Compartir
Publicidad
Esto es todo lo que cambiaría si los nuevos iPhone adoptan el puerto USB-C
iPhone

Esto es todo lo que cambiaría si los nuevos iPhone adoptan el puerto USB-C

Publicidad
Publicidad

Si me hubieras preguntado hace un año acerca del rumor de la llegada del USB-C a cualquier dispositivo iOS, hubiera sido muy pesimista al respecto e incluso me habría reído un poco. Habría argumentado que Apple es una compañía más cerrada que las otras, apostando por al puerto Lightning durante más años hasta que finalmente la conexión por cable física desapareciera.

Pero ahora todo ha cambiado. Los nuevos iPad Pro han adoptado ese puerto USB-C, así que los rumores sobre los iPhone de este año haciendo lo mismo son algo mucho más serio que antes. Técnicamente es posible, así que sólo depende de la decisión de Cupertino: ¿qué es lo que ganaríamos y lo que perderíamos con una conexión USB-C en los iPhone que abandone el Lightning?

Más velocidad, mejor carga, más universal

Apple Y Obsolescencia Programada

Visto globalmente, hay más ventajas que inconvenientes. En primer lugar el iPhone adoptaría un estándar ampliamente utilizado por todos los demás fabricantes, algo que a priori facilitaría la compra de cables y accesorios. Seguiríamos teniendo que buscar lo que certifique Apple y diferenciar entre los cables USB-C que sólo carguen o que carguen y también transfieran datos, pero todo el mundo reconocería la conexión USB-C como algo universal.

Además, el USB-C permite alcanzar velocidades propias de los puertos USB 3.0, algo que aceleraría muchísimo las copias de seguridad locales que podemos hacer de los dispositivos iOS en un Mac a través de iTunes. También se verían aventajados aquellos que vuelquen grandes cantidades de música o fotos a un Mac, ya sea mediante la aplicación Fotos o utilizando Captura de Imagen.

La compatibilidad con accesorios también podría verse aventajada, siempre que Apple tenga algo de manga ancha con sus adaptadores. Podríamos conectar más teclados, adaptadores multipuerto como ya ocurre en los nuevos iPad Pro... incluso podría ser la puerta de entrada al iOS 13 más flexible que muchos piden para exprimir todavía más la potencia bruta del A12 y el A12X Bionic.

Y no nos olvidemos de la carga rápida: los iPhone actuales ya cuentan con ella, pero requieren la compra de un adaptador adicional. Con un USB-C, los móviles de Apple llevarían esa carga rápida por defecto poniéndose por fin al nivel de sus rivales en ese aspecto.

Otra transición más, pero sin desventajas especiales

Cable Lightning Usb C

¿Qué perderíamos? Pues lo que se suele perder en todo este tipo de transiciones: todos los cables Lightning que tenemos ahora mismo dejarían de ser útiles. Del mismo modo, todos aquellos auriculares o mandos que hayan adoptado el puerto Lightning como conector (con lo que debe de haber costado ponerse de acuerdo con todas las exigencias que eso conlleva por parte de Apple) también tendrán que guardarse en un cajón o reciclarse si no tienen opción de uso inalámbrico.

Los Magic Mouse y Magic Keyboard actuales también tendrían que cambiar, porque se cargan mediante puerto Lightning. Sí, no tiene relación alguna con el iPhone, pero cuando el teléfono de Apple cambia de conexión el resto de accesorios de la compañía suelen seguir el mismo camino. Si ocurre, quizás veamos el lanzamiento de nuevos teclados y ratones que se carguen rápidamente con USB-C.

También podríamos hablar de la pérdida de un puerto más pequeño como es el Lightning, pero la diferencia de tamaño entre ese conector y el de USB-C es demasiado pequeña como para que sea un problema real. Además, todo lo que ganamos supera ampliamente este pequeño precio a pagar que es utilizar un conector ligeramente más grande. Por mi parte, y aunque seguro que desde Apple lo restringirán de algún modo, soy favorable a que en Apple adopten el cable que está empezando a utilizar todo el mundo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio