Compartir
Publicidad
MacBook Pro 2018 y el problema del Thermal Throttling explicado
Portátil

MacBook Pro 2018 y el problema del Thermal Throttling explicado

Publicidad
Publicidad

Los nuevos MacBook Pro son, según la web de Apple, los equipos portátiles más potentes, con más rendimiento y más pro que han lanzado. Ordenadores que cuentan con la última generación de procesadores Intel, llegando a ofrecer la posibilidad de integrar un Intel Core i9 en su configuración más top. Pero eso da igual, tenemos nueva polémica a la vista, el ThrottleGate si nos permitís llamarle así. Aunque mejor lo explicamos todo.

Cuidado con el MacBook Pro con Intel Core i9

«Cuidado con el MacBook Pro con Intel Core i9», esta frase más las pruebas realizadas por Dave Lee, youtuber especializado en tecnología y portátiles en particular, han hecho saltar las alarmas. A continuación os dejo con el vídeo y luego vamos comentando todo el tema.

El vídeo viene a exponer que los nuevos MacBook Pro con Intel Core i9 sufre Thermal throttling, medida de seguridad que rebaja el rendimiento de componentes como la CPU o GPU para evitar que las altas temperaturas puedan dañar al equipo.

Thermal throttling, proceso consistente en la reducción de rendimiento para controlar la temperatura de un componente y así evitar posibles problemas

Esta no es una práctica nueva el MacBook Pro ni tampoco es el único producto que se ve afectado. Otros fabricantes e incluso otros productos de la propia Apple ya lo han experimentado en el pasado. Y es que no es sencillo meter tanta potencia en equipos cada vez más delgados y con sistemas de refrigeración que ahora mismo no pueden hacer mucho más de lo que venían haciendo durante los últimos años.

Usar componentes tan potentes en equipos cada vez más delgados supone un reto de ingeniería importante a nivel disipación

Por tanto, cuando trabajamos al máximo y durante un tiempo prolongado, la cantidad de calor capaz de disipar un equipo se va reduciendo. Si además sumamos la dificultad de hacerlo en periodos del año o zonas más calurosas que otras peor aún. ¿Pero hasta qué punto afecta el Thermal Throttling al nuevo MacBook Pro? Lo vemos.

Mbp

Si nos vamos a GeekBench vemos que los resultados de este test sintético en las diferentes configuraciones de MacBook Pro no deja dudas, estamos frente a equipos muy potentes.

Resultados GeekBench Single Core Multi Core
MB Pro 13” Mid 2018 i5–8259U 2,3Ghz (Turbo Boost hasta 4,8Ghz) 4451 16434
MB Pro 13” Mid 2018 i7–8559U 2,7Ghz (Turbo Boost hasta 4,8Ghz) 5121 17655
MB Pro 15” Mid 2018 i7–8750H 2,2Ghz (Turbo Boost hasta 4,8Ghz) 4939 21236
MB Pro 15” Mid 2018 i7–8850H 2,6Ghz (Turbo Boost hasta 4,8Ghz) 5031 21327
MB Pro 15” Mid 2018 i9–8950HK 2,9Ghz (Turbo Boost hasta 4,8Ghz) 5324 22589

Estas pruebas de GeekBench son una buen indicativo de la potencia nominal que pueden alcanzar los equipos. Pero, desde mi punto de vista, no son un dato con el que podamos valorar realmente una máquina. Porque luego hay muchos condicionantes, como el software que usemos, que influyen en el rendimiento. Ya sabéis, todo ese tema de la optimización y cómo cada aplicación es capaz de aprovechar el hardware sobre el cual se ejecuta.

Y aquí es donde entra Dave Lee nuevamente, del cual tengo que decir que me gusta mucho lo que hace en Youtube pero igual no consideró todas las variantes. Pero os lo explico todo con detalles.

Las pruebas de Dave Lee son válidas pero incompletas para tener una foto real de la situación y magnitud del thermal throttling

En la prueba realizada con Adobe Premiere los resultados obtenidos demuestran que el MacBook Pro con Intel Core i9 ve penalizado su rendimiento cuando alcanza temperaturas altas. Quedando por detrás de equipos “menos” potentes.

Mbp 2018

La prueba consistían en renderizar un vídeo de una Red Epic 5K Scarlet a 4K H264. Y los tiempos logrados por los tres equipos son los siguientes:

  • MacBook Pro i7 (2017), 35 minutos y 22 segundos
  • MacBook Pro i9 (2018), 39 minutos y 37 segundos
  • Gigabyte Aéreo 15, 7 minutos y 18 segundos

Estos datos ya nos indican algo que choca, cómo es posible que el MacBook Pro de 2017 con un Intel Core i7 tarde 4 minutos menos que el modelo de 2018 con Intel Core i9, y tanto frente al modelo de Gigabyte. Pues bien, aquí es donde entra el tema del Thermal Throttling, las frecuencias de reloj y la optimización del software.

Potencia operativa nominal y optimización del software son la clave y parte de la explicación

Primero vayamos con los MacBook Pro. El modelo de 2017 montaba procesadores Intel Core i7 de séptima generación y cuatro núcleos a velocidades de 2,8Ghz y 2,9Ghz (Turbo Boost hasta 4,1Ghz). El procesador Intel Core i9 del MacBook Pro de 2018 trabaja a una frecuencia de 2,9Ghz (posibilidad de llegar hasta los 4,8Ghz gracias a Turbo Boost) y tiene seis núcleos.

Por tanto, si no entra en juego Turbo Boost y teniendo en cuenta la optimización de las apps para aprovechar el mayor número de núcleos posibles, era lógico pensar que el procesador Intel Core i7 del MacBook Pro de 2017 iba a rendir de forma muy similar al nuevo Intel Core i9 ya que la velocidad operativa nominal de cada núcleo es igual. Y esos dos núcleos extras igual en ese caso concreto no afecta tanto. Recordad que algo similar pasaba con los Mac Pro 2013, que había situaciones donde el modelo de 6 núcleos o incluso un iMac 5K rendía más que el Mac Pro de 12 cores.

Procesador

Si metiésemos en la ecuación la función Turbo Boost la cosa cambiaría, porque el procesador Intel Core i9 es capaz de llegar a 4,8Ghz frente a los 4,1Ghz del i7 7Gen y eso es una barbaridad. El problema, que la propia Apple ya lo advierte en su web.

Si eliges un procesador Intel Core i9, todo irá mucho más rápido. El procesador i9 incorpora Thermal Velocity Boost, que permite a la CPU aumentar la velocidad hasta los 4,8 GHz si la carga de trabajo y la temperatura del sistema lo permiten. Con una velocidad de 2,9 GHz (hasta 4,8 GHz con Turbo Boost), está diseñado para realizar todo tipo de tareas, desde compilar código hasta renderizar gráficos 3D y mucho más con un rendimiento increíble.

Luego, frente al equipo de Gigabyte tenemos la optimización del software. Adobe Premiere ofrece muchas ventajas cuando se ejecuta en equipos Windows por el propio desarrollo y porque en muchos ordenadores contamos con gráficas Nvidia y el soporte de CUDA.

En el Aero 15X usado por Dave Lee contamos con una gráfica Nvidia GTX 1070. Por los que aprovecha ese extra de rendimiento que ofrece CUDA mientras que en los Mac no podemos porque Apple apostó por OpenCL y gráficas AMD. Tecnología que al final ha decidido “matar” para ir a por su propia API gráfica que sin duda da para otro post independiente.

Dos buenos enlaces para entender hacia dónde apunta Apple con su cambio de API gráfica y todo el tema de OpenCL y OpenGL - iMac Pro llevado al extremo - Vulkan, la revolución silenciosa

Entendido esto, es lógico que el ordenador PC dé mejores tiempos de render. Así que volvamos a centrarnos sólo en los MacBook Pro. ¿Por qué las diferencias de tiempos? Por el Thermal Throttling. Algo que si recordáis ya hemos comentado en los análisis de los iMac 5K, que hasta el modelo de final de 2015 sufría a nivel de GPU.

Mbp I9

En el momento en que el nuevo MacBook Pro con Intel Core i9 alcanza temperaturas que considera peligrosas reduce su rendimiento. En el modelo de 2017 ocurre igual, ya os digo que esto no es nada nuevo ni afecta sólo a equipos de Apple (podéis comprobarlo con una simple búsqueda en Google para ver que marcas como Dell, Razer, etc… también tienen el problema), pero con dos núcleos menos posiblemente su capacidad para aguantar sea algo mayor.

Cuando se presentó y pudimos ver las opciones de configuración ofrecidas por Apple algunos ya tuvimos dudas acerca de la conveniencia o no de dicho i9. Estos procesadores i9 son potentes pero no hay tanta diferencia real frente al i7. Sí hay detalles que lógicamente lo posicionan como un procesador superior pero a veces no somos capaces de ver que no podemos tenerlo todo. Y a estos Intel Core i9 igual les queda una generación hasta poder usarse de forma efectiva en equipos de este tipo.

Apple posiblemente lo sepa pero es verdad que hiciese lo que hiciese siempre se la va a criticar y en muchas ocasiones de forma injusta. Pero deberíamos ser conscientes que como usuarios no podemos demandar la máxima potencia, la máxima autonomía y la máxima ligereza en un equipo. Algún compromiso hay que aceptar. Y Apple debería comunicar mejor sus decisiones cuando no ofrezca algo, ya sea por limitaciones de temperatura, espacio, o lo que sea.

Actualización:

En 9to5Mac han realizado más pruebas y en este caso con un dato interesante, desactivando dos de los seis núcleos de los Intel Core i9 el tiempo de exportación de un vídeo 4K con Final Cut Pro X es 18 segundos más rápido que usando los seis núcleos.

Además se comienza a hablar de cómo Apple no ha sabido adaptar un diseño del chasis que estaba pensado para unos componentes que no han evolucionado como se esperaba. Es decir, dando el salto de arquitectura de 14nm a 10nm. Lo cual no justifica que si ha ocurrido así Apple debería haber visto otras opciones como podría ser incluso el rediseño o aumento de grosor del cuerpo unibody de los Macbook Pro.

Así que seguir atentos a todo este tema si tenéis pensado comprar uno de los nuevos MacBook Pro de 15". Nosotros seguiremos actualizando con más datos a medida que tengamos novedades.

Actualización 2:

Intel ha eliminación la opción de descarga de su aplicación Intel Power Gadget, la que se ha usado estos días para ver los cambios de frecuencia en los nuevos portátiles de Apple. Más allá de teorías acerca de si quieren evitar que se conozcan los datos reales parece ser que la herramienta debe ser actualizada porque puede que los cambios de frecuencia no los esté mostrando de forma precisa.

Con esto no decimos que el problema de temperatura no exista. Como ya se ha visto en otros vídeos y pruebas realizadas por más usuarios el calentamiento provocado por estos chips y el diseño, tanto del chasis como del sistema de refrigeració, de los MacBook Pro es real.

Actualización 3:

Apple ha lanzado una actualización suplementaria para macOS High Sierra 10.13.6 con la que dicen solucionar el problema de rendimiento en los Macbook Pro de 2018. Esta actualización no sólo mejora el rendimiento en los equipos de 15" con Intel Core i9, también en el resto de gama incluida los MacBook Pro de 13".

No obstante, esta actualización no va a acabar con el problema del thermal throttling. Es decir, siempre va a seguir existiendo porque como decíamos es algo a lo que fabricantes de equipos y la propia Intel ha recurrido para lograr que sus chips entren en equipos tan delgados. Pero esas caídas tan acusadas que hemos visto en muchos benchmark se reducirán.

Según Apple, respecto a la gama de 2017 el modelo de 15" de 2018 es un 70% más rápido y los de 13" hasta dos veces más rápido que su antecesor. Comparados con el rendimiento previo a la actualización algunas fuentes indican un 35% más de rendimiento. En cuanto tengamos más datos los añadiremos.

¿Merecen la pena los nuevos MacBook Pro?

Mbp 15

Con todo lo anterior expuesto y sin que pueda parecer una defensa a ultranza (algo que de ser considerado sería extensible para cualquier fabricante), creo que los nuevos MacBook Pro son equipos realmente interesantes que demuestran que Apple se pone las pilas y vuelve a dar motivos para llamar Pro a sus equipos.

Los nuevos MacBook Pro son equipos muy potentes aunque puede que aún no sea el momento de empezar a usar procesadores Intel Core i9

El problema es que los procesadores Intel core i9 puede que aún no estén preparados de forma óptima para trabajar en equipos así. De modo que los usuarios que estén buscando potencia bruta igual deberían optar mejor por otras opciones. Equipos como los iMac, iMac Pro o incluso esperar a ese próximo Mac Pro renovado.

Lo del Thermal Throttling es algo que va a estar con nosotros hasta que se encuentren soluciones de refrigeración realmente eficientes. No obstante y puede que cueste verlo aún, en el futuro serán las eGPU las que nos darán ese extra de potencia y posiblemente evite estos problemas de temperatura.

En breve tendremos nuestra propia unidad para probar aquí en Applesfera. Con la que podremos sacar más y mejores conclusiones de este tema, y todo lo que tienen que ofrecer estos nuevos equipos. Y de paso poder contaros qué equipo podría interesaros más según casos de uso.

En Applesfera | El MacBook Pro más caro que te puedes comprar

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos