Síguenos

Una de las primeras cosas en la que muchos han reparado al utilizar iTunes 9 es que sigue siendo una aplicación de 32 bits. La misma Apple que presume de las bondades de los 64 bits entre las tecnologías de Snow Leopard, lanza la que sin duda es su aplicación más popular (solo hace falta hacer las cuentas y pensar en los millones de iPods vendidos hasta la fecha, no solo a usuarios de Mac) en algo que parece ser sinónimo de lento, malo y antiguo.

John Nack, una de las voces más escuchadas de Adobe, publicaba el otro día un curioso artículo en respuesta a otro escrito por el no menos mediático John Gruber (Daring Fireball) que finalmente ha cerrado el tema con una tercera y última pieza de lectura.

En el pasado, Adobe ha sido duramente criticada por no lanzar su Creative Suit (con aplicaciones como Photoshop) para Mac en 64 bits (cosa que sí hace en Windows y que va a ser corregida en la próxima versión, la CS-X) y estos siempre han argumentado que hasta ahora sencillamente no habían tenido el tiempo y los recursos necesarios como para acometer la mastodóntica tarea de reescribir todo el código de C++ en Objetive C y dejar atrás de una vez Carbon, la antigua API de Apple (anclada en los 32 bits), para dar el salto a Cocoa (con soporte de 32 y 64 bits).

Por eso, no es de extrañar la reacción de John (Nack) al ver como su tocayo se preguntaba si iTunes 9 seguía siendo una aplicación de 32 bits sobre Carbon al tiempo que establecía que “los 64 bits son el futuro, y el único camino a estos es Cocoa, así que algún día sucederá (el cambio de framework)”. Así, Nack se pregunta a su vez lo que piensa la gente que le va a aportar que una aplicación como iTunes pase a Cocoa y 64 bits.

“¿La gente tiene problemas de rendimiento con iTunes? Yo nunca los tuve. La aplicación filtra mi librería con más de 3000 elementos tan rápido como puedo escribir, hace un trabajo estupendo con el vídeo en HD y las portadas de los discos vuelan en Cover Flow. ¿Quieren que iTunes utilice más de 4GB de RAM? Creo que tranquilamente puedo asegurar que no. ¿Tienen algún problema con su interfaz (por ejemplo, la barras de scroll no estándares) y creen que Cocoa va hacer que iTunes parezca más ‘Mac’? De nuevo, no creo que eso sea un problema. Así que, ¿entonces? Dejadme decidlo de otro modo: Si pudieseis controlar los esfuerzos del equipo de iTunes, ¿por qué le dirías (como usuario) que gasten su tiempo en Cocoa y/o los 64 bits a expensas de no poder hacer otras cosas que los usuarios demandan? Veréis, si yo fuese un product manager más inteligente, flojo, y/o cínico simplemente me callaría, me relajaría y diría ‘Photoshop CS-X es de 64 bit y está basado en Cocoa, ¡así que deberíais comprarlo!’ Si alguien se atreviese a preguntar como estos hechos les van a beneficiar, tan solo repetiría ‘¡Pero es COCOA! ¡y 64 BITS! Así que, es como… ¡¡AUTOMATICAMENTE FANTÁSTICO!!‘”

Lo que Nack trata desesperadamente de decir es que los 64 bits no son ningún tipo de panacea y que a priori, el esfuerzo necesario para migrar de Carbon a Cocoa no se traduce en que cualquier aplicación pueda verse mágicamente beneficiada. En Photoshop, los 64 bits SÍ serán bien recibidos y aquellos usuarios que trabajen archivos de gran tamaño notarán sí que notarán un rendimiento mayor (según las pruebas de Adobe, hasta 10 veces mayor al manipular una imagen de 3750 megapíxeles de nada). Sin embargo, ¿cuales serían las ventajas para una aplicación como iTunes?

De vuelta al otro campo, Gruber puntualiza que “Lo que de verdad importa son las funcionalidades y la experiencia de usuario, no las tecnologías de desarrollo utilizada para lograrlas. Cuando digo que es inevitable que Apple mueva iTunes a Cocoa y 64 bits, no es por que estas dos cosas puedan mejorar dramaticamente el software, sino por que Apple está reescribiendo todas sus aplicaciones integradas en el sistema a 64 bits.” Efectivamente, al pie de la web de Apple sobre las tecnologías de Snow Leopard hay una nota que indica: “Todas las aplicaciones del sistema se han reescrito en 64 bits, excepto Reproductor de DVD, Front Row, Grapher, iTunes y X11.”

“Casi todo el sistema funciona ahora en 64 bits. ¿Para que queremos un Dock de 64 bits? ¿La vida de alguien ha cambiado por que la aplicación Diccionario sea de 64 bits? Por supuesto que no. Algunas aplicaciones sí ganan una mejora tangible en su rendimiento al pasar a 64 bits, pero la razón por la que Apple está llevando casi todas sus aplicaciones a 64 bits es sencillamente por que consideran que es el mejor modo de hacer el software de Mac. Están enseñando con el ejemplo, preparándose para el futuro.”

Finder es un buen ejemplo de todo esto. En Snow Leopard, Finder ha sido portado de los 32 bits a los 64 y de Carbon a Cocoa, y pese a eso, la mayoría de usuario no notarán la menor diferencia. Sin embargo, Cocoa y los 64 bits son el futuro de Mac OS X y para muchas nuevas APIs, también son el presente. Leopard inició la tendencia dejando las APIs obsoletas atrás y portando solo las nuevas a 64 bits, y la versión mejorada del entorno de ejecución Objetive-C 2.0 introducido en Leopard también es solo de 64 bits. Ahora, Snow Leopard ha continuado por este camino y muchas de las mejoras del entorno Objetive-C 2.1 y APIs como QuickTime X solo están disponibles para las aplicaciones de 64 bits.

En resumen, cada vez existen más APIs y funciones de Mac OS X que solo están disponibles para aplicaciones de 64 bits y dado que Apple ya anunció que no desarrollaría una versión de 64 bits de Carbon, el único camino posible que queda es Cocoa. Carbon no desaparecerá pronto, a fin de cuentas hay mucho trabajo pendiente (las aplicaciones profesionales de la propia Apple como Final Cut Studio utilizan Carbon) y aunque mañana lanzasen una nueva versión portada a Cocoa de todas las aplicaciones seguirían existiendo muchos usuarios que no estarían dispuestos a volver a pasar por caja tan pronto. Esta sí es una transición que llevará más tiempo pero cada vez serán más las ventajas de utilizar aplicaciones con Cocoa y es que cada vez que Apple implementa una mejora en este, todas las aplicaciones basadas en él se benefician automáticamente. Una de las mejoras más recientes y visibles de cara al usuario es el menú contextual de Servicios que tan solo muestra los que son adecuados para la aplicación que estás usando en lugar de todos los disponibles. Para algunos solo son detalles pero, ¿no dicen que el diablo está en los detalles?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios