodidad, ahora no puedo soltarlo por todo lo que me permite hacer.

"Sólo veo la pantalla, ¿dónde está el resto?"

"Sólo veo la pantalla, ¿dónde está el resto?" Es lo primero que me dijo mi padre al ver el iPad Pro. Lo vio en mi maleta y pensó que era sólo el monitor, no le entraba en la cabeza que en estos 5,9 mm de grosor esté la batería, el procesador, la RAM, la unidad de almacenamiento y el resto de componentes. No me sorprende que tuviese dicha reacción, que Apple haya metido tanta potencia en tan poco espacio es algo que me sigue sorprendiendo hasta a mi.

Fino Esta imagen de la web oficial de Apple define muy bien los valores que transmite el iPad Pro.

Viniendo del mundo del diseño, el factor forma de un producto que voy a utilizar durante horas cada día, es algo especialmente importante para mi. La sensación con este iPad Pro pocas veces la he tenido, sólo con el iPhone 4 (mejor diseño de iPhone jamás creado, punto) en productos de Apple. Una sensación de frustración por no encontrarle un defecto en el diseño que llegue a molestar de verdad. He tenido antes varios modelos de iPad, pero aquí es otra historia. Es decir, estamos hablando de 0,59 centímetros de grosor, varios meses después sigue sin entrarme en la cabeza que sea tan fino.

Hay un detalle que sí que llega a ser molesto (por lo menos en mi caso) en el día a día. Es el no tener ningún elemento identificativo en la parte delantera de la pantalla, en consecuencia tapas la cámara del Face ID con las manos y lo coges boca abajo muchas veces. Se trata de algo que estuve temiendo desde que surgieron los primeros rumores de este iPad y algo que se ha confirmado con el uso. Si bien Apple te indica con una flecha que estás tapando la cámara y si bien el acelerómetro detecta rápidamente la posición para girar la pantalla... sigue siendo una molestia. Una molestia que no existe en el iPhone por su notch, por ejemplo.

Img 0980 Tiene que existir una solución más cómoda que esto.

Es imposible acabar con el factor forma de este iPad Pro sin incluir su teclado oficial, el Apple Smart Keyboard Folio, a fin de cuentas define la forma del equipo entero durante la mayoría del tiempo, ya que siempre lo tengo adjunto. Como ya expliqué en el análisis del mismo, es un accesorio indispensable si escribes más de dos o tres frases al día con el iPad. Además de eso, me he dado cuenta de que le saco mucho partido como dock para sujetar el iPad. Escribir con estas teclas es una maravilla, ni el teclado mariposa de los MacBook ni el Magic Keyboard consiguen que pulse tan cómodamente las teclas. Quizás sólo mi teclado mecánico llega a superarlo.

iPad Pro Apple Smart Keyboard Folio en un iPad Pro. Sorprendentemente fino, sorprendentemente cómodo.

Tu ordenador, tus necesidades

En pleno 2019 seguimos teniendo el debate de si el iPad es un ordenador o no. Lo que he notado curioso son las preguntas que me hace la gente al verme utilizar el iPad Pro. Por ejemplo una pregunta recurrente es si puedo conectar un disco duro (en la era de las nubes y la sincronización instantánea). Cuando uso un MacBook Pro sin embargo nadie me pregunta si puedo escanear con él unos apuntes y luego escribir sobre ellos directo.

Nor Un ordenador que no tiene trackpad o ratón.

No comprendo esa manía de poner en duda un dispositivo por exigirle más que al resto. El iPad Pro está pensado para suplir unas necesidades concretas, el Mac otras, el iPhone otras y el Apple Watch otras. ¿O es que alguien se pregunta por qué el iMac Pro con el precio que tiene no es capaz de contar tus pasos y las calorías que quemas a lo largo del día? El desconocimiento nos hace preguntar y poner en duda temas sin sentido alguno.

Otro tema recurrente tiene que ver con la comodidad a la hora de realizar algunas tareas. La gente por ejemplo me pregunta por qué no diseño y desarrollo páginas web (mi trabajo) desde el iPad Pro. Puedo hacerlo, no significa que tenga que hacerlo. Es una tarea que por la pantalla más grande del Mac o su puntero, es más cómodo de realizar desde este. ¿Queda automáticamente invalidado el iPad? No, simplemente que cada ordenador se adapta a mejor o peor a unas tareas y necesidades concretas de cada usuario. Hay que escoger el ordenador que mejor se adapte a cada uno, sin discriminar o menospreciar el resto de ordenadores porque no hacen una determinada tarea.

Algunas apps ideales para un iPad Pro

El hardware del iPad tiene una potencia desmesurada y su portabilidad es increíble, aunque a mi lo que realmente me ata a él es iOS y sus apps. La App Store es un factor diferencial para el iPad y encontramos auténticas joyas. Porque de nada sirve tener más RAM, almacenamiento y pantalla que nadie si luego no hay apps con las que aprovecharlo. En mi caso, algunas de las que uso (y tienen especial relevancia en el iPad Pro por su mayor pantalla) son las siguientes:

Home Mi pantalla de inicio actualmente en el iPad Pro.
  • Day One: Un increíble diario digital multivitaminado de funciones que sabe aprovechar la pantalla más grande del iPad para ofrecer varias columnas con contenido diferente.
  • Pinner: Si eres de los que guarda enlaces para leer o consultar más tarde, Pinner tiene la mejor extensión para ello. Una app ligera, veloz y eficaz. Al igual que Day One, aprovecha el diseño por columnas para no desperdiciar espacio en la pantalla.
  • Infuse: El mejor reproductor de contenido para iOS. Infuse no solamente reproduce prácticamente cualquier tipo de vídeo, sino que además se sincroniza con un montón de servicios y reconoce el contenido para añadir metadatos. La app también aprovecha funciones exclusivas del iPad como el modo PiP.
  • Pixelmator: Un editor de imágenes que lleva años en la App Store y sigue siendo uno de los mejores.
  • Darkroom: Llegó recientemente al iPad y ya se ha convertido en una seria alternativa a Lightroom. Creo que la mejor definición de Darkroom es "todo lo que la app Fotos de Apple debería ser".
  • LumaFusion: De LumaFusion hemos hablado largo y tendido en Applesfera. La mejor app de edición de vídeo existente en iOS y un claro ejemplo de lo que se puede hacer con un iPad Pro.
LumaFusion LumaFusion, lo que viene siendo el Final Cut de iOS.
  • Documents: Sólo por el hecho de poder comprimir y descomprimir archivos esta app ya merece la pena más que Archivos de Apple.
  • PDF Expert: Ningún gestor de PDFs ofrece más funciones que PDF Expert. Es la oficina extrapolada al iPad.
  • MindNode: Con una interfaz excelente, MindNode es una app imprescindible para mi siempre que tengo que organizar proyectos grandes y hay un cúmulo de ideas que ordenar.
  • Things: Things es otra de las apps que hemos tratado muchas veces en Applesfera. Si buscas un gestor de tareas al que cueste encontrarle pegas, Things es el escogido. En el iPad la experiencia es tan buena como en el resto de dispositivos.
  • iA Writer: Sólo por el cuidado que tienen los desarrolladores con las tipografías utilizadas en la app iA Writer debería ser de uso obligatorio para todo el mundo que escriba un texto de más de dos párrafos.
  • Fiery Feeds: Si reniegas de Flipboard, Twitter u otras opciones que eligen por ti qué leer es que eres de los que usaban los RSS en su gran apogeo. Fiery Feeds es la app más completa y profesional para leer en RSS.
  • Alto's Odyssey: Este juego es hipnótico. Y en una pantalla de 12,9 pulgadas como la del iPad Pro más aún.

Por cierto, la pantalla de inicio la he configurado de una forma un tanto peculiar. Una forma especialmente pensada para usarlo en formato horizontal. El fondo de pantalla debe ser un negro puro y el espacio entre apps y carpetas se consigue con un icono completamente negro que puedes crear desde esta página web. El resultado es una pantalla con las apps mucho más accesibles y organizadas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio