Publicidad

Por qué el puerto Lightning del iPhone tiene los días contados
iPhone

Por qué el puerto Lightning del iPhone tiene los días contados

Publicidad

Publicidad

Hace un par de días salió la noticia de que la Comisión Europea quiere implantar un cargador único en los smartphones y otros dispositivos comercializados en los países miembros. Es una propuesta que se apoya en otra realizada en 2014 que animaba a los fabricantes a utilizar un único puerto. Visto su evidente fracaso, la CE ahora busca hacer la adopción obligatoria. Como consecuencia, el puerto Lightning presente en gran cantidad de productos de Apple podría tener los días contados. Eso sí, no por la previsible intervención de Europa.

Un iPhone con USB-C: el sueño de Europa y de muchos usuarios

iPhone

En el caso de Apple, se abren dos escenarios. En el primero, el cable Lightning pasaría a mejor vida. El iPad Pro de 2018 ya enseñó el camino, migrando del conector Lightning al USB-C. Hasta ese momento, la posibilidad de tener un iPhone con USB-C era de cero. Al día siguiente de la presentación del iPad Pro, esas posibilidades cambiaron acercándose hacia el uno, aunque fuera ligeramente. Ya no es un “no” tan rotundo como antes.

Contar con un iPhone con USB-C en el catálogo implicaría también la modificación del puerto en "otros dispositivos portables", según indica la Comisión Europea. A continuación se encuentran todos los dispositivos de Apple con puerto Lightning:

  • iPhone.
  • AirPods.
  • iPad.
  • iPod touch.
  • Siri Remote.
  • EarPods.
  • Periféricos del Mac (teclado, ratón).
  • Accesorios de terceros como auriculares, CarPlay y altavoces.

La migración de todos estos productos hacia el conector USB-C sería paulatina y llevaría su tiempo. Una vez completada, la principal ventaja es que por fin habría un único estándar de carga para cientos de millones de dispositivos. Una ventaja de la que ya disfrutan los usuarios de otros fabricantes, puesto que el USB-C se encuentra en un gran número de smartphones y portátiles de los últimos años.

La unificación del estándar también supondría la unificación del mercado de accesorios. Sobre el papel, podría traducirse en una mayor abundancia de oferta con unos precios más bajos y una mejora de la calidad. Todo ello, beneficios que surgen de las economías de escala.

Dicho esto, existe otra posibilidad que tal vez no hayan contemplado las autoridades europeas.

Un iPhone sin puertos

iPhone

El pasado mes de diciembre surgió un rumor que abre un segundo escenario para el iPhone. Según el conocido vidente de la cadena de suministros asiática de Apple, Ming-Chi Kuo, Apple está preparando un iPhone sin puertos para 2021. No es un rumor que ahora mismo tenga una alta probabilidad de suceder. Falta todavía más de año y medio para su lanzamiento y no se han filtrado ni componentes ni fotos.

A pesar de estos asteriscos, merece la pena explorar esta idea. Para empezar, el estándar USB-C es un desastre a pesar del tiempo que lleva en el mercado, algo que ya debería dar reparos a Apple. Por otra parte, el rumor de Kuo solamente se refiere a uno de los iPhone de 2021, en concreto, el de gama más alta. La eliminación del puerto Lightning no afectaría al resto de dispositivos de ese año. Desde luego, pasar de tener un puerto a no tenerlo es mucho más radical que pasar de un estándar a otro, cosa que explicaría que el cambio solo afectase a un modelo.

Patente

En caso de producirse, tanto la carga como la transferencia de datos entre dispositivos se realizaría sin cables. Ambas tecnologías llevan años presentes en el iPhone (AirDrop se presentó en 2011 y apenas ha sufrido cambios desde entonces), aunque sería de esperar una versión mejorada con mayor velocidad de carga y transferencia. Y, por supuesto, el terminal necesitaría incluir un cargador inalámbrico en la caja. Un dato curioso: Apple lleva tiempo investigando la forma de que sus dispositivos se carguen entre sí, por ejemplo, un Mac cargando un iPhone. De hecho, con los iPhone 11 se rumoreó hasta el último minuto la posibilidad de que pudieran cargar los AirPods.

En cierto modo, los iPhone ya soportan un cargador universal a través de la carga inalámbrica que hace innecesario dar el salto a USB-C

Quedaría por solventar un gran número de incógnitas. ¿Qué pasaría con los auriculares, se incluirían unos AirPods en la caja? ¿Y si tengo unos con cable que uso con el adaptador de jack? ¿Habrá algún adaptador inalámbrico para usar en los millones de coches con CarPlay de cable? ¿Se creará alguna solución que me permita utilizar una memoria flash externa, ahora que iOS las soporta de forma nativa?

Estas cuestiones no son menores. Pero volviendo al origen de este artículo, Apple esquivaría la obligatoriedad de incorporar el puerto USB-C al iPhone, eliminando cualquier tipo de puerto. Si nos fiamos del calendario propuesto por Kuo, la migración comenzaría en 2021 y tardaría años en completarse. La Comisión Europea aún estará un tiempo debatiendo sobre este tema y cuando tome una resolución, también pasarán años hasta que entre en vigor.

Para entonces, el iPhone podría prescindir de los puertos para siempre, cumpliendo un viejo sueño de Steve Jobs.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios